David Palomar esta mañana en el Centro Creativo Flamenco - ANTONIO VÁZQUEZ
Plaza de las Viudas,38

Cante, toque y baile entre El Junco y David Palomar

El cantante estrena Espacio Creativo Flamenco en Cádiz

CádizActualizado:

El cantaor gaditano David Palomar ha inaugurado este martes el Espacio Creativo Flamenco que lleva su nombre y que se ubica en la plaza de las Viudas, 38; donde hasta ahora estaba la academia de baile Saroche. «El espacio se abre con mucha ilusión, con ganas de enamorar a la gente y de ayudar también a los profesionales trayendo 'Master Class' para que las personas puedan desarrollarse sin tener que salir de Cádiz», ha explicado Palomar.

Para la presentación de la escuela, David Palomar no estuvo solo, acompañado por diversas personalidades del flamenco como Juan José Jaén El Junco y Cristina Hoyos, entre otros, el artista flamenco ha confesