Las dependencias del colegio Andalucía de la capital gaditana, que sufre las altas temperaturas de estos días
Las dependencias del colegio Andalucía de la capital gaditana, que sufre las altas temperaturas de estos días - F. J.
Educación

Temperaturas de más de 30 grados en las aulas obligan a los colegios a comprar ventiladores

Media decena de centros de la capital buscan fórmulas para poder seguir dando clases con el calor de estos días

CádizActualizado:

Las temperaturas veraniegas que reinan en este mes de septiembre no han sentado nada bien en los centros escolares de la capital. En pleno inicio del curso, los equipos directivos de los centros y las asociaciones de padres buscan todo tipo de fórmulas para combatir temperaturas que en algunos casos superan los 30 grados en el interior de las aulas y que impiden dar clases con normalidad.

Desde el pasado lunes 10 de septiembre, las temperaturas han experimentado un incremento alcanzando una media que supera los 30 grados en la capital. Además, las previsiones de la propia Agencia Nacional de Meteorología (AEMET) anuncian una ola de calor que llegará a finales de esta semana y que disparará los termómetros por encima de los 32 grados, al menos, durante el fin de semana.

Por este motivo, los padres y docentes no están dispuestos a quedarse de brazos cruzados y ante la falta de respuesta por parte de la Junta de Andalucía, han puesto en marcha los mecanismos que garanticen unas condiciones mínimas en las aulas. Al menos media decena de centros han adquirido en estos días aparatos de ventilación para airear las aulas más problemáticas.

Colegios como José Celestino Mutis, Andalucía, La Inmaculada o Reyes Católicos ya han adquirido o están estudiando la compra de diferentes tipos de aparatos, mientras que otros como el CEIPSanta Teresa ya cuentan con ellos tras haberlos adquirido con anterioridad para hacer frente a este tipo de situaciones.

Los ventiladores llegaron ayer al colegio Casería de San Fernando
Los ventiladores llegaron ayer al colegio Casería de San Fernando - LA VOZ

En algunos de estos casos, como José Celestino Mutis o Reyes Católicos, han sido los padres los que con recursos propios o a través del AMPA del centro, han aportado el dinero necesario para hacer esta inversión, mientras que en otros casos se ha tenido que recurrir al fondo para gastos de funcionamiento que tienen asignados los colegios. También hay colegios en los que son los docentes los que están llevando a sus aulas ventiladores que usan en sus propias casas.

Toldos

Por su parte, el Ayuntamiento de Cádiz también está colaborando con los equipos directivos, poniendo a disposición de los mismos, a su personal de mantenimiento para que lleven a cabo labores relacionadas con la instalación de dichos aparatos de ventilación así como otras labores encaminadas a propiciar mejores condiciones de ventilación. «El ayuntamiento está a disposición de los diferentes colegios. Se puso a disposición del AMPA y la dirección del CEIP Josefina Pascual para garantizar la seguridad de los traslados de los menores, y está en contacto para las mejoras de los centros», afirmaron fuentes municipales.

En el caso del Celestino Mutis, también se ha puesto de relieve que se van a colocar unos toldos que han sido adquiridos por el AMPA del centro para evitar los rayos del sol a horas de extrema calor. Precisamente en este centro, los problemas de climatización se extienden también al invierno, durante el cual los alumnos y los docentes se ven obligados a soportar el frío poniéndose incluso los abrigos en clase. De hecho, el pasado año tuvieron que adquirirse también varios calefactores para ponerlos en las aulas.

Muchos de los centros de la capital ya han solicitado a la administración autonómica, que tiene las competencias asignadas en todo lo relacionado con el equipamiento y climatización de las dependencias educativas, que ponga en marcha un plan general dotado de inversiones concretas que permita instalar aparatos de aire acondicionado en todos los colegios o arreglar los que hay en algunos colegios pero que ya no funcionan o no la hacen correctamente.

San Fernando

Del mismo modo, la situación se repite en San Fernando. Ante el calor que está azotando en las aulas durante estos días, hay padres que han decidido ponerse manos a las obras y buscar soluciones por la falta de climatización de los centros. Son varios los colegios que han avisado de las altas temperaturas que alcanzan las aulas de los alumnos, pero ha sido la Asociación de Madres y Padres del centro Casería de Ossio, los que se han puesto manos a la obra para poner un parche a esta situación.

De esta manera desde el colectivo se ha comprado ventiladores para la mayoría de clases del centro educativo, con lo que pretenden que al menos las clases durante estos días de calor sean más livianas. Así lo han anunciado en redes sociales mostrando una foto con la totalidad de aparatos con los que se han hecho para evitar que los alumnos padezcan las altas temperaturas.

En San Fernando son varios los colegios que han solicitado mejoras en su sistema de climatización, un aspecto que ha criticado de manera recurrente el Partido Popular, recordando que en algunos casos se han realizado parches con un gasto amplio y que no han servido para nada. Es el ejemplo del gimnasio cubierto por chapa del Casal Carrillo. «Dos rejillas de ventilación y un pequeño extractor en el gimnasio es la solución que el gobierno socialista ha dispuesto para erradicar tanto el calor como el frío que soportan los alumnos y el profesorado de este centro», criticó el candidato de los populares. «Dos rejillas y un extractor que han costado al erario público 7.000 euros mientras que la alcaldesa socialista, Patricia Cavada, se gastó 50.000 euros en climatizar su nuevo e innecesario despacho», afirmó.

El Partido Popular ya denunció que ninguno de los centros de San Fernando entrara en el plan de climatización dispuesto por la Junta de Andalucía, a pesar de la necesidad de las aulas por contar con aparatos de aire acondicionado ante las altas temperaturas que alcanzan al contener en algunos casos más de una veintena de jóvenes.