INFRAESTRUCTURAS

Despidos tras la eliminación del peaje de la AP-4

Unos 150 puestos de trabajo peligran con la liberalización de dos autopistas, entre ellas la Cádiz-Sevilla, a primeros del próximo año

CÁDIZActualizado:

La eliminación del peaje de la autopista entre Sevilla y Cádiz a partir del 1 de enero de 2020 tiene, pese a todo, una importante desventaja. Se trata de la pérdida de puestos de trabajo. Todo apunta a que la concesionaria de la explotación de esta carretera, Abertis, no tiene intención de reubicar a la plantilla, una vez que expire la concesión.

Así, el sindicato USO ha alertado del riesgo inminente de despido de al menos 150 trabajadores de Abertis-Autopistas. Según explican desde el sindicato, los trabajadores del sector de las autopistas aguardan con inquietud el fin de la concesión de las autopistas de peaje, especialmente las más inminentes, la AP-7, entre Cambrils y Alicante (dos tramos, Cambrils-Valencia y Valencia-Alicante), y la AP-4, que une Sevilla y Cádiz, que levantarán barreras a 31 de diciembre.

La empresa concesionaria no contempla la recolocación del personal de cobro y vigilancia

«No es una cuestión de peaje o no peaje, esos son asuntos de política en los que no nos compete opinar. Nosotros solo pedimos que los trabajadores no quedemos siempre como el eslabón más débil de todas las reestructuraciones de sectores, que esa reconversión de modelo se haga de forma ordenada. Desde USO, pedimos que nos tuvieran en cuenta en las licitaciones, pero aún no sabemos nada del pliego y sus condiciones», señala Juan Jesús Atienza, responsable del sector de Autopistas de esta central sindical. «Nos han dicho que la publicación de la nueva licitación es inminente, estamos preocupados. Dicen que garantizan el empleo para los trabajadores de mantenimiento, que se aseguran todos, como ya ocurrió en la AP-1 en Burgos, pero los de atención a peajes y los de oficinas están en el aire. Son unos 150 trabajadores los que atienden a distancia y vigilan las casetas de cobro. Para estos trabajadores no nos dan una salida, y nosotros estamos peleando por la garantía de empleo para todos, pedimos una mediación con Abertis para recolocaciones en el grupo», continúa Atienza.

El sindicato USO teme más despidos en 2021 cuando finalice la concesión de otras dos autopistas

El delegado de USO incide en que «estamos escuchando muchas ocurrencias sobre qué hacer con las autopistas en estos días. Ya en marzo nos dijeron que el nuevo modelo tras el rescate no existía, y que habría que diseñarlo, pero estamos en agosto y seguimos sin verlo. Hay trabajadores que en cuatro meses pueden estar en el paro y no mueven ficha. Y la sangría será peor el próximo año. En agosto de 2021 finalizan más concesiones, la AP-7 entre Salou y La Jonquera, la AP-2 entre Zaragoza y El Vendrell, y también la autopista de Mataró, Mongat-Palafolls, gestionada por la Generalitat, que debe igualmente ponerse manos a la obra».