FACEBOOK LIVE

«Los abuelos son el mejor comando para la protección solar»

Mario Linares, dermatólogo del Hospital Puerta del Mar y miembro de la Academia Española de Dermatologia y de la Fundación ‘Piel Sana’, protagonista del Facebook Live de La Voz

CádizActualizado:

Mario Linares, dermatólogo del Hospital Puerta del Mar y miembro de la Academia Española de Dermatologia y de la Fundación ‘Piel Sana’, protagonista este viernes, del Facebook Live de La Voz

En latitudes como la nuestra, un área muy soleada, el sol contribuye a que seamos muy alegres. Tenemos 3.000 horas de sol al año y hacemos nuestra vida más al aire libre. En verano se une que tenemos más tiempo libre y que contamos con la playa, por lo que se trata de dar mensajes positivos.

«A veces es difícil transmitir que la salud no es moda. Las bondades del sol no podemos negarlas, las alabamos. Como la síntesis de la vitamina D, o su influencia en el ánimo. Con la moda del bronceado sí es difícil luchar. No hay que ser excesivamente paternalistas, porque los mensajes demasiado estrictos tienen un efecto contrario», descata el doctor Linares.

La mayoría del sol que tomamos en nuestra vida lo tomamos antes de los 20 años. «Si evitamos quemarnos con esa edad, tendremos un seguro en protección solar», apostilla.

La fotoprotección de los niños a veces resulta difícil. «Siempre recomendamos hacerlo antes de salir de casa, y recurrir a elementos que les gustan, como los gorros, las gafas de sol, esas cremas típicas de los deportes de agua que son tan bonitas o las licras habituales en los deportes náuticos», recuerda Mario Linares.

La campaña a nivel europeo se ha dedicado este año a las personas mayores, que son los que terminan sufriendo las consecuencias. Los mayores tienen un carácter muy especial, y no se suelen tomar tan mal cuando se les advierte de que tienen cáncer de piel. Además, «los abuelos suelen tener una relación especial con sus nietos, por lo que les pueden trasladar consejos. Por eso les hemos denominado ‘nuestro comando de fotoprotección’», dice el doctor.

Para los que tienen una edad mediana quemarse es algo que les da vergüenza. Decirles lo que hay que hacer es sencillo, pero es difícil meterles en los hábitos. «Siempre hablamos de tres etapas: conocimiento, actitudes y hábito. Porque la información y el conocimiento no son suficientes».

También hablamos de liderazgo. Para un niño sus líderes son sus padres. Si ve que ellos se ponen protección solar cuando van a la playa, a pescar o a jugar con él, también lo hará. «Esa imagen de esos futbolistas quemándose al sol en Ibiza es algo que nos hace mucho daño. Estamos trabajando mucho con las carreras populares, el ciclismo o los deportes de agua».

Cada vez atendemos menos quemaduras con ampollas. Nosotros vivimos en un sitio en el que estamos adaptados a nuestro medio. «El problema se produce sobre todo para la gente que viene de fuera de vacaciones. De hecho, el año pasado creamos una campaña que denominamos ‘Adopta a un noruego’, para que fuéramos los de aquí los que les diéramos consejos sobre cómo tomar el sol».

También trabajamos para que haya un cambio de percepción en la gente que trabaja expuesta al sol. «Es una cuestión de salud laboral, como para los socorristas de la playa o para la gente del campo y la mar».

La recomendación básica es ‘no quemarse’. Nuestros ojos sufren mucho, por lo que unas buenas gafas de sol desde el punto de vista de la salud son algo importantísimo. «También hay medidas ‘pasivas’, como disponer de áreas de sombra en lugares públicos. Esta nos la pueden proporcionar los árboles o un toldo. Hay que buscarlas, y si no las hay, fabricarlas».

«Los gorros también son algo importante, sobre todo para las personas con poco pelo. Que sean de materiales ligeros, ya que nos protegen y transpira. Hay que proteger sobre todo la parte de detrás de la cabeza y las orejas. A ser posible, usar mangar larga y tejidos ligeros. Y crema de protección solar en la cara, el escote y el dorso de las manos. En un sitio como el que vivimos, la crema solar es algo que debemos utilizar durante todo el año», finaliza.