Fueron pillados vendiendo en la calle Barbate, de Cádiz.
Fueron pillados vendiendo en la calle Barbate, de Cádiz. - LA VOZ
SUCESOS

De San Fernando a Cádiz para vender cocaína y heroína

La Policía Nacional sorprende in fraganti a una pareja que se desplazaba desde La Isla para hacer negocio en la Barriada de la Paz con la venta de rebujo

Actualizado:

El auge en la venta de estupefacientes como el rebujito o rebujao, la mezcla de cocaína y heroína que se vende habitualmente en papelas de micras, es una de las mayores preocupaciones de los centros de desintoxicación y también de las fuerzas de seguridad. Desde hace unos años el negocio de este tráfico al menudeo gana peso en la calle al de otro tipo de drogas. Los traficantes hacen negocio y los toxicómanos habituales y nuevos consumidores se enganchan a ella rápidamente.

Además, como ocurre con otros mercados, hay zonas calientes donde los 'camellos' saben que tendrán clientela. Uno de estos puntos negros se sitúa en la calle Barbate de Cádiz, donde la Policía Nacional trabaja a destajo con numerosas aprehensiones y detenciones efectuadas al cabo del mes. Sin embargo, es una lucha que no cesa. Se cogen a unos pero, pronto, otros toman el relevo.

La prueba del reclamo que tienen estas zonas es la detención hace unos días de una pareja que se desplazaba desde San Fernando a la capital gaditana para vender justo en este punto, en la calle Barbate, en la barriada de la Paz. Agentes de radiopatrullas los sorprendían in fraganti cuando estaban trapicheando con algunas de las dosis que llevaban encima.

Los hechos ocurrían el pasado domingo 31 de mayo pasadas las tres de la madrugada. Los agentes se dirigían a un aviso por un posible robo que finalmente no se había producido. Al regreso, patrullando por esta zona, observaron como un individuo se encontraba al lado de un coche conversando por la ventanilla con sus ocupantes. Al verlos, emprendió la huida. El hombre escapó pero al acercarse al vehículo se percataron que dentro de este había una mujer que estaba manipulando un papel blanco con alguna sustancia en su interior que al ver a los policías intentó ocultar rápidamente entre sus piernas.

Ante esta situación los agentes decidieron identificar y cachear a los sospechosos tratándose de N.A.D. y de J.B.E.M., de 26 y 27 años y vecinos de San Fernando. En el registro inicial que realizaron al vehículo obtuvieron los primeros indicios. En la puerta del copiloto encontraron varios instrumentos para el consumo de estupefacientes (conocidos como pipas), junto a una cuchilla, una aguja de crochet y una navaja, que son herramientas habituales para el corte y la preparación de las papelas. Además, dentro del bolso de la mujer localizaron cuatro móviles y 115 euros en billetes fraccionados.

Ya fuera del vehículo las agentes cachearon a la mujer y descubrieron que llevaba ocultas 25 papelinas dentro de su ropa interior, en el pubis.

Tras la evidencia de estos hechos, ambos fueron detenidos y trasladados a la Comisaría como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Además en las comprobaciones posteriores se constató que uno de los móviles que llevaban figuraba como sustraído en San Fernando el pasado febrero.