El capitán Javier Montojo, en una imagen facilitda por la Armada Española.
El capitán Javier Montojo, en una imagen facilitda por la Armada Española.

Fallece un capitán de fragata isleño en la Antártida al caer del buque oceanográfico 'Hespérides'

El buque se dirige al puerto argentino de Usuahia para proceder a la repatriación de Javier Montojo Salazar

SAN FERNANDOActualizado:

Un militar español falleció en la noche del viernes en la misión que desarrollaba en la Antártida. Se trata del capitán de fragata Javier Montojo Salazar, destinado en la Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa y participante en uno de los proyectos de investigación que desarrolla el buque de investigación oceanográfica 'Hespérides'.

Montojo Salazar iba a cumplir 53 años el próximo mes de mayo y llevaba muchos años viviendo enSan Fernando, aunque fuentes del Ayuntamiento de esta ciudad detallaron que había nacido en Ferrol. Montojo estuvo hasta el año pasado destinado en el Observatorio de Marina de La Isla. Actualmente, residía en Cádiz capital junto con su mujer y su hija.

Se da la casualidad de que el marino era descendiente de Saturnino Montojo, quien fue director de este observatorio durante los años 1817 a 1856. En los años que estuvo destinado en este emplazamiento, Montojo Salazar se distinguió por las charlas divulgativas que ofreció.

Repatriación

El capitán de fragata navegaba a bordo del Hespérides cuando desapareció en las proximidades de la base española 'Juan Carlos I' en la isla Livingston, en la Antártida. Se inició la búsqueda en la mar con todos los medios disponibles y seis horas después se localiza el cuerpo, procediéndose a su recuperación», informaron este sábado fuentes de la Armada.

Según el Ministerio de Defensa, fue visto por última vez a las 6 de la tarde del viernes, hora local. Aunque se desconocen las causas del accidente, todo parece indicar que estaba solo en cubierta en el momento del fatal accidente.

Actualmente, los restos mortales del capitán de fragata se encuentran a bordo y el buque navega en demanda de Usuahia (Argentina), donde tiene previsto llegar el lunes por la mañana, para proceder a su repatriación. Un avión del Ejército del Aire podría encargarse de la misma.

La familia ya ha sido informada y se encuentra apoyada por un equipo de miembros de la Armada.

El capitán de fragata había participado en numerosos proyectos vinculados a la investigación. Uno de los más llamativos fue el que desarrolló en el Observatorio de Marina de San Fernando (de cuya sección de Astronomía era el responsable)para la detección de basura espacial. En dicho proyecto, junto con el teniente de Navío Lluis Canals y el Ingeniero técnico Ricardo López, buscaba estos desechos y localizó objetos del espacio desde la tierra. El objetivo de este proyecto, desarrollado en 2016, era crear un catálogo de desechos por parte de la Agencia Aeroespacial Europea.

De hecho, el militar se encontraba en la Antártida en calidad de investigador como miembro del equipo científico que se encuentra desarrollando el Galileo, un sistema de navegación por satélite europeo. El 'Hespérides' partió del puerto de Cartagena (Murcia) el pasado 24 de noviembre y llegó a la Antártida en enero.

Hay que recordar que la misión del Hespérides siempre se ha nutrido de marinos gaditanos. No en balde, se hizo muy popular la imagen que, hace justo un año, varios compañeros del militar fallecido, protagonizaron en el continente helado al llevar una bandera del Cádiz CF.

La Armada lleva presente en la Antártida desde 1988. En ese año, se puso en marcha la base de investigación Juan Carlos I, donde se encontraba Montojo Salazar destinado.