Ana Rivas posando frente al Puente de la Constitución de 1812
Ana Rivas posando frente al Puente de la Constitución de 1812 - J.A.P.
CÁDIZ

La gaditana Ana Rivas aspira a coronarse como la joven más guapa del mundo

Es la representante de España en el certamen de belleza Miss Teen Mundial que se celebra el 29 de julio en El Salvador

CádizActualizado:

Ana Rivas Peral es de Cádiz, acaba de cumplir dieciocho años, estudia en el colegio San Vicente de Paul y tiene un expediente académico brillante. En septiembre comienza su último año de bachillerato y después, lo tiene claro, estudiará el doble grado de Psicología y Criminología porque le gustaría trabajar como psicóloga en una cárcel: «Me gustaría saber cómo funciona la mente de las personas que están allí», responde con una vez dulce y segura.

Hasta ahí todo normal. Podría ser la vida normal de una chavala de hoy en día si no fuera porque Ana se va la semana que viene a El Salvador para participar en el certamen de belleza Miss Teen Mundial e intentar coronarse el 29 de julio como la teenager más guapa del mundo.

Confiesa estar un poco nerviosa porque es algo que no se imaginaba que pudiera suceder. Su incursión en el mundo de la pasarela, actividad que se toma como un hobby, comenzó hace un año en Cádiz, en la academia de Jaime Montero. Apenas doce meses después está a punto de cruzar el charco como representante de España para disputarse junto a otras veintiuna candidatas de todo el mundo un título de belleza. «Siempre le había gustado el modelaje pero nunca llegué a pensar en algo así, no entraba en mis planes». Y tanto, porque la idea de presentarse al certamen no fue de ella sino de un amigo suyo, que la convenció para que mandara sus fotos. «Yo no tenía ni idea de ese concurso», exclama con sorpresa.

Primero la llamaron para comunicarle que estaba seleccionada, después ganó el concurso Miss Teen España «y ahora esto». Sus expectativas para el concurso son, «sobre todo, vivir una experiencia nueva». También sabe que se le pueden abrir puertas en el mundo de la moda pero eso, aunque le hace mucha ilusión, no le separa los pies de la tierra: «Tengo claro que siempre pongo por delante mis estudios».

Es una miss de un tiempo nuevo que no duda en responder cuando se le pregunta por el cerco machista que rodea a cualquier certamen de belleza o por la cosificación de la mujer: «En este certamen yo represento también mi personalidad, no sólo mi físico». Huye de etiquetas. «No me consiero nada, respeto las opiniones de las personas y la libertad de que cada uno piense y actúe como crea sin hacer daño a nadie». Hace una excepción: «No comparto lo que piensan las personas machistas, todos somos iguales, hombres y mujeres».

Como en otros concursos de este tipo tendrá que hablar de su país, pero Cádiz también estará presente. Irá vestida de las diseñadoras gaditanas María y Alejandra Novias, una firma de Chiclana. «En mi presentación diré que represento a España y que vengo de una ciudad del sur que es la más antigua de Occidente». No puede desvelar mucho más. Aficionada al fútbol y del Cádiz FC ,le haría mucha ilusión poder contactar con Mágico González para que asistiera al concurso: «Ojalá pudiera hablar con él para invitarle a que fuera y tener así a un gaditano más con nosotros» (viaja con su madre).

Ana pasea sus palabras con aplomo y elegancia, como es ella por fuera. Para combatir posibles nervios echa mano de su incipiente experiencia. Ha desfilado en varias pasarelas de moda benéficas por la provincia gaditana y en un homenaje a Rocío Jurado luciendo un traje de la artista diseño de Antonio Ardón.