Un cartel de la manifestación del 8-M el año pasado en Cádiz.
Un cartel de la manifestación del 8-M el año pasado en Cádiz. - C.C.
8 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

El 8M, el reto de la igualdad en un escenario politizado

La demagogia política y la desinformación contaminan el 8-M y el debate sobre el feminismo, un concepto que cada uno moldea a su conveniencia

CádizActualizado:

Los partidos divididos, la calle crispada y la cuestión de fondo, la igualdad real entre hombres y mujeres, desdibujada en un segundo plano. Así afronta Cádiz, y el resto del país, la segunda convocatoria de huelga feminista este 8-M, día Internacional de la Mujer. La gran movilización y unidad ciudadana conseguidas en la convocatoria del año pasado (en Cádiz no se recordaba una manifestación igual desde hacía años) este año se ve empañada por el ruido político y los mensajes demagógicos que han proliferado en los últimos meses.

A nivel local en Cádiz el desencuentro entre los partidos es visible y el Salón de Plenos es reflejo de la situación que se viven en el ámbito político nacional. Esta confrontación ha rozado incluso a las asociaciones de mujeres de la ciudad, de muy diverso perfil, con estrategias de participación y movilización distintas.

La llegada de Vox al Parlamento andaluz y la proximidad de las elecciones enturbian el ambiente y el debate sobre el 8-M

Por un lado la irrupción en Andalucía de Vox, posicionados en contra de preceptos que defienden la igualdad y muy criticados por ello y por la difusión de datos falsos sobre violencia de género; y por otro, la proximidad de las elecciones generales y municipales,

ayudan a explicar el escenario político y social en el que tendrá lugar la celebración hoy del Día Internacional de la Mujer, que se plantea a nivel nacional como una huelga laboral, educativa, de consumo y de cuidados además de la manifestación a la que está llamada toda la ciudadanía. La Comisión 8 de Marzo (integrada por asociaciones de mujeres, colectivos feministas y mujeres a título individual) ha organizado numerosas actividades en la Plaza del Palillero de 10 a 14 horas dirigidas especialmente a la participación femenina.

De 10 a 14 horas habrá actividades reivindicativas del 8-M en la plaza del Palillero

En ese mismo mismo lugar, tras la cacerolada prevista a las 12.30 horas, la Asociación de la Prensa de Cádiz, que junto al Colegio de Periodistas se suma a la movilización- leerá el manifiesto ‘Comunicadoras 8M’.

Manifestación a las 18 h en Asdrúbal

Por la tarde tendrá lugar la manifestación que partirá de la Plaza Asdrúbal a las 18 horas y discurrirá hasta la Catedral, donde terminará con la lectura de un manifiesto y actuaciones de carnaval. Esta manifestación el año pasado congregó en las calles del centro de Cádiz a miles de personas. Un respaldo masivo que también se vivió en el resto del país marcando un punto de inflexión sobre el debate en torno a la igualdad.

Con estos mimbres y tras redefinir algunos partidos el significado de feminismo adaptándolo a la sensibilidad de sus votantes, varias personas expertas opinan sobre igualdad, educación, nuevas masculinidades y de cómo la desigualdad entre hombres y mujeres continua presente en la sociedad y es la base de la violencia de género.

Carmen Esteo: «La desigualdad está en la base de la violencia de género»

Psicóloga de atención a víctimas de violencia de género. Centro de la Mujer de Jerez.

«La desigualdad sigue estando presente en la sociedad y la violencia de género es su manifestación visible, aunque no la única. La violencia de género es una dinámica de relación que se establece en la base de una educación, de unos roles de género que hemos aprendido y que normaliza una serie de prototipos de conducta entre hombres y mujeres que en sí son desiguales y nos colocan a las mujeres en unos patrones de desigualdad importantes.

Carmen Esteo
Carmen Esteo- LV

A algunos niveles (sobre todo del ámbito doméstico y social) estos patrones están normalizados. Y cuando nos alarmamos (por ejemplo ante situaciones violentas y abruptas que puede ser el asesinato de una mujer a manos de su pareja) es cuando dichos patrones no están normalizados.

Como psicóloga y en base a las mujeres a las que atiendo normalmente, observo que el agresor se acostumbra a llevar la razón, la iniciativa, a controlar a la mujer y a hacer ver que tiene derecho a ese control. La mujer que es víctima pierde el contacto real de cómo se encuentra. Simplemente funciona con el objetivo de que el sistema esté en equilibrio (que su marido no se enfade por nada) y se sienten responsables de ese equilibrio, de ahí que se sientan culpables cuando algo falla aunque esto desenvoque en algún tipo de agresión contra ella.

La violencia de género es una expresión de la desigualdad entre sexos y un debate que concierne y en la que se tiene que implicar toda la sociedad, hombres y mujeres».

