LA VOZ
SENDERISMO

Las diez rutas de senderismo para hacer en otoño en la provincia de Cádiz

La sierra de Grazalema, la Bahía de Cádiz, la Janda y los Alcornocales esconden rincones únicos para caminar

CádizActualizado:

Al igual que el verano invita a la playa y la desconexión de cara al mar, otoño es la estación perfecta para recuperar el pulso con largos paseos esquivando los rigores climáticos del estío y el invierno. La provincia de Cádiz alberga innumerables rutas para disfrutar de la naturaleza y practicar senderismo en los ratos libres.

La sierra es manantial inagotable de riqueza paisajística, cultural y gastronómica; la Janda combina la belleza de la costa con un terreno abrupto y rincones históricos. Especies endémicas como el pinsapo convierten en único el paraje que discurre entre Grazalema y Benamahoma. La bahía es un perfecto enclave para el estudio ornitológico. ¿Y los Alcornocales? Decenas de lugares para hacer camino al andar. LA VOZ te propone estos diez, pero hay muchos más por descubrir.

12345678910
  1. Puerto de las presillas-Llanos del Endrinal

    El Peñón Grande, en Grazalema, en el camino hacia las Presillas.
    El Peñón Grande, en Grazalema, en el camino hacia las Presillas. - J. M. A.

    Ruta de dificultad media, con especial dureza en su inicio por la pendiente de la subida. Arranca desde el parking de Grazalema, que queda a la derecha antes de la entrada al pueblo, y en ese ascenso se disfruta a la derecha de las paredes del Peñón Grande.

    El paisaje se vuelve mucho más asequible con la llegada al Llano del Endrinal. Aparte de la flora típica del lugar es frecuente observar a las vacas y cabras alimentándose entre los pastos. En el puerto de las Presillas el visitante se encuentra con antiguos pozos de nieve.

    El sendero a la derecha permite culminar esta etapa circular alcanzando el puerto del Boyar, el mejor mirador para disfrutar de la sierra gaditana. En un pequeño paseo junto al margen del arroyo se termina en el punto de inicio de la ruta.

    Circular. Distancia: 7,4 kilómetros; Duración: 3,5 horas. Dificultad: Media.

  2. El Majaceite

    El río Majaceite acompaña durante todo el camino.
    El río Majaceite acompaña durante todo el camino. - J. M. A.

    Un clásico de la sierra por la belleza del paisaje y porque es asequible tanto para niños como para mayores, sin necesidad de estar en buena forma. Es un sendero lineal que comunica El Bosque con Benamahoma en un paseo junto al río Majaceite de apenas cinco kilómetros y completamente llano.

    Chopos, fresnos y olmos escoltan el sendero, procurando una temperatura agradable sin importar la estación del año, y con suerte se puede ver alguna nutria. Quedan restos de los antiguos molinos, que aprovechaban el curso del agua para generar energía, y la antigua central eléctrica.

    Lineal. Distancia: 5 kilómetros (ida); Duración: 2 horas (ida). Dificultad: Baja

  3. El Torreón

    El ascenso al Torreón regala estas vistas.
    El ascenso al Torreón regala estas vistas. - l. v.

    Subida al techo de la provincia de Cádiz, al pico más alto (1.654 metros). Cuenta con varias restricciones debido a que se encuentra dentro de la Reserva Natural. No se puede acceder con mascotas y está cerrado del 1 de junio al 15 de octubre para evitar el riesgo de incencios. Además, hay que inscribirse (de forma gratuita) señalando la visita en el correo cvelbosque@reservatuvisita.es o en el teléfono: 956709733.

    Duro sendero con un desnivel de 779 metros. El punto de inicio se encuentra en la A-372, la vía que une Benamahoma con Grazalema. Existe un parking con la indicación del Torreón. A partir de ahí, un inicio tranquilo y una subida constante, sin agua potable ni sombra, y con la agradable presencia de cabras montesas.

    Casi al final el sendero no es fácilmente visible y toca subir incluso ayudándose con las manos. Un pequeño tramo que merece la pena con las vistas que se encuentran un poco más arriba. Toda la provincia de Cádiz, la sierra, el pinsapar, el Estrecho de Gibraltar y el Peñón y hasta las provincias de Málaga y Granada en días claros.

    Lineal. Distancia: 3 kilómetros (ida); Duración: 2 horas. Dificultad: Alta.

  4. Los acantilados de Barbate

    Los acantilados de Barbate y Caños de Meca.
    Los acantilados de Barbate y Caños de Meca. - LA VOZ

    Ruta recomendable con tiempo agradable, sin excesivo calor ni lluvia y en una jornada clara, sin nubes, para disfrutar de las vistas. Sendero muy asequible, de dificultad baja por su mínimo desnivel aunque durante buena parte del trayecto se camina sobre la arena.

    Arranca desde la playa de la Hierbabuena, pasado el puerto de Barbate, y discurre junto al mar en una zona de preciosos acantilados. Destaca la torre vigía y el paisaje costero con un denso pinar y enebral. Cuenta con puntos miradores para tener el mar a tus pies.

    El último trayecto discurre entre pinares y acaba en el dunar de los caños de Meca.

    Lineal. Distancia: 3 kilómetros (ida); Duración: 2 horas. Dificultad: Alta.

  5. Pinsapar

    Este pinsapo sólo se puede ver en Grazalema y Ronda.
    Este pinsapo sólo se puede ver en Grazalema y Ronda. - LA VOZ

    Una de las rutas estrellas de la provincia de Cádiz. Al encontrarse dentro de la Reserva Natural, es obligado disponer de permiso (pedirlo en cvelbosque@reservatuvisita.es o en el teléfono: 956709733) y está cerrado del 1 de junio al 15 de octubre salvo si se accede con empresas turísticas.

    El pinsapo es una variedad de abeto que sólo se puede ver en esta zona de la Sierra de Grazalema y la Serranía de Ronda. Por ello este lugar es reserva de la biosfera y Parque Natural. ¿Dónde está el punto de inicio? En el cruce de la carretera A-372 que une El Bosque con Grazalema, se toma por la CA-9104 en dirección Zahara de la Sierra. A un kilómetro de distancia se encontrará un área de descanso a pie de carretera con aparcamientos donde se encuentra el inicio del sendero.

    El sendero es lineal, de 10,5 kilómetros. Arranca cerca de Grazalema y termina en Benamahoma. El primer tramo es duro, de subida, hasta alcanzar el puerto de las cumbres, sin apenas sombra. En ese punto se divisa el Torreón (el pico más alto de la provincia), el San Cristóbal y el Puerto de las Palomas. En el descenso, el senderista se sumerge en el maravilloso bosque de pinsapos. Es una ruta donde la dureza radica especialmente en la duración, pues se necesitan casi 5 horas, y luego está el regreso (o tomar el bus de vuelta en Benamahoma).

    Lineal. Distancia: 10,5 kilómetros (ida); Duración: 5 horas. Dificultad: Media.

  6. Picacho

    Vistas desde la cima del Picacho.
    Vistas desde la cima del Picacho. - J. M. A.

    Ruta corta, de 3,3 kilómetros, pero bastante exigente por el desnivel de 500 metros. Arranca desde el km 13-14 de la carretera A-2304 (Alcalá de los Gazules-Ubrique), donde está el área recreativa El Picacho. Desde las faldas se observa el pico hasta el que hay que trepar y que impresiona por su altitud.

    Una laguna da la bienvenida al visitante, antes de comenzar a subir.El paisaje típico del parque natural de los Alcoroncales acompaña durante la senda, que tiene como plato fuerte el punto final: la vista desde los casi mil metros del Picacho, en donde se puede coincidir con bandadas de buitres. Un balcón no apto para los que sufren de vértigo severo.

    El camino se puede alargar, y mucho, si a los pocos metros de la bajada se crestea en dirección al Aljibe, otro lugar mítico de los Alcornocales, el punto más alto de la zona.

    Lineal. Distancia: 3,3 kilómetros (ida); Duración: 1,40 horas. Dificultad: Media.

  7. Los Toruños

    Atardecer en Los Toruños.
    Atardecer en Los Toruños. - ANTONIO VÁZQUEZ

    Sierra, playas, y ahora toca marismas. El parque natural de Los Toruños, que se despliega entre El Puerto y Puerto Real, permite conocer de cerca las marismas mejor conservadas de la zona. Sendero muy cómodo para toda clase de edades y accesible a pie y también en bicicleta.

    Comprende alrededor de cinco kilómetros que se pueden recorrer en dos horas en un recorrido lineal. El sendero está perfectamente señalizado, muy amplio, y combina la pista forestal con los palés de madera en las zonas necesarias para la mejor conservación y por supuesto en el puente que cruza el río San Pedro y que ofrece vistas maravillosas.

    Destaca por su riqueza ornitológica: se puede encontrar al correlimo, chorlitejo, aguja, andarrío, archibebe, chorlito, zarapito, ostrero, avoceta, cigüeñuela, cientos de gaviotas... y miles de cangrejos. Además, se han habilitado torres miradores para adquirir una mejor perspectiva desde las alturas.

    Se accede por un sendero junto a la venta del Macka, en Valdelagrana (El Puerto), o se puede iniciar en la casa de Los Toruños. Esta ruta finaliza en la desembocadura del río San Pedro, el final de la playa de Levante, pero los numerosos caminos permiten improvisar y es recomendable la incursión en el pinar y llegar incluso hasta el Campus Universitario de Puerto Real.

    Lineal. Distancia: 5,2 kilómetros (ida); Duración: 2 horas. Dificultad: Baja.

  8. La garganta verde

    La cueva de la Garganta Verde.
    La cueva de la Garganta Verde. - Andalucía.org

    Otro clásico de la sierra de Cádiz. La garganta verde ha sido horadada en el tiempo por la erosión producida en la roca por el arroyo Bocaleones. Así se ha fraguado uno de los lugares mágicos de esta provincia: la ermita que espera al final del camino.

    Para empezar el sendero hay que tomar la A-372 desde Grazalema hacia Benamahoma. Tras recorrer 1,5 km girar a la derecha y tomar la CA-9104 hacia el Puerto de la Palomas. Después de haber recorrido unos 10 km, el sendero se inicia a nuestra izquierda sobre esta carretera. También podemos llegar desde Zahara de la Sierra.

    La ruta es lineal y durante la ida todo el camino es de descenso (la dificultad estriba en el regreso, porque es sin parar de subir). Con cuidado porque algunas piedras resbalan, la senda es perfecta para los iniciados. El paisaje es sobrecogedor, más cuando uno se interna entre las paredes verticales. La ermita es un maravilloso regalo para poner el broche. Se puede continuar la bajada con alguna compañía que ofrece la posibilidad de hacer descenso de cañones.

    Es necesaria la autorización escribiendo a cvelbosque@reservatuvisita.es o llamando al teléfono 956709733. Del 15 de junio al 15 de octubre sólo se podrá acceder hasta el primer mirador, excepto para barranquismo.

    Lineal. Distancia: 2,5 kilómetros (ida); Duración: 1,40 horas. Dificultad: Alta.

  9. El salto del cabrero

    El impresionante tajo conocido como el Salto del Cabrero.
    El impresionante tajo conocido como el Salto del Cabrero. - Diputación

    El salto del cabrero es uno de los emblemas de la Sierra de Cádiz. Ese tajo, la roca partida en dos mitades, se erige en mitad del parque para disfrute de los visitantes que se asoman a los miradores. Es una ruta clásica de la zona, pero desde hace varios años ya no se puede hacer desde El Puerto del Boyar al transcurrir por una propiedad privada que impide el paso.

    Aún así, se puede llegar a este punto partiendo desde Benaocaz, el otro punto de la ruta. Justo antes de llegar al hotel Los Chozos se sitúa el aparcamiento que se marca como origen. Hay que ascender hasta el puerto de Don Fernando, atravesando el arroyo Pajaruco.

    Bien señalizados se encuentran los miradores para observar la falla. Durante el camino hay una intersección en la que se puede elegir ver el salto del Cabrero desde abajo (un camino más duro por el ascenso posterior) o desde arriba. No es necesario pedir permiso y el acceso es libre durante todo el año.

    Lineal. Distancia: 4,5 kilómetros (ida); Duración: 2 horas (ida). Dificultad: Media.

  10. El río de la Miel

    Una de las pozas del Río de la Miel.
    Una de las pozas del Río de la Miel. - J. M. A.

    Una ruta fácil y muy diferente, con rincones que uno no se espera encontrar en el Campo de Gibraltar. Se accede desde la barriada de El Cobre, en Algeciras, a unos trescientos metros del antiguo acueducto conocido como los Arcos del Cobre. A partir de ahí, el senderista penetra en un mundo completamente aparte.

    Vegetación abundante en esta selva tropical del Parque Natural de los Alcornocales, el rumor del agua acompaña en el camino. El río de la Miel traza el sendero paralelamente, y hasta obliga a cruzar por un puente de estilo medieval.

    Se reserva lo mejor para el final. Dos pozas de agua transparente para refrescarse en tiempos de calor. El final del camino cuenta con una bella cascada.

    Lineal. Distancia: 2,4 kilómetros (ida); Duración: 1 horas (ida). Dificultad: Baja.