Próximas Elecciones

Guerra abierta en el PSOE de Cádiz por las listas electorales

Los socialistas piden «respeto» por la elaboración de sus candidaturas tras las críticas internas

Actualizado:

La secretaria de Organización del PSOE de Cádiz, Araceli Maese, ha pedido respeto a la decisión de la militancia socialista de la provincia de Cádiz que se ha pronunciado durante estos días pasados en las correspondientes asambleas locales para elegir las candidaturas al Congreso y el Senado.

«La militancia ha hablado y ha votado libre, todos deberíamos respetarlo», ha advertido Maese, que sugiere a la secretaria ejecutiva del área de los Mayores del Comité Federal, María Jesús Castro, que «no se puede ser juez y parte» instándola a que deje fluir con normalidad el proceso conforme a los estatutos del 39 Congreso.

Maese ha defendido «la limpieza y pulcritud» del proceso desarrollado durante la presente semana «que ha contado con una alta participación y en respeto íntegro a las normas establecidas por el Congreso Federal».

La secretaria de Organización replica a la exsenadora María Jesús Castro que «no se puede ser juez y parte» y le insta a dejar fluir el proceso

De este modo, la secretaria de Organización apunta que «en caso de prosperar las impugnaciones, si se restan esos votos serían más negativos para los propios intereses de la senadora ‘in pectore’ pues su candidatura particular ya no llegaría ni al centenar de votos y la diferencia con los candidatos más votados y respaldados se acrecentaría». Así, la dirigente socialista provincial ha pedido a la miembro de la Ejecutiva Federal «mayor respeto y ser más coherente en sus declaraciones públicas, sobre todo generosidad con el partido al que causa un grave daño con ese comportamiento». «No acepta los resultados porque está en una carrera personal, porque habiendo quedado relegada al puesto undécimo en las votaciones de candidaturas al Senado pretende recuperar el cargo que ya ostentó», señala, afeando que «pretenda hacerlo desde una mesa camilla y por encima de las primarias y la voluntad de la militancia socialista».