Juan Manuel Delgado: «¿Lo dirías si fuera un hombre? si algo te chirría, es una conducta sexista»

Director técnico de la consultora especializada en Género 'Diferencia2'

«En la población más joven es necesaria la educación en igualdad desde pequeños. Muchos chicos y chicas no entienden que puedan estar en una relación tóxica o colmada de micromachismos porque lo tienen totalmente naturalizado. Tienen interiorizado conceptos como el amor romántico, la dependencia emocional o los celos como prueba de amor.

Juan Manuel Delgado
Juan Manuel Delgado

Cuando trabajamos con adolescentes en los institutos intentamos que hagan un análisis crítico de cómo nos han educado, que vean si a las chicas las han educado más para la dependencia emocional, para la tolerancia o la pasividad ante determinadas conductas. A los chicos les transmitimos el mensaje de que el amor no es sometimiento ni control. Muchos tienen relaciones de pareja poco saludables y poco alineadas con la igualdad.

Los micromachismos la mayor parte de las veces son caldo de cultivo para las macro violencias. La violencia de género no ocurre de un día para el otro de la nada, es una escalada y en la base están los micromachismos. Éstos se nos cuelan de manera sutil la mayor parte de las veces porque los tenemos muy normalizados. Cada cual tenemos una responsabilidad social ante la desigualdad y los micromachismos. Primero con uno mismo, luego en el ámbito del trabajo y en el social. A veces en un comentario o una broma hay mucho de trasfondo ideológico como lo hay en el desequilibrio en el reparto de tareas dentro del hogar. Para detectar conductas sexista es muy útil aplicar la regla de la inversión. Es decir, preguntarte ¿eso lo dirías si fuera un hombre? Si chirría, es probable que detrás de esa conducta haya algo de sexismo».

Encarna Martínez: «Es importante educar en igualdad para poder ser independientes»

Trabajadora social y coordinadora del Centro de Información de la Mujer de la Janda.

«Es importante educar en igualdad para que las hijas y los hijos tengan independencia económica cuando sean adultos y puedan tomar sus decisiones en la vida sin depender de nadie.

Encarna Martínez.
Encarna Martínez.

Con ese problema se encuentran mujeres mayores que han acudido al Centro de Información porque han sido víctimas de violencia en su hogar y no se atreven a denunciar o pedir ayuda porque se ven que no tienen empleo ni pensión porque han trabajado muchísimo toda la vida pero en su casa. Por este motivo la igualdad real entre hombres y mujeres es fundamental para una sociedad justa y hay que reivindicarla. Aunque se ha avanzado mucho, aún queda mucho por hacer.

En ese camino hay que empezar desde abajo, desde edades tempranas, educando en igualdad y desterrando muchos mitos (El amor lo puede todo, Yo sin ti no soy nada, etc) que existen entre los jóvenes que crean un caldo de cultivo para relaciones sexistas y desiguales basadas en roles de género.

En el Centro de Información a la Mujer de la Janda recibimos casos de agresiones o violencia hacia mujeres en edades cada vez más jóvenes. Por eso, los profesionales planteamos trabajar con los dos sexos para que vean que tienen otra forma de relacionarse. También deberíamos dar otras pautas a nuestros hijos e hijas para que la desigualdad y la violencia de género deje de ser el problema social tan grande que es en la actualidad».

Daniel Leal: «Por haber nacido hombres en una sociedad sexista tenemos privilegios de partida»

Coordinador del programa Hombres por la Igualdad. Ayuntamiento Jerez.

«Los hombres tenemos que pronunciarnos de manera inequívoca a favor de la igualdad, contra el machismo y contra la violencia de género. Ser hombre no es lo mismo que ser machista pero tenemos que diferenciarnos de los hombres que son machistas y que se creen con el derecho de seguir teniendo actitudes incompatibles con los derechos de la humanidad.

Daniel Leal.
Daniel Leal.

Tenemos que ser igualitarios, no violentos, sin ningún tipo de actitud misógina ni homófoba. Y donde está la prueba del algodón para muchos hombres: en asumir de manera equitativa las tareas domésticas y el cuidado de las personas. La primera actitud machista que considero que los hombres tenemos que cambiar es considerar que no tenemos ninguna actitud machista. Por el simple hecho de haber nacido hombres en una sociedad sexista tenemos muchos privilegios de partida. Tenemos que hacerlos visibles y renunciar a ellos.

Si cometes un acto o discurso machista se hace queriendo, otra cosa es que tú no te hayas cuestionado que ese es un acto machista. Si dicen «no me he dado cuenta», entonces ese hombre tiene el problema de que no se ha dado cuenta pero lo que está haciendo está manteniendo una situación de desigualdad. Un ejemplo claro lo vemos en el escaqueo masculino en las tareas domésticas y en el cuidado de personas, sean hijos o personas mayores. Un tema muy importante que hay que poner en la agenda es la educación de los niños y adolescentes. La mejor vacuna contra la desigualdad y la violencia de género es la educación en y para la igualdad».