SUCESOS

Desalojan una galería de aislamiento en Puerto III después de que un preso incendiara su celda

El recluso prendió fuego al colchón como protesta porque no le habían dado, según él, la medicación suficiente por un dolor de muelas

Actualizado:

Nuevo incidente en Puerto III al que han tenido que hacer frente 'in extremis' los funcionarios de prisiones de este centro penitenciario. En esta ocasión, el altercado se producía este sábado en torno a las dos de la tarde en el módulo 15, llamado de aislamiento, donde se encuentran los presos más peligrosos que cumplen las mayores penas o que son más conflictivos.

Un interno de nacionalidad marroquí, Mohamed F., clasificado en primer grado y catalogado como de «extrema peligrosidad», prendió fuego a su celda. Momentos antes había acudido a los servicios médicos por un dolor de muelas, sin embargo, tras la consulta, consideró que necesitaba más medicación de la que le habían dado para paliar sus molestias. Al negarle dicha medicación porque no estaba prescrita, el recluso entró en su celda y una vez allí, como venganza, prendió fuego al colchón.

Las llamas, de gran virulencia, se extendieron rápidamente. Tanto es así que los funcionarios que estaban de servicio en este departamento tuvieron que desalojar toda una galería del módulo 15 con el riesgo que eso conlleva debido a la conflictividad de estos reos y los estrictos protocolos que hay que seguir con ellos. Además, los trabajadores encontraron a Mohamed ya tirado en el suelo, inconsciente y fue trasladado de urgencia al hospital.

Según aseguran fuentes sindicales, no es el primer incidente grave que protagoniza este preso en Puerto III ya que ha estado envuelto en peleas y otro tipo de altercados con otros reclusos y con los funcionarios. De hecho este mismo interno provocó otro fuego hace tan solo tres semanas.

Los sindicatos alertan que es cada vez más habitual que los presos, ante cualquier desaveniencia, originen incendios, con el peligro evidente que supone esto tanto para ellos mismos como para el resto de reclusos y todos los trabajadores del centro penitenciario.

Cabe recordar que los funcionarios de prisiones en estos momentos se encuentran en un proceso de movilizaciones y huelgas donde piden a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias entre otras cosas más medios materiales y personales para atender a este tipo de internos. Sin embargo, capítulos como el relatado demuestran que, a pesar de estas movilizaciones, siguen cumpliendo con su trabajo sin que de momento haya habido acuerdo.

Según manifiestan, temen que un día no puedan llegar a tiempo y le cueste la vida a alguien, bien a un algún recluso porque el fuego se le vaya de las manos o algún funcionario ya que hay internos que protagonizan estos incidentes para atentar contra los trabajadores penitenciarios en el momento de entrar en la celda para evacuar al interno.