SUCESOS

«¡Me he escapado dos veces de prisión, a la tercera voy a por vosotros!»

El delincuente, detenido cuando circulaba con un coche robado en dirección contraria por Cádiz y que agredió a varios policías, sale en libertad con cargos

Actualizado:

Moisés F. G., 'El Moi', a punto de cumplir los 33 años suma ya 36 detenciones en su historial delictivo. Más de un arresto por año. El último le cayó la madrugada del pasado miércoles cuando intentaba robar un coche. Armado con una radial, una bolsa con herramientas y varios utensilios más que al parecer había cogido ‘prestado’ de una Renault Kangoo, se dirigió hacia San Severiano y allí eligió para esa noche un Ford Fiesta de color blanco. Sin pensarlo forzó la cerradura, lo arrancó sin muchos problemas y, en torno a las dos de la mañana, ya al volante, decidió circular a toda velocidad y en sentido contrario por la avenida de Portugal.

Tras recibir el aviso en Jefatura, un coche de Policía Local lo localiza y comienza a perseguirlo hasta que tras varios giros casi imposibles, 'El Moi' decide intentar escapar a pie. Los agentes lo atrapan aunque uno de ellos se lesiona la rodilla al caer con él. La lucha no acaba aquí. Cuando lo llevan al coche policial empieza a golpearse y rompe una de las ventanillas de una patada. Su actitud es completamente agresiva. Aún así, los locales al verlo herido y tras leerle sus derechos lo llevan al médico. Allí monta otra de sus escenas. Una vez que va a ser explorado por el facultativo de urgencias comienza a golpearse la cabeza contra la pared, le quita un bolígrafo al sanitario y amenaza a los que se encuentran en la sala de curas con herirles si no le dejan marchar. Incluso, intenta clavarse el boli en el cuello aunque los agentes finalmente lo impiden. No hay manera de que ceje en su actitud. «¡Me he escapado dos veces de prisión, a la tercera voy a por vosotros!», «¡Cuando os coja de paisanos, os mato!», grita. Marcha a los calabozos y de ahí a la Comisaría de Policía Nacional donde se le vigilará hasta que pase a disposición judicial.

En el calabozo

Horas después, lejos de calmarse, este viejo conocido de los agentes cada vez está más excitado. Tanto es así que de nuevo agrede a una de las funcionarias cuando ésta intenta tomarle las huellas. Cuando otros agentes de refuerzo intentan reducirlo logra salir del calabozo corriendo y en su huida vuelve a herir a otra policía que se pone en su camino. Finalmente es reducido y llevado a la celda.

Ayer por la mañana era llevado ante el juez. Con su ficha policial repleta de delitos tales como resistencia y desobediencia, multitud de hurtos, robos con violencia e intimidación, agresión, etc, tras pasar por el juzgado número 2 (de guardia) salía en libertad con cargos a la espera de juicio.

Entre sus antecedentes se recuerda especialmente cuando en 2002, con 19 años, se enfrentó a unos agentes en la Punta y a dos de ellos les llegó a clavar un puñal en la cabeza. O recientemente, cuando tras fugarse de la cárcel llegó a cometer hasta once hurtos en tan sólo cinco días. Ahora, tras este último episodio, la Policía investiga si Moisés está detrás de varios robos con fuerza en vehículos y establecimientos cometidos en Cádiz.