Fachada de la Casa de Cádiz de Barcelona, ocupada desde noviembre.
Fachada de la Casa de Cádiz de Barcelona, ocupada desde noviembre. - TWITTER
OKUPAS CASA CÁDIZ

«Kichi es un hipócrita al intentar desalojarnos»

Los okupas de la Casa de Cádiz de Barcelona acusan al Consistorio gaditano de querer desahuciarles

CádizActualizado:

A pocos metros de la Sagrada Familia, en el número 279 de la calle Sardenya, se encuentra la Casa de Cádiz, un edificio que, tras más de una década abandonado, ocuparon en noviembre un grupo de sintecho que pernoctaban en las calles de Barcelona.

«No nos vamos a marchar»

«Es un proyecto autogestionado por las mismas personas sin hogar. Venimos de las acampadas y de las protestas en la calle», explica el activista Lagarder Danciu. Unas 25 personas sin hogar ocupan este edificio de dos plantas. Allí, duermen y comen y otros, como Enric, de 85 años, que fue dibujante y ahora tan solo cuenta con una pensión de 600 usos que emplea en pagar el alquiler de su piso, acuden allí para comer y que les cuiden.

Estas personas sin hogar, que reciben la ayuda de los vecinos del barrio, denuncian que el Ayuntamiento de Cádiz, copropietario del edificio, quiere desalojarles. «Este señor dice en su perfil de Twitter que es anticapitalista. ¿Qué anticapitalista es si ordena a los servicios jurídicos de su ayuntamiento poner una denuncia y desalojar a gente sin casa?», ha declarado Lagarder al diario El Mundo. «Es una contradicción y una hipocresía por parte del señor Kichi y también de Ada Colau», asegura en declaraciones a Antena 3.

«El Ayuntamiento de Cádiz, torpe, ha elegido el camino de la represión, nos ha denunciado en los tribunales», denuncia el activista a través de un vídeo colgado en su cuenta de Twitter. Donde, además, da un recado concreto: «los okupas de Casa Cádiz de Barcelona envían un mensaje claro y conciso al alcalde, que ha denunciado en los tribunales a los sin techo por okupar un edificio que llevaba 14 años abandonado. Kichi, jódete, no nos vamos a marchar».

El Ayuntamiento lo niega

Por su parte, el Consistorio gaditano desmiente la versión de los okupas. Asegura que no se ha interpuesto ninguna demanda judicial ni denuncia y que el Ayuntamiento ha actuado a requerimiento de los Mossos d'Esquadra, que recibieron el aviso de los vecinos de que el inmueble había sido ocupado. Y que lo ha hecho «para garantizar la seguridad del edificio» que es, «en parte, privado».

No obstante, los sintecho acusan directamente al alcalde de intentar desalojarles y le piden sentarse a buscar una solución. Un alcalde que hace tres años y medio, recién tomado el bastón de mando, mediaba directamente con la Policía Nacional para intentar frenar el desahucio de una familia que vivía de alquiler en la calle Benjumeda. En aquel mes de junio de 2015, incluso cuatro de los ediles del «ayuntamiento del cambio» se unieron a la cadena humana que intentaba impedir el paso de los agentes para que no llevasen a cabo el desalojo que, finalmente, se acabó produciendo.