Las vallas anuncian las obras en la Avenida de Astilleros
Las vallas anuncian las obras en la Avenida de Astilleros - A. V.
Tráfico

La obra de la carretera industrial, en espera

El inicio de los trabajos en esta artería de acceso al centro se retrasa porque aún hay vehículos aparcados

CádizActualizado:

Dos de las principales obras pendientes en la ciudad estaban previstas para comenzar durante la jornada de este lunes. La urbanización de la Avenida de Astilleros, que da acceso al casco histórico, así como los trabajos de Aguas de Cádiz en la calle Veedor, van a conllevar importantes cortes de tráfico durante las próximas semanas, que coinciden en plena época estival. La de la carretera industrial ha quedado de momento a la espera porque pese a las indicaciones aún hay coches aparcados en la zona.

Durante la mañana, ya se han podido ver los trabajos previos que se están realizando en ambas vías para reorganizar la circulación. Carteles y vallas anunciaban desde primera hora en la Avenida de Astilleros la prohibición de estacionar el vehículo, algo que ha cogido por sorpresa a algunos conductores. De hecho finalmente el Ayuntamiento ha anunciado que retrasa el inicio de la urbanización de la Carretera Industrial debido a que aún hay vehículos estacionados.

La Policía Local intentará contactar con los dueños de los 30 vehículos que continúan en el lugar para instarles a su retirada antes de proceder a imponer las sanciones correspondientes.

A pesar de la señalización informativa y del vallado colocado en la zona por parte de la empresa antes del pasado día 6, son 30 los vehículos que continúan en el lugar, algunos de ellos en estado de semiabandono. Así, si pese a las gestiones que realizará la Policía Local continúa alguno el jueves, se iniciará el pertinente procedimiento de abandono y se procederá a su retirada y envío al depósito municipal.

Esta circunstancia provocará que los trabajos inicialmente previstos este lunes tengan que retrasarse varios días, estimándose un máximo de una semana. Cabe señalar que estas tareas, que no afectarán al tráfico, consisten en la adaptación de solares y accesos en la carretera industrial para aparcamientos temporales.

En este caso, el Ayuntamiento va a acometer una actuación que pretende mejorar el aspecto y la funcionalidad de una de las principales arterias de acceso a Cádiz, ya que asume gran parte del tráfico que llega a la ciudad a través del segundo puente. Esta primera fase de urbanización de la Avenida de Astilleros tendrá un presupuesto de 525.383 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses.

De cara al inicio de estos trabajos, no estará permitido el estacionamiento de vehículos por lo que, a partir de este lunes, se procederá a la retirada de los que se encuentren aparcados con el objetivo de no retrasar la ejecución de la obra.

El proyecto consiste en colocar una capa de rodadura a toda la avenida y reparar todo el firme que actualmente se encuentra con importantes desperfectos debido al alto tránsito que registra.

La actuación se complementa con la reforma de los acerados de acceso a la estación de autobuses para garantizar el acceso a la misma en condiciones de seguridad y el futuro aparcamiento que se ubicará en el muelle pesquero. Estos trabajos además permitirán avanzar en la ejecución del carril bici que conectará la barriada de la Paz con la Plaza Sevilla.

Carteles anuncian desde esta mañana la prohibición de estacionar en Astilleros
Carteles anuncian desde esta mañana la prohibición de estacionar en Astilleros - A. VÁZQUEZ

Asimismo el proyecto recoge la ejecución de todas las infraestructuras subterráneas y redes de servicios coincidentes en planta con el acerado proyectado. Éstas son, conforme a la distribución prevista en sección transversal, las redes de fecales, abastecimiento de agua potable, distribución de baja tensión y alumbrado público.

Obras en Veedor

Por su parte, la empresa municipal Aguas de Cádiz inicia hoy la primera fase de las obras del proyecto de sustitución de redes de abastecimiento y saneamiento en la calle Veedor, lo que implicará cortes de tráfico y la reordenación de la circulación de vehículos en la zona. Concretamente, se trata de los trabajos previos para unas obras que comenzarán en la semana del 20 de agosto, tal y como se acordó en la reunión mantenida a mitad de julio con los comerciantes, hosteleros y vecinos de la calle Veedor.

En dicha reunión se llegó al acuerdo de replantear las fases previstas en el proyecto y hacer primero la fase 2, que afecta solo a un pequeño tramo de la calle Zaragoza. El objetivo es no retrasar demasiado el inicio de las obras –que tienen un plazo de ejecución de cuatro meses- para no coincidir con las fechas previas a las Navidades, al tiempo que se atiende al requerimiento de los vecinos que solicitaban su aplazamiento ante las molestias que éstas ocasionarían a sus negocios en época estival. Cabe recordar que, inicialmente, las obras estaban previstas para la segunda quincena de julio.

Durante este tiempo, la Policía Local elaborará un plan de tráfico que desviará la circulación de Veedor hacia la calle Zaragoza y Benjumea, y el Ayuntamiento pondrá a disposición de los vecinos un número de teléfono para responder a dudas y facilitar cualquier información que requieran.

La obra será ejecutada por la empresa Martín Casillas por un importe de 156.372,02 euros y consiste en la sustitución de las antiguas conducciones de fibrocemento de la red de abastecimiento por otras de conducción dúctil entre la plaza del Mentidero y la plaza de San Antonio. La actuación contempla también la reposición de todas las acometidas, así como las conexiones con las calles adyacentes.

En cuanto al tráfico rodado, la Delegación del Tráfico del Ayuntamiento ha explicado que, debido a los cortes de tráfico que se producirán en el citado tramo de la calle Zaragoza y en la calle Veedor, se reordenará la circulación de vehículos de la zona, en especial el acceso y salida a la plaza de San Antonio. Así, sólo se permitirá el acceso de vehículos para labores de carga y descarga, a los usuarios de garaje y la zona reservada para discapacitados.

De esta manera, se contemplan los itinerarios posibles en función del destino perseguido, indicando especialmente que el acceso a dichos recorridos está limitado a vehículos de menos de 3,5 toneladas.

La duración total de las obras está estimada en cuatro meses, pudiendo, en función del avance de los trabajos, verse modificado algunos de los recorridos previstos, de lo que se informará debidamente. En todos los accesos de tráfico a la zona de la obra se colocará la señalización correspondiente para la información a los ciudadanos.