Imagen aérea del recinto exterior e interior de la Zona Franca de Cádiz.
Imagen aérea del recinto exterior e interior de la Zona Franca de Cádiz. - LA VOZ
ZONA FRANCA

Un futuro incierto para el recinto exterior de la Zona Franca

Mientras que el recinto fiscal recibe nuevas propuestas de empresas para asentarse en Cádiz, el espacio exterior no termina de despegar

CÁDIZActualizado:

En su balance de gestión, el delegado especial de la Zona Franca, Alfonso Pozuelo, no quiso pasar por alto un elemento fundamental para el desarrollo futuro de la ciudad: la situación del recinto exterior. Lo que iba a convertirse en un gran parque empresarial se va deteriorando poco a poco sin que se aporte una solución clara a este enclave situado en plena entrada de la capital.

Pozuelo ya propuso hace meses que se abriera un debate en unas jornadas que se organizarían conjuntamente entre el Consorcio y el Ayuntamiento de Cádiz para definir el futuro del recinto exterior de la Zona Franca, que cuenta con un total de 399 propietarios.

Para el delegado saliente, una de las soluciones para desbloquear la situación sería la expropiación, cometido que le correspondería directamente al Ayuntamiento gaditano, al igual que el de modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en el caso que se decidiera utilizar este suelo para otro tipo de actividad como el ocio o la construcción de viviendas.

Esta propuesta de expropiación se ve con cierto escepticismo por parte de los propietarios de muchas de las naves situadas en este espacio de la ciudad, que entienden que «no hay dinero» para llevar a cabo las mismas y que -si se hiciera- tendría que ser conforme a lo que abonan de IBI cada año.

Los propietarios piden que se les escuche y apuestan por un trabajo conjunto con las administraciones públicas y el propio Consorcio para hacer del recinto exterior un espacio lo suficientemente atractivo para que se asienten nuevos inversores que contribuyan al despegue económico de la ciudad.

Entienden la complejidad de dar un vuelco a esta zona dado que son muchos propietarios para ponerse de acuerdo y «muy pocas las ayudas públicas que se reciben». No obstante, más de una treintena de empresarios están trabajando desde hace meses en la creación de una asociación para caminar unidos y defender sus intereses.

Uno de ellos, Rafael Gargallo, asegura que «los empresarios tenemos mucho que decir porque somos los que estamos aquí en el día a día y no nos queremos ir de Cádiz».

Por ello, ante la inminente llegada de un nuevo delegado o delegada en el Consorcio, esperan que -después de un tiempo prudencial tras tomar posesión y ponerse al día de la situación- puedan darse los pasos para que por fin el recinto exterior cobre vida.

Un impulso definitivo

Gargallo valoró la apertura de varias empresas en este espacio en los últimos meses ya que, a su juicio, «pone de manifiesto que hay actividad», refiriéndose a las gasolineras que se han puesto en marcha. Aunque, al igual que otros muchos propietarios, considera que es necesario dar un impulso definitivo entre todos a esta zona de la ciudad, en la que aún existen muchas naves sin actividad y absolutamente abandonadas.

Recordar que ya en la etapa del Partido Popular en el Gobierno de la ciudad se llevó a cabo un diseño de un parque empresarial en el que tenían cabida no solo las industrias escaparate sino un gran centro comercial, edificios de oficinas, amplios viales con aparcamientos, zonas verdes y espacios para viviendas. Nada de esto se ha materializado y el futuro del recinto exterior de la Zona Franca es cada vez más incierto.

Aunque el todavía delegado especial de la Zona Franca sea partidario de la expropiación como mejor opción, se está a la espera de conocer la opinión de la persona que le sustituya en este cargo.

A un año escaso de que se celebren las Elecciones Municipales de 2019, a buen seguro que los distintos partidos políticos incluirán en sus respectivos programas electorales sus planes y propuestas para mejorar este espacio de entrada a la ciudad.

Mientras que el PP apostaba por un parque empresarial en el que se generarían miles de empleos, desde Podemos, en su programa para 2015, se apostaba por orientar la actividad de la Zona Franca hacia la creación de un parque tecnológico y una planta energética.

Asimismo, Podemos se comprometía a abrir un diálogo con las instituciones implicadas en la zona, el sector empresarial y financiero y los agentes sociales y políticos para la redacción de un Pacto de Empleo Cádiz-Zona Franca. Ninguna de estas opciones se han puesto en marcha, el tiempo pasa y el recinto exterior reclama soluciones.