SUCESOS

Descubren una 'narcolancha' escondida en una nave de El Puerto y detienen al supuesto vigilante

Un agente fuera de servicio dio la voz de alarma cuando vio en el Poblado de Doña Blanca un camión que cargaba la semirrígida. La Policía Nacional ha arrestado ya a un supuesto implicado

El conductor del vehículo salió a pie huyendo. Los agentes encontraron además un tractor, gps, 90 bidones de gasolina, varios móviles y comida perecedera. Todo indica que preparaban un alijo

Actualizado:

El pasado 5 de enero, mientras muchos disfrutaban ya o se preparaban para ir a las cabalgatas del Día de Reyes, un policía de El Puerto fuera de servicio vio algo que le pareció bastante sospechoso por una zona rural del Poblado de Doña Blanca, pedanía portuense. Ocurrió en torno a las dos y media de la tarde cuando este agente transitaba por unos carrilles anexos al río Guadalete. En una nave industrial habían escondido un camión tipo tráiler que cargaba una potente embarcación semirrígida y tres motores, lo que suelen utilizar los narcos para alijar hachís.

Además observó como en las inmediaciones de la citada nave había un hombre que, en actitud también sospechosa, parecía que se encontraba vigilando las instalaciones. El agente dio entonces aviso a la comisaría de El Puerto y al poco tiempo, acudieron al lugar dos 'zetas' que se encontraban de servicio, siendo guiados en todo momento por el policía que había dado la alerta.

Los radiopatrullas se acercaron con cautela y cuando se aproximaban a la nave, se percataron de que había un individuo agachado, intentando esconderse. Al verlos salió huyendo. Le persiguieron y lo interceptaron y detuvieron a pocos metros. Resultó ser un vecino de La Línea de 21 años.

Una vez arrestada esta persona, continuaron hasta llegar a la citada nave. La rodearon y vieron a otro individuo saliendo de su interior que huyó a la carrera perdiéndose entre los cañaverales de la zona.

Todo listo para un alijo

Al acceder a la instalación que se encontraba abierta, los agentes comprobaron como exactamente la sospecha de su compañero cobraba todo el sentido. El camión de grandes dimensiones tenía en su remolque una lancha semirrígida y tres motores. Además junto al camión, encontraron un tráctor (que también se suele utilizar en los alijos realizados en la playa para trasladar las 'gomas') y 90 bidones de gasolina de 25 litros cada uno.

Pero además de todo esto, hallaron numerosos útiles como gps, teléfonos vía satélite, cuerdas tensoras, un machete, escarpines, pantalones térmicos, y una caja donde había algunos cogollos de marihuana y hachís. También encontraron gran cantidad de comida perecedera que parecía que iba a ser consumida con brevedad.

Ante todos estos indicios que indicaban que se estaba preparando un alijo de droga, los agentes detuvieron al supuesto vigilante por un delito contra la salud pública, otro de contrabando y otro de robo de vehículo, al no constar su nombre en la titularidad de los intervenidos.

La operación, que ya comanda la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Comisaría de El Puerto, continúa abierta para identificar y detener a la persona que huyó del lugar y a otros posibles implicados en estos hechos.