El nuevo Centro de Transferencia Empresarial de la UCA abrió ayer sus puertas.
El nuevo Centro de Transferencia Empresarial de la UCA abrió ayer sus puertas. - LA VOZ
Universidad de Cádiz

El Olivillo vuelve a tener vida 30 años después de su cierre

La Universidad de Cádiz inaugura un edificio que se ha sometido a una profunda rehabilitación manteniendo su estructura original

CádizActualizado:

La Universidad de Cádiz ha puesto fin a 30 años de cierre y abandono del edificio del Olivillo, situado en uno de los frentes marítimos más espectaculares de Cádiz, muy cerca de la playa de La Caleta. El histórico emplazamiento que fue durante 40 años el Instituto de Higiene, primero, y posteriormente el Instituto Provincial de Sanidad, se ha convertido ahora en un Centro de Transferencia Empresarial, donde por primera vez se unirán en un mismo espacio las empresas y la universidad, con el objetivo de dar impulso a sectores industriales y empresariales desde la innovación, así como el apoyo a los emprendedores.

La obra se ha realizado en un tiempo récord, pues tan solo han pasado 18 meses desde que se pusiera la primera piedra de este nuevo equipamiento por parte de la empresa Sando. Desde entonces, la constructora ha emprendido una difícil labor de rehabilitación de un edificio incluido en el Catálogo del Patrimonio Histórico Andaluz con un nivel de protección 3 y considerado un ejemplo de arquitectura racionalista en Andalucía.

El edificio ha mantenido parte de su estructura y, a pesar de sus dificultades, se ha podido mantener la original fachada que caracteriza a esta emblemática construcción que data de 1941 y que fue diseñada por el arquitecto Antonio Sánchez Esteve. «Hoy es un día importante para la ciudad y para la provincia de Cádiz. Ya no tendremos que preocuparnos más cuando venga un temporal de Poniente. Esta obra demuestra el compromiso de la universidad no solo con el conocimiento sino también con la conservación y el mantenimiento de los edificios», ha apuntado el rector de la UCA, Eduardo González Mazo, que con este proyecto encumbra una magnífica labor tras ocho años de Gobierno al frente de la UCA.

González Mazo ha subrayado que «convertir este edificio en un Centro de Transferencia Empresarial ha sido una operación tan compleja que sólo es viable cuando se unen compromisos, esfuerzos y recursos. Una labor intensa y rigurosa de la comunidad universitaria para solventar las complejidades jurídicas, técnicas y económicas del proyecto y para“el desarrollo de una obra que ha requerido de un exigente y laborioso proceso administrativo».

Del mismo modo, ha precisado que «estamos ante un edificio que mira al futuro y al pasado, ya que albergará un centro de interpretación de los restos hallados del testaccio romano de Cádiz durante la obra del Olivillo y el Colegio Mayor de la UCA, que ahora mismo se exponen en la muestra '7 metros de historia de Cádiz' en el edificio Constitución 1812. Un yacimiento que convivirá en un espacio único en nuestra provincia con una infraestructura para la transferencia, la innovación y el emprendimiento».

El rector de la UCA, Eduardo González Mazo, junto al delegado de Empleo, Alberto Cremades.
El rector de la UCA, Eduardo González Mazo, junto al delegado de Empleo, Alberto Cremades.

Por su parte, el delegado territorial de Empleo de la Junta de Andalucía, Alberto Cremades, ha destacado que esta actuación se enmarca en un convenio de la UCA y la Junta, para disponer de fondos ITI para la creación de este centro, «donde aunar inversores, investigadores y emprendedores como caldo de cultivo para la creación de empresas, que tengan un alto valor añadido y que nazcan con una solidez suficiente para poder afrontar el futuro».

Pendientes del equipamiento científico

No obstante, el máximo responsable puso de relieve que los 4,5 millones de los Fondos ITI concedidos por la Junta de Andalucía han ido destinados a la construcción del edificio. Por lo tanto, ahora está pendiente el equipamiento del mismo, cuyo coste podría equiparar al de construcción. En este sentido, el rector explicó que gran parte de la infraestructura científica ha sido solicitada a través de distintos proyectos, que aún están pendientes de resolución.

El edificio de El Olivillo ocupa una parcela de 1.551 m2, con 4.150 m2 construidos y distribuidos en sótano y cinco plantas. El Centro de Transferencia Empresarial albergará Servicios de apoyo y asesoramiento para la innovación y desarrollo territorial (asesoría legal en innovación para empresas, consultoría en I+D+i, gestión de proyectos de innovación y asesoramiento tecnológico, Oficina de Proyectos Europeos, Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación –OTRI-, Oficina de Prácticas de Empresas y Empleo, así como las cátedras externas UCA); Servicios de transferencia e innovación para las empresas (Fabricación Virtual. Ingeniería y Tecnologías de Diseño, Desarrollo y Simulación de Productos y Procesos Industriales, Ensayos no Destructivos, Instrumentación y Monitorización Inteligente, Ambiental y de Procesos Industriales, Fabricación Aditiva, Robótica Avanzada, Energías Renovables Marinas, Desarrollo y Diseño de Alimentos Agromarinos y Biotecnología de Algas), Servicios de apoyo a los emprendedores (vivero para Empresas de Base Tecnológica –EBT- y empresas innovadoras, servicio de apoyo a emprendedores y las dependencias del Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial –CADE- de la Junta de Andalucía, así como la oficina de I+D+i de la Confederación de Empresarios de Cádiz –CEC-) y Servicios comunes (dependencias de apoyo administrativo y técnico y uso de equipamientos).

En el acto de apertura de las instalaciones han estado presentes diferentes autoridades, entre ellas, el delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo y Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía, Alberto Cremades, así como los vicerrectores de Transferencia e Innovación Tecnológica y de Infraestructuras y Patrimonio de la Universidad de Cádiz, Javier Pérez y José María Mariscal, respectivamente, y el delegado de Función Pública de la Diputación Provincial, Francisco González.