Los premiados, junto a la presidenta de la Diputación de Cádiz, al término de la ceremonia.
Los premiados, junto a la presidenta de la Diputación de Cádiz, al término de la ceremonia.
DÍA DE LA PROVINCIA

El sueño de abrazar el mundo continúa para Cádiz 500 años después

La provincia celebra su día con la entrega de medallas a personalidades y organizaciones relevantes y teniendo la Primera Vuelta al Mundo como eje central

CádizActualizado:

«Desde que habíamos partido de la bahía de Sanlúcar hasta que regresamos a ella recorrimos, según nuestra cuenta, más de catorce mil cuatrocientas sesenta leguas y dimos la vuelta al mundo entero, yendo siempre de este a oeste». Así termina el diario de Antonio Pigafetta, cronista de la expedición que zarpó el 10 de septiembre de 1519 al mando de Fernando de Magallanes con cinco barcos y 239 hombres y completó Juan Sebastián de Elcano, llegando tres años más tarde con tan sólo una nave, la 'Victoria', y 18 hombres exhaustos. Habían realizado la primera circunnavegación.

Un hito que cambio el mundo hace 500 años y que ha sido el protagonista del Día de la Provincia 2019, cuyo lema, «Cuando Cádiz abrazó el mundo», pone de relieve la importancia de dicha gesta para la tierra gaditana. El acto central de este 19 de marzo ha tenido lugar en el Palacio de la Diputación, donde se ha hecho entrega en una emocionante ceremonia de las 12 Medallas de la Provincia a otras tantas personalidades, organizaciones y asociaciones gaditanas merecedoras de la distinción.

En un Salón Regio repleto de representantes de la sociedad e instituciones de la provincia, con la presencia de la delegada de la Junta de Andalucía en Cádiz, Ana Mestre; el subdelegado del Gobierno, José Pacheco, y el subdelegado de Defensa, coronel Joaquín T. Fernández, entre otros, se ha dado lectura, en primer lugar del acta del Pleno de Diputación del 20 de febrero, en el que se aprobaron los títulos y distinciones que se entregarían un mes más tarde.

Solidaridad, periodismo y emprendimiento

Ante la atenta mirada de los presentes, entre ellos, casi todos los miembros de la corporación provincial, la primera medalla ha sido entregada al misionero chiclanero Pedro Manuel Salado, fallecido en Ecuador en 2012 a la edad de 44 años, tras rescatar y salvar del ahogamiento a siete niños. Las encargadas de recoger la distinción han sido su madre, Pilar Alba, y la directora del Hogar de Nazaret, donde Pedro Manuel Salado desarrolló su vocación de trabajar con niños y jóvenes, a los que atendía en hogares de acogida, llegando a ser el director de la Escuela Santa María de Nazaret, en Ecuador, donde estaban escolarizados más de medio millar de niños sin hogar. Con esta distinción «se hace extensivo el homenaje a los misioneros que la iglesia diocesana de Cádiz tiene repartido por el mundo y que hacen una labor silenciosa, callada y entregada en beneficio de los más necesitados», ha afirmado Diputación.

Antonio Gómez, fundador y presidente honorífico de Madre Coraje, ha recogido la medalla para esta «ONG para el Desarrollo con denominación de origen gaditana», como la ha descrito Diputación, que creó en Jerez allá por el año 1991 tras un viaje a Perú en el que conoció la realidad de los 'niños piraña', que buscaban en la basura comida para subsistir. Ahora Madre Coraje cuenta con 3.000 voluntarios y socios que trabajan de forma «desinteresada e incansable», para «llevar esperanza a más de 300.000 personas en el mundo».

Las demarcaciones en Cádiz del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía han sido también reconocidas por su defensa de los derechos de los periodistas para «conseguir unas condiciones que garanticen una información veraz y de calidad, como pilares fundamentales de un sistema realmente democrático». Un galardón que se extiende al de todo el colectivo de periodistas «depositario del derecho a la información y que, en muchos casos, trabaja en unas condiciones que dificultan su empeño».

El presidente del Grupo Transfronterizo Gibraltar-Campo de Gibraltar, Lionel Chipolina, ha recogido el galardón para esta organización formada por organizaciones sindicales y empresariales, constituida en diciembre de 2013 para «defender los intereses comunes de la ciudadanía de ambos lados de la verja». Una plataforma que, ha resaltado Diputación, «siempre ha buscado que prevalezcan los beneficios de la ciudadanía sin barreras, fomentando la cooperación y el desarrollo socioeconómico de un espacio común, la buena vecindad, en tiempos del Brexit», lo que le ha hecho merecedor de la Medalla de la Provincia.

También ha sido premiada otra organización de la zona, la Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar, integrada por Abelló Linde, Acerinox, Air Liquide, Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, APM Terminals, Cepsa, Cepsa Química, CLH, Endesa, Indorama, Naturgy, Viesgo, Repsol y Vopak. Entre todas, generan un Valor Añadido Bruto en la provincia de 1.687 millones de euros y 2.733 millones de impacto indirecto y emplean a 18.728 personas. Una asociación que «persigue la excelencia competitiva» sin olvidar la «seguridad, el medio ambiente y la salud laboral» y que mantiene la «formación continua de los trabajadores». Por todo ello, así como por defender los intereses comunes y contribuir al desarrollo y a la mejora del entorno, ha recibido esta distinción.

De la cultura al puerto pasando por La Habana

Y medallas con nombre propio. La de la pintora Carmen Bustamante, cuya obra, con el paisaje y el mar como protagonista, «muestra al espectador cómplice el misterio del mar bajo los efectos de la metamorfosis de la luz». Y la de la cantaora Carmen de la Jara, cuya amplia trayectora, «le ha permitido dominar los cantes gaditanos y otros muchos estilos, como los cantes de ida y vuelta, las saetas, los villancios flamencos, los tangos argentinos y otros cantes latinoamericanos». Una gaditana que fue distinguida con la Medalla de la Ciudad de Cádiz, así como con una docena de insignias de oro de distintas entidades de España. Ambas artistas han recibido hoy la Medalla de la Provincia.

Nombre propio, esta vez del Carnaval, Antonio Martín, que ha recogido su Medalla de la Provincia. «Emocionado», declaraba antes de entrar este coplero gaditano que no necesita presentación. Algo que supone el «colofón a 50 años» de trabajo y en cuyo reconocimiento tenía muy presente el autor carnavalesco a sus padres. Además, hace unas semanas, Antonio Martín también recibió la Medalla de Andalucía.

La recientemente nombrada presidenta de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, Teófila Martínez, ha recogido el galardón al puerto, «pulmón económico de la provincia», según ha señalado Diputación. Y es que, durante el año 2018 se manipularon más de cuatro millones de toneladas de mercancías en las diferentes dársenas del puerto. Además, se consolida el tráfico de cruceros, con 322 escalas y más de 420.000 pasajeros. Un puerto en «constante evolución», como muestra la «nueva terminal de contenedores».

Una madrileña, Almudena Grandes, también ha sido merecedora de la Medalla de la Provincia. La escritora, que tiene casa en Rota, se confiesa enamorada de la provincia, que también ha «contribuido a gestar los universos sostenidos en sus novelas». «Estoy muy contenta y orgullosa», ha declarado. «Hoy me siento más gaditana y creo que se ha escrito otro capítulo de la historia de amor entre Cádiz y yo», ha afirmado.

La Habana es Cádiz y Cádiz es La Habana cantaba Carlos Cano. Esta ciudad, en la figura del cónsul general de la República de Cuba en Andalucía, Alejandro Castro, ha recibido este martes la Medalla de la Provincia. Una ciudad que también celebra un quinto centenario, el de su fundación y cuyos paralelismos con Cádiz ha querido poner de relieve Diputación. «Esos galeones que cruzaron tantos años de puerto a puerto han forjado unos vínculos históricos y culturales que no son pasado, sino presente y futuro», ha destacado Diputación, al tiempo que ha afirmado que la «colaboración» entre ambas ciudades es «una oportunidad de crecimiento».

Sanlúcar, el alfa y el omega

Por último, Víctor Mora, alcalde de Sanlúcar de Barrameda ha recogido la Medalla de la Provincia para esta ciudad, donde se encuentran «el alfa y el omega», en palabras de Antonio de Pigaffeta, el principio y el final de la expedición que hace 500 años zarpó de allí para completar la primera vuelta al mundo. Sanlúcar, una ciudad que ahora cuenta con más de 68.000 habitantes, «con la mirada puesta en el mar» y que se «enfrenta ahora a nuevos retos». «La conmemoración de la primera circunnavegación al mundo se presenta como un motor de oportunidades que no se debe dejar pasar», ha afirmado Diputación.

Precisamente el alcalde de Sanlúcar ha sido el encargado de pronunciar unas palabras en nombre de todos los premiados con la Medalla de la Provincia en este 2019. Ha querido recordar Víctor Mora el 19 de marzo de 1812, «ese día en el que los gaditanos dieron ejemplo al mundo sentando las bases de la democracia». Respecto a Sanlúcar, ha descrito el alcalde a su pueblo como una «comunidad trabajadora, honesta, laborioso». Y poco a poco, ha ido describiendo a los premiados comparándolos con aquella expedición que partió de su ciudad hace 500 años. Así, ha pasado por cómo ha reflejado «el sentir de nuestra tierra en sus coplas» Antonio Martín; el espíritu emprendedor que tuvieron los hombres de Magallanes y Elcano reflejado en la Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar o la comparación de Pigaffeta con los periodistas. «Debemos saber de dónde venimos, porque solo conociendo la historia sabremos hacia donde vamos», ha concluido el alcalde de Sanlúcar.

El inicio de todo

Por su parte, la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, ha recordado al inicio de su discurso al abogado, jurista, ex ministro e Hijo Predilecto de la Provincia, José Pedro Pérez-Llorca, fallecido hace dos semanas. Asimismo, ha expuesto los méritos de cada una de las personas y colectivos distinguidos. Valorando la universalidad de sus aportaciones, cada cual en su ámbito profesional respectivo, sus trayectorias y legados.

Pero el hilo conductor del relato de la presidenta de la Diputación ha sido, qué duda cabe, la expedición que partió de Sanlúcar en 1519 y que dio inicio, sin saberlo, a la «globalización». 500 años después, con la conmemoración del V Centenario de la Primera Circunnavegación, tenemos la «oportunidad de revisar lo que fuimos, repensar lo que somos y reflexionar lo que queremos ser».

«Los tripulantes de aquellos barcos navegaron por mares desconocidos hasta el punto que surcaron estrechos que carecían de nombre, rodearon costas jamás pisadas, soportaron tempestades, padecieron borrascas, sufrieron ataques armados, vivieron insurrecciones internas, fueron testigos de castigos ejemplares… Hoy los peligros son otros, de una naturaleza muy diferente, pero no de menor gravedad. Los desequilibrios norte-sur y los riesgos de quedar al margen de las corrientes de desarrollo, las tentaciones autárquicas, las exigencias de competitividad que acechan a nuestro sistema de protección, la propia amenaza de desmantelamiento de tantos avances de carácter social», ha dicho Irene García.

«La circunnavegación fue el inicio de todo. Hace 500 años asistimos al fin de una quimera, hoy el sueño continúa», ha finalizado su relato la presidenta de la Diputación. Para dar por terminado un acto que ha concluido con la emocionante interpretación del himno de Andalucía por Carmen de la Jara.

Así ha sido el acto: