Una captura del tuit de Teresa Rodríguez.
Una captura del tuit de Teresa Rodríguez. - LA VOZ
POLÉMICA WILLY TOLEDO

Teresa Rodríguez ofende a los católicos para defender a Willy Toledo

Críticas desde la Iglesia y las cofradías gaditanas a la líder de Podemos en Andalucía por escribir en redes sociales «¡Me cago en Dios!»

CádizActualizado:

«Han detenido a Willy Toledo por «cagarse en dios» y yo ¡me «cago en Dios»! porque han detenido a Willy Toledo. La libertad de expresión es sagrada». Así ha rechazó este jueves, a través de Twitter, la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, la decisión del juez sobre la detención del actor madrileño.

Las reacciones no tardaron en llegar y, a pesar del aluvión de críticas, Rodríguez mantuvo el tuit en su perfil de esta red social. Una de las primeras interacciones fue la del alcalde de Cádiz, José María González, quien retuiteó a su compañera. Un gesto que no pasó desapercibido y, mucho menos, desde la comunidad religiosa. Tanto fue así que el párroco de San Lorenzo y arcipreste de Cádiz interior, Jesús José García Cornejo, pidió «respeto hacia esa inmensa mayoría de gaditanos creyentes. Sea de una u otra forma, no es de recibo publicar en una red social las palabras que tanto Teresa, como tú habéis escrito. Si así entendéis la libertad de expresión, difícilmente se puede construir nada. Espero sepáis rectificar esta ofensa gratuita a tantos gaditanos y a la comunidad eclesial de esta ciudad». Un mensaje que habría llegado a oídos del alcalde, ya que no tardó en rectificar y eliminar el retuit.

«Como alcalde de la ciudad, y representante de todos los ciudadanos sabe que tiene que respetar eso. Es una persona coherente en lo que respecta a creencias y tradiciones y habrá imaginado que ha metido la pata», ha asegurado Francis Lucero, Hermano Mayor de la Archicofradía de La Palma. En cuanto a Rodríguez, Lucero ha afirmado que «puedes opinar pero siempre desde el respeto a todos y a los católicos». En esta línea defendió que «la libertad de expresión no es similar a la falta de respeto. Uno puede decir lo que quiera pero siempre desde el respeto y cuando esto falta ya no hablamos de libertad».

Es obvio que el tuit de Teresa Rodríguez no ha sentado nada bien. Desde la comunidad religiosa de Cádiz, algunos han indicado que el comentario era «desafortunado y fuera de lugar porque la libertad de expresión tiene sus límites; y es el derecho de los demás, en este caso de los cristianos. No se trata de una significación religiosa, es algo de sentido común». Asimismo han hecho hincapié en que «hay que respetar las creencias, tradiciones y los sentimientos de los demás. No se debe ofender y faltar al respeto, con independencias de lo que se está creyendo».

El alcalde de Cádiz retuiteó el comentario de la líder de Podemos, aunque luego lo eliminó.
El alcalde de Cádiz retuiteó el comentario de la líder de Podemos, aunque luego lo eliminó. - LA VOZ

La libertad expresión continúa generando controversia para muchos, ya que todo tiene un límite. «Esto no es solo para la religión católica, es también para todas. Como si lo dice por Alá. Es algo tan privado y con tanto sentimiento que hay que tener cuidado porque se puede herir la sensibilidad de las personas», apunta Luis Rivero, hermano mayor del Despojado. Aún así, confía en que lo de Rodríguez fuera «un ataque de autodefensa ante lo que cree que pueda ser una injusticia» pero «no es apropiado y tiene que asumir que haya gente que no le guste». Para él «la libertad siempre está por delante y exige un respeto a aquellas personas que creen en Dios».

José Manuel Verdulla, hermano mayor de la Cofradía del Nazareno de Santa María se ha mostrado más crítico: «Si este Jueves Santo vuelve a aparecer por Santa María, acompañando al alcalde, a ver qué cara le ponemos. No sé qué entiende por sagrado, esa palabra le debería sobrar. A Willy Toledo no le juzgan por eso, si no por no aparecer en el juzgado. Teresa Rodríguez intenta desafiar más que demostrar algo con ese comentario. En cuanto a José María, que la defienda en su casa pero si quiere seguir como alcalde no puede meter la pata».