Uno de los establecimientos asaltados supuestamente por el detenido.
Uno de los establecimientos asaltados supuestamente por el detenido. - LA VOZ
SUCESOS

Detenido un sospechoso acusado de ser el encapuchado que atracaba comercios en La Laguna

Tras una intensa investigación, la Policía Nacional identifica y arresta al presunto autor de los robos que se habían producido en este barrio de la capital gaditana

Se le atribuye la autoría de cinco asaltos a establecimientos y a una persona a la que siguió y asaltó por la espalda después de que hubiera sacado dinero de un cajero

Actualizado:

Agentes de la Policía Nacional han detenido al presunto autor de la oleada de robos cometidos en establecimientos del barrio de La Laguna de Cádiz en las últimas semanas que actuaba con un pasamontañas o con capucha, y portaba un cuchillo con el que amenazaba a los trabajadores. Según ha adelantado este periódico, se trata de un individuo de 46 años al que le consta una decena de antecedentes, la mayoría por malos tratos y robos con violencia.

Los hechos, cometidos en apenas dos semanas, despertaron una importante alarma social y la evidente preocupación de los comerciantes y vecinos que tenían temor de ser las próximas víctimas de este individuo ya que los asaltos se fueron repitiendo en pocos días y con bastante violencia por parte del ladrón.

Los agentes del Grupo de Delincuencia Urbana Uno de la Comisaría Provincial se pusieron manos a la obra con la investigación y después de realizar numerosas gestiones policiales han logrado identificar y detener a este sospechoso como el presunto autor de los robos.

Los asaltos se cometieron entre el 7 de julio y 1 de agosto, produciéndose todos ellos en torno a la media noche. El sospechoso aprovechaba la escasa afluencia de público a los locales por coincidir con el horario de cierre. El supuesto autor intimidaba a los dependientes de los establecimientos con un cuchillo de grandes dimensiones y ocultaba su rostro con un trapo de cocina o bien con una bufanda.

El detenido llegó a atracar en cuestión de días el mismo establecimiento en dos ocasiones.

Al ahora detenido se le imputan hasta seis atracos cometidos en establecimientos de la calle Pintor Zuloaga, Murillo, Goya y Plaza Esquivel. Además se le atribuye igualmente el robo con violencia a una persona que acababa de sacar dinero del cajero de una sucursal bancaria de las inmediaciones.

Todos los hechos se produjeron en distintos negocios del ramo de la hostelería, dándose la circunstancia de que en el plazo de seis días el sospechoso llegó a atracar en dos ocasiones una misma cafetería de la calle Pintor Zuloaga.

Amenazaba con el cuchillo

Y es que a este presunto ladrón parece que no le importaba enfrentarse a los empleados de los comercios que asaltaba. En uno de ellos llegó a esgrimir el cuchillo contra el dependiente al que arrinconó para coger de inmediato el dinero que había en la caja. A los tres días volvió a repetir la operación en otro negocio, donde amenazó también con el arma blanca a la trabajadora y se llevó 400 euros.

Al día siguiente visitó otro establecimiento. Alertada ya de los robos que se estaban produciendo en la zona, al verlo con el rostro tapado la empleada quiso cerrarle la puerta pero no lo logró debido a la fuerza que empleó el ladrón por lo que se escondió en el almacén por miedo a ser agredida. El individuo accedió al mostrador y se llevó el dinero que había en la caja. A la semana volvió a ir esta misma cafetería para de nuevo cometer otro atraco. Se llevó otros 800 euros.

La Policía se ha incautado del cuchillo empleado por el atracador.
La Policía se ha incautado del cuchillo empleado por el atracador. - LV

En el último de sus golpes, ocurrido en torno a la una de la madrugada del pasado 1 de agosto, siguió a un persona que acababa de sacar dinero de un cajero de la Avenida Cayetano del Toro y lo abordó por la espalda a la altura de la calle Goya colocándole el cuchillo en el costado si bien no le causó daño alguno a la víctima porque ésta no ofreció resistencia alguna.

Una laboriosa investigación

La investigación no ha sido nada fácil. Los datos que tenían del sospechoso eran pocos: Pelo castaño, 1,80 metros de estatura, que vestía una sudadera gris y poco más. El ladrón se guardaba bastante bien de tapar su rostro. Con una bufanda o, incluso, con un paño de cocina. Sin embargo, por el 'modus operandi' que tenía, los agentes centraron sus pesquisas en el mismo barrio de La Laguna. Sospechaban que el ladrón podría ser un vecino que conocía bien la zona, los horarios de los comercios y dónde podía entrar a intentar robar.

De esta manera decidieron desplegar un dispositivo preventivo por el barrio a fin de identificarlo, lo que finalmente ha culminado con éxito con la detención este martes del sospechoso, un vecino de 46 años de la calle Pintor Zuloaga con numerosos antecedentes. Además, se le ha intervenido el cuchillo que supuestamente utilizaba en los asaltos.

El detenido pasará a disposición judicial el próximo jueves o viernes y mientras permanece en los calabozos de San Fernando.

La operación ha sido realizada por los agentes del Grupo de Delincuencia Urbana Uno de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Policía Nacional de Cádiz.