Los clubes demandan el mantenimiento de las instalaciones.
Los clubes demandan el mantenimiento de las instalaciones. - ANTONIO VÁZQUEZ
MANTENIMIENTO

Usuarios denuncian el «lamentable» estado de las pistas de Puntales-La Paz

Falta de iluminación, césped destrozado o banquillos sin protección hacen muy difícil que los niños entrenen y jueguen cada semana en estas instalaciones

CÁDIZActualizado:

La falta de mantenimiento de las instalaciones deportivas de la ciudad por parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento gaditano es una denuncia constante por parte de los usuarios de estos espacios que se agrava, sobre todo, durante los meses de invierno y en los días lluviosos.

Mientras que el Gobierno local acaba de anunciar que se van a iniciar los trabajos de impermeabilización del pabellón Francisco Blanca, que lleva cerrado al público desde hace tiempo, los usuarios de instalaciones como las de Puntales-La Paz (antiguo Irigoyen) han mostrado su desesperación ante el estado en el que se encuentra este complejo deportivo, al igual que las pistas del centro Elcano.

Césped destrozado, banquillos sin techos para resguardarse de la lluvia o falta de iluminación son algunos de los problemas que relatan algunos usuarios de estas instalaciones, que también han apuntado que también estuvieron afectados por la falta de agua caliente.

Según comenta el presidente del Club Deportivo Olímpico de Fútbol de Cádiz, Juan Torres, «es lamentable que una capital de provincia cuente con este tipo de instalaciones tan deterioradas cuando son más de 1.500 niños de entre 5 y 17 años los que pasan por aquí». Han mantenido reuniones con el concejal de Deportes del Consistorio gaditano, Adrián Martínez de Pinillos, pero todos los compromisos han caido en saco roto sin que se haya mejorado el estado de las pistas.

A juicio de Torres, es increíble que los niños «tengan que ponerse plásticos en la cabeza para resguardarse del agua porque los banquillos no tienen ni techos».

Estas instalaciones, que fueron construidas en el anterior mandato, sí que contaban con cubiertas en los banquillos aunque la falta de mantenimiento y algunos actos vandálicos han motivado que el complejo esté cada vez más deteriorado teniendo en cuenta su amplio uso.

Desde el club, ante la falta de respuesta, han tenido que recurrir a las redes sociales para visibilizar el problema que padecen los usuarios de estas instalaciones tanto en los entrenamientos como en los encuentros que se juegan cada semana en este centro.

Para el presidente del Club Deportivo Olímpico de Fútbol «es de vergüenza que cada semana vengan niños de otras localidades de la provincia y se encuentren con esta situación cuando en sus propios municipios cuentan con unas instalaciones mucho más dignas para practicar deporte».

Asegura que, ante la inacción municipal, se están planteando llevar a cabo algún tipo de medida de protesta aunque con el apoyo de otros clubes.

El PSOE se solidariza con los clubes

El Grupo Municipal Socialista mostraba ayer su solidaridad con los clubes deportivos de la ciudad «que han vuelto a sufrir, en los últimos días, el mal estado de las instalaciones tras la lluvia, debido a la falta de mantenimiento por parte del equipo de Gobierno».

Su portavoz, Fran González, recuerda que el pasado mes de septiembre se presentó una propuesta a pleno, que fue aprobada por unanimidad, para poner en marcha un plan de choque que garantizara el buen estado de estos espacios.

Al inicio de este mes, «ante la inacción del equipo de Gobierno y los primeros problemas surgidos a raíz de la lluvia, volvimos a reivindicar que se actuara de urgencia. Lamentablemente, siguen sin hacer nada».

González señala que «las consecuencias de esta dejadez son que varios equipos de la ciudad no han podido jugar los partidos correspondientes por las filtraciones en pabellones como el del Casco Histórico».

Añade que «a esto se unen las graves imágenes que hemos visto de deportistas y equipos de la ciudad que han jugado sus competiciones en condiciones lamentables».

A su juicio, existe una clara necesidad de definir las deficiencias de mantenimiento que sufren las instalaciones para, una vez que se establezcan las actuaciones a realizar, acometerlas y garantizar que están en óptimas condiciones para la práctica deportiva.