Restos del acueducto romano en la playa de Cortadura - F. JIMËNEZ
Temporal Emma

El temporal desentierra el acueducto romano más largo de España

Los restos de la antigua infraestructura romana que abastecía a Gades vuelven a salir a la luz en Cádiz tras 20 años aculto

CádizActualizado:

Hay que remontarse a 1997 para recordar la última vez que se dejó ver en la playa de Cortadura de Cádiz los restos arqueológicos que pertenecen al acueducto romano más largo de Hispania y que se encuentra en la provincia de Cádiz. Sin duda, una de las mayores riquezas patrimoniales de la zona y que ha vuelto a quedar al descubierto a consecuencia del temporal Emma.

Decenas de personas han visitado en estos días esta zona de la playa de Cádiz, y no es para menos, pues puede ser la última oportunidad para ver 'in situ' los restos de esta antigua infraestructura romana que abastecía a Gades desde el manantial de Tempul, y que han quedado en la superficie junto a una calzada que data de los siglos XVII y XVIII. De hecho, la Junta de Andalucía ya ha emitido un informe para volver a tapar con arena dichos hallazgos, que no desvelan nuevos datos más allá de los aportados por el proyecto 'Agua Ducta', dirigido por el investigador de la Universidad de Cádiz, Lázaro Lagóstena.

El profesor de la UCA ha sido precisamente uno de los primeros en visitar la zona con la esperanza de encontrar indicios que puedan seguir aportando datos al proyecto que finalizó con excelentes hallazgos hace ya varios años. Lagóstena y su equipo consiguieron tras más de dos años de trabajo poner en valor la mayor obra de ingeniería de la época romana, una imponente construcción de 82 kilómetros de longitud ideada para abastecer a Gades de agua y que nace en los manantiales de Tempul, en la sierra de Cabras, y recorre Arcos, San José del Valle, la campiña de Jerez, San Fernando y Cádiz, donde concluye tras las Puertas de Tierra, junto al Campo del Sur.

Los sifones más extensos

El acueducto de Gades, construido en los primeros decenios de la era, reunía el saber hidráulico de la Roma Imperial y, aunque su monumentalidad se encuentra hoy reducida a restos arqueológicos, incorporaba los sifones más extensos y complejos del occidente romano.

Aunque la mayor parte de la conducción de agua del Tempul es subterránea, pueden contemplarse restos en algunas zonas como en el valle de los Arquillos, con la presencia de arcadas, pilares o torres. Además, también se puede consultar todos los datos históricos sobre el mayor acueducto de España en una guía didáctica que elaboró el equipo de 'Agua ducta'.

Con este temporal, el profesor de Historia de la UCA pretendía constatar una de las cuestiones que se quedaron en el aire con el hallazgo de restos del sifón en la zona que permita constatar que se trata del más largo de la historia, ya que abarcaría desde la Torre de los Arquillos hasta la Cárcel real, con aproximadamente 17 kilómetros de longitud. «Creemos que puede haber también depósitos de agua con varios sifones fragmentados pero no hemos encontrado nada en esta ocasión. Todo lo que ha quedado al descubierto ya está documentado con el proyecto 'Agua ducta' . También queríamos ver si el muro que ha aparecido tenía que ver con el acueducto pero no es el muro que estábamos buscando. Coinciden en el espacio pero no datan de la misma fecha», ha apostillado el investigador.

No se ha llegado a descubrir nada desconocido, pero se han vuelto a desenterrar los restos históricos de valor incalculable que enriquecen a la provincia de Cádiz.