Interior de la planta de Airbus en Puerto Real
Interior de la planta de Airbus en Puerto Real - ANTONIO VÁZQUEZ
AERONÁUTICA

La cancelación del Airbus A380 tendrá un mínimo impacto laboral en Puerto Real

La compañía entrega en Toulouse al comité intercentros la hoja de ruta con salidas pactadas y recolocaciones para la plantilla afectada

La industria auxiliar es la gran perdedora con el plan de ajuste, ya que Airbus subcontratará menos

CÁDIZ Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La dirección de Airbus informó este martes en Toulouse al comité intercentros de los efectos que tendrá en las plantas de la compañía la cancelación del 'superjumbo' A380 a partir de 2021. Unos 3.500 trabajadores se verán afectados por el cese de la construcción de este avión en el conjunto de Europa, lo que supone para España un ajuste de plantilla de 500 personas. Fuentes consultadas por LA VOZ destacan que el ajuste que figura en la documentación de Airbus sobre España ya se ha llevado a efecto en factorías como la de Puerto Real, que en 2015 adaptó su producción a las nuevas necesidades y reordenó a su plantilla hacia programas con más demanda que el A380 como el A350 y el A320neo.

Las medidas adoptadas hace tres años reducen, por tanto, el impacto en la Bahía de Cádiz de la cancelación del A380. Este periódico ha podido saber que el número de trabajadores afectados directamente por la cancelación del programa en Puerto Real son unos 29, aproximadamente, que serán reubicados o prejubilados. Cádiz aporta el estabilizador, el timón de cola y los protectores de motor de este aparato.

Puerto Real adaptó sus instalaciones hace tres años ante la caída del A380 y la subida del A350

LA VOZ adelantó el pasado 14 de febrero, día en el que Airbus confirmó el cese del A380, que el principal afectado por esta decisión estratégica sería, precisamente, la industria auxiliar. Tanto las plantas de Airbus en Puerto Real como la de El Puerto sufrieron un proceso de transformación en los tres últimos años ante la caída de pedidos del A380 y en favor de programas aeronáuticos con mayor demanda, sin embargo, la industria auxiliar gaditana no ha tenido esta posibilidad, ya que se vieron obligadas a mantener los encargos subcontratados como fuente de ingresos.

El principal problema que reconocen ahora los representantes gaditanos en el comité intercentros no es otro que el de la carga de trabajo. Los sindicatos son conscientes de que Airbus tiene que inyectar ahora más pedidos para sus plantas con el fin de garantizar la actividad y reducir costes. La única forma que queda es rebajar las subcontrataciones. Todo apunta a que la industria auxiliar será víctima a corto plazo de una merma de encargos de varios programas aeronáuticos en favor de la propia Airbus, que los absorberá para beneficio propio.

La puesta en marcha del programa del A380 fue un hito para la planta de Puerto Real en 2004, que amplió sus instalaciones en 2006 para albergar una nueva cadena de montaje. La compañía invirtió 10 millones de euros en la ampliación. Ahora, buena parte del espacio que ocupaba la cadena de montaje del timón y del estabilizador del A380 la ocupan ahora las gradas de producción del estabilizador del A350.

El comité intercentros ya tiene en su poder la información facilitada por la dirección de Airbus. La finalización de la fabricación a partir de 2021 del A380 afectará a entre 3.000 y 3.500 puestos de trabajo en sus plantas europeas -1.300 operarios y 2.100 en oficinas- durante los próximos tres años, que por países supone entre 500 y 600 empleados en Reino Unido; entre 400 y 500 en España, entre 1.100 y 1.200 en Alemania y entre 1.100 y 1.200 empleados en Francia.

Unos 29 empleados están afectados por las medidas de la compañía en la línea de producción gaditana

Así lo desveló este martes la dirección de Airbus durante la reunión con el comité de empresa europeo (SE-WC), con la que ha iniciado las conversaciones con los interlocutores sociales sobre la transición del programa del A380 y la redistribución de los empleados, tras anunciar el cese de las entregas en 2021. Esta cifra de hasta 3.500 puestos de trabajo que podrían verse afectados, representa menos del 3% de la plantilla de Airbus en todo el mundo, que asciende a 134.000 trabajadores (de ellos casi 48.000 en Francia, 46.000 en Alemania, 14.000 en Reino Unido y 12.700 en España sumando todas sus divisiones).

Airbus cuenta con 17 aviones del A380 aún por entregar, a lo que se suma el apoyo a los operadores que cuenta con este tipo de avión en sus flotas. El grupo aeronáutico se comprometió el pasado 14 de febrero a iniciar un diálogo social tras evaluar el plan de producción y entrega de los A380 pendientes de cara a 2021.

Durante la reunión, Airbus ha presentado a su hoja de ruta para el A380, que incluye «una transición gradual de la producción en serie con una adaptación industrial y de las compras», y también el soporte en servicios durante los próximos años. El consorcio aeronáutico recuerda que cerca de 12.000 empleados de Airbus cambian de puesto de trabajo cada año. Confía en que los nuevos pedidos de Emirates para otros modelos (40 aviones A330-900 y 30 aviones A350-900) y el aumento de la producción del A320 se traduzcan en «un número importante de oportunidades de movilidad interna».