Imagen de la caída de ramas del ficus a la acera
Imagen de la caída de ramas del ficus a la acera - LA VOZ
CÁDIZ

Se desprende una sección de las ramas del ficus del hospital de Mora

El tronco cayó al suelo sin provocar daños personales y fue acotado su perímetro

El Ayuntamiento descarta que el accidente se deba a "falta de poda" o "daños previos" en el ejemplar y anuncia que este lunes se reanudará una poda aérea

CÁDIZActualizado:

Susto a pocos metros de la playa de La Caleta. Una rama del ficus del hospital de Mora se ha desprendido de la copa hasta caer a plomo al suelo sin provocar daños personales. Tanto Policía Local como los bomberos han balizado la zona para impedir el paso y preservar la seguridad de peatones y vehículos. Por su parte, el servicio de mantenimiento de la Delegación de Parques y Jardines, en coordinación con la empresa adjudicataria del servicio Licuas S.A. han retirado los restos de ramajes y han realizado una valoración del estado del árbol en la que se ha determinado que la causa de la caida es "debida al peso de la madera generada en la rama",

El Ayuntamiento señala en un comunicado que "el ejemplar no presenta falta de poda". Además, "inicialmente no se observan daños previos". Este lunes, según la misma nota municipal, un técnico realizará un informe más detallado y se reanudarán los trabajos de poda aérea sobre el ejemplar.. En el mismo comunicado se advierte que el origen de la caída de las ramas puede estar en los efectos provocados en el ejemplar por el último temporal.

El árbol se encuentra Junto a la facultad de empresariales, en La Viña, y es conocido como 'El árbol del Mora', ya que el edificio de la Universidad albergaba el Hospital de Mora. El ficus son dos arboles que fueron plantados en los días de la construcción del edificio anexo, que viene a ser antes del año 1903. Es un árbol que ha crecido a lo ancho más que a lo alto, con unos perímetros de 9.8 y 10.5 metros respectivamente.

Cabe recrodar que un ejemplar idéntico al gaditano se encuentra situado en la plaza de Santo Domingo, en Murcia, y este árbol fue noticia el 28 de junio de 2017 cuando un crujido alertó de la caída de una de sus secciones. Se vinieron abajo entre 12 y 15 toneladas de ramas. Pese a la espectacularidad del accidente no hubo heridos graves. Este accidente obligó a una profunda poda. Este árbol contaba con un sistema de protección a su alrededor para evitar que las caída de las ramas llegaran al suelo, sin embargo, el peso arrambló con la estructura que lo rodeaba. En mayo del año 2000, la caída de una rama de este árbol, en el centro de Murcia, mató a un hombre de 56 años que pasaba por la plaza. A raíz de este siniestro se tomaron medidas de protección.

El peligro que suponen estos ficus gigantes también ha llevado al Ayuntamiento de Sevilla, otro de los municipios donde hay ejemplares similares al gaditano del Hospital de Mora, a tomar mediadas de poda. Se ha actuado sobre los que se encuientran en San Jacinto, jardines de Murillo y parque de María Luisa.

El ficus gaditano tiene una curiosa historia. Se cuenta que dos monjas trajeron los arboles en macetas por barco desde la India y que iban con destino al norte de España. Pero la casualidad hizo que una de ellas se pusiera enferma y tuvo que quedarse en Cadiz, entonces los ficus se plantaron en la ciudad y echaron unas fuertes y profundas raíces. Mantenerlos es un problema para los jardineros del Ayuntamiento debido al amplio volumen y el tamaño de sus ramas.