Papeletas en las cabinas de un colegio electoral de Cádiz
Papeletas en las cabinas de un colegio electoral de Cádiz - FRANCIS JIMÉNEZ
CAMPAÑA ELECTORAL 28-A

La abstención y los indecisos agrandan la incertidumbre en Cádiz para el 28-A

El PSOE ha ganado en once ocasiones las generales en la provincia frente a dos el PP, pero el ascenso de Ciudadanos y Vox en las pasadas autonómicas marca la nueva cita electoral

CÁDIZActualizado:

El pistoletazo de salida de la campaña electoral para el 28-A se dio este jueves con la última encuesta del CIS sobre la mesa. Su resultado ha servido para echar más leña al fuego delegando en los indecisos y en la abstención la responsabilidad de mover la balanza. El triunfo que otorga el sondeo al PSOE ha puesto en alerta al resto de fuerzas políticas ante posibles pactos, pero también a ese contingente de abstencionistas que puede cambiar el resultado si finalmente acude a votar. En Cádiz son legión. La abstención en las generales de junio de 2016 fue del 37,3%, mientras que en las autonómicas del pasado diciembre fue del 47%.

De cualquier forma asistimos a unas nuevas elecciones donde no hay nada decidido. La irrupción de Vox, que sube como la espuma, y el apogeo de Ciudadanos han puesto en jaque el tradicional bipartidismo PSOE-PP. En este contexto, la formación morada, que se presenta bajo el nombren de Unidas Podemos, trata de hacer frente a una vía de agua abierta en su línea de flotación.

La provincia elige en estas elecciones a 9 de los 350 diputados que forman el Congreso y a 4 senadores de los 208 que integran la Cámara Alta. El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), publicado el pasado lunes, ha roto con todos los pronósticos en la provincia al otorgar cuatro diputados al PSOE frente a los tres que tuvo en las elecciones de 2016. Según la encuesta, el PP es el principal perjudicado de la contienda, que pasa de 3 representantes por Cádiz a uno, mientras que Podemos pasaría de dos a uno. Ciudadanos, por su parte, mantendría, según el CIS, el que tiene y Vox sumaría hasta dos diputados por la provincia. El sondeo demuestra que la fragmentación del voto es más que evidente.

En 2015 empezó el cambio

El bipartidismo acabó en 2015 con la llegada de Podemos y Ciudadanos al arco político. En las generales de ese año, la formación naranja logró un diputado por Cádiz, al cosechar 94.962 votos, mientras que el partido morado se alzó con dos representantes por la provincia, al recibir el respaldo de 130.734 electores. En esas elecciones, el PSOE fue la fuerza más votada en Cádiz, con el 27,9% de los apoyos y 180.895 votos. Ese registro le permitió tres diputados. En segunda posición quedó el PP, con 179.319 votos, el 27,7%, y tres diputados.

Históricamente el PSOE ha ganado las elecciones generales en la provincia: 11 ocasiones frente a dos el PP. Los populares triunfaron en 2011 y 2016.

Precisamente, las elecciones generales de 2016 fueron especialmente significativas para el PP en Cádiz, ya que aumentaron en 19.557 votos con respecto al registro de las de diciembre de 2015 y le sacaron una distancia al PSOE de 23.378 votos.

PSOE y Podemos han experimentado una hemorragia de votos en Cádiz en cuatro años

El trasfondo de esta convocatoria electoral fue especialmente duro, ya que se fue a una segunda cita en poco menos de seis meses ante la imposibilidad de que el PP pudiera formar gobierno tras las elecciones de diciembre de 2015. El «No es No» de Pedro Sánchez bloqueó la actividad parlamentaria y hubo que repetir elecciones en junio de 2016 casi con un idéntico resultado al de las anteriores. El PP fue la fuerza más votada y necesitaba sumar para poder gobernar. La división en el PSOE sobre este apoyo provocó un cisma. En octubre de 2016, el Comité Federal del PSOE forzó la salida de Sánchez como secretario general del partido abandonando así todos sus cargos y dejando vía libre a la investidura de Rajoy, lo que permitió la gobernabilidad del PP hasta junio de 2018, fecha en la que triunfó la moción de censura impulsada por Pedro Sánchez, que volvió al ruedo político en mayo de 2017 tras vencer en las primarias del partido a Susana Díaz.

La irrupción de Vox

En esas elecciones de 2016 ya figuraba Vox como candidatura política. De hecho en Cádiz quedó en octava posición con solo 1.253 votos.

¿Cuándo se produce el cambio brusco en el mapa político? Las elecciones andaluzas celebradas el 2 de diciembre de 2018 son un termómetro de lo que puede pasar el 28-A.

Tanto PP como PSOE lograron en la convocatoria andaluza uno de los resultados más pobres de su historia a nivel provincial. Los socialistas fueron la fuerza más votada, pero se dejaron por el camino 58.522 votos con respecto a las autonómicas de 2015, lo que rebajó la representación gaditana en el Parlamento Andaluz de seis a a cuatro escaños. El PP pasó a ser la cuarta fuerza en Cádiz con 89.637 votos, pasando de cuatro a tres representantes en el Parlamento. Por lo que respecta a Adelante Andalucía salvó los muebles con muchos apuros en Cádiz: perdió 47.864 votos. Pese al resbalón mantiene tres escaños.

El pinchazo del PP en las pasadas autonómicas obliga a redoblar esfuerzos para evitar otra caída

Los grandes triunfadores de la contienda autonómica en la provincia fueron Ciudadanos y Voz. La formación naranja se ha convertido en la segunda fuerza política en Cádiz logrando 106.636 votos, es decir, 47.392 sufragios más que en 2015, y ha pasado de un representante por Cádiz en el Parlamento a contar ahora con tres.

El segundo triunfador fue Vox, que logró 57.327 votos y dos parlamentarios, nada que ver con los 2.089 votos que consiguió en la provincia en las elecciones autonómicas de 2015.

Otro de los factores que incidirá en el resultado electoral del 28-A es el de la abstención. Cádiz se caracteriza por su alto nivel abstencionista, una media del 35%. Los socialistas han sido, por ahora, los únicos que han avanzado que la participación en Cádiz será alta en esta nueva cita con las urnas.

Un nuevo escenario político

Este es el escenario político de Cádiz de cara a a las próximas elecciones generales, en que concurren 10 candidaturas al Congreso y 9 al Senado. En 2016 fueron 12 al Congreso y 11 al Senado. No aparece en esta ocasión la lista de UPyD ni tampoco la de Falange Española, por el contrario, siguen presente Recortes Cero, el Partido Animalista (Pacma) y los comuinistas. El contingente de personas que participan en las 10 candidaturas al Congreso por Cádiz es de 115, mientras que el del Senado es de 63.

Por lo que respecta al censo, la provincia suma unos 6.309 electores más con respecto a las generales de 2016. La nueva actualización declara un contingente en Cádiz de 999.998 electores, de ,.os que 28.564 son residentes en el extranjero. La cifra ha variado muy poco con respecto al censo de las autonómicas que fue de 997.443 electores. La provincia de Cádiz contará con 1.521 mesas repartidas por 582 colegios y el número de participantes previsto para esta nueva jornada electoral en la provincia es de 4.467.