Pesca de atún en Cádiz
Pesca de atún en Cádiz
Cádiz | PESCA

Las almadrabas de Cádiz culminan la temporada con la captura de 1.891 toneladas de atún

Será Zahara quien salga por última vez esta temporada para agotar su margen de pesca | De esta actividad dependen unos 400 empleos

CádizActualizado:

La campaña de pesca del atún rojo de las cuatro almadrabas gaditanas --Janda, Barbate, Conil, Zahara y Tarifa--, que dio comienzo el pasado 26 de abril, ha alcanzado la cuota de pesca asignada a cada una de ellas, de 1.891 toneladas. Así, este miércoles será Zahara quien salga por última vez esta temporada para agotar su margen de pesca.

Más de 400 empleos entre fijos o fijos discontinuos directos que dependen de la actividad de las almadrabas

La Subdelegación del Gobierno ha recordado que tres de las almadrabas --Conil, Zahara y Tarifa-- se encuentran agrupadas y realizan una gestión conjunta. Estas almadrabas realizan el sacrificio del atún durante la campaña de pesca trasbordando parte de las capturas a un buque (con bandera de tercer país) de su cliente japonés donde se realiza el procesado y congelación del atún. Otra parte de las capturas son desembarcadas en el puerto de Barbate, donde se ronquean y congelan para su comercialización directa por empresas nacionales.

La otra almadraba, la de Barbate, que es propiedad al 50 por ciento de una importante empresa gaditana, Petaca Chico, no sacrifica todas las capturas durante el periodo de pesca sino que la mayor parte, unas 4.000 piezas, las mantiene vivas en el agua mediante enormes piscinas de red fondeadas donde procede a engordar los atunes durante el verano y finaliza la campaña con el sacrificio de los atunes enjaulados, que se realiza en los meses de septiembre y octubre.

Una vez que las cuotas para la captura de atún de almadraba han sido consumidas, el atún que aun permanezca vivo en el interior del arte de pesca debe ser liberado.

El empleo generado por las cuatro almadrabas es fundamentalmente estacional desde febrero a julio, ya que se incluyen las fases de montaje y desmontaje de las almadrabas. La actividad incluye además riqueza económica y laboral en otros sectores como la industria procesadora, congeladora y comercializadora, que comercializan atún rojo durante todo el año, la industria auxiliar naval, que aporta el alimento a los atunes vivos que Barbate mantiene para su engorde, y el turismo que aprovecha la creciente popularidad del producto como reclamo gastronómico y lúdico relacionado con el atún.

En total, se calculan más de 400 empleos entre fijos o fijos discontinuos directos que dependen de la actividad de las almadrabas.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, ha felicitado la labor de control de la patrulla Guadalete de la Guardia Civil y de los miembros de la Inspección provincial de pesca durante la campaña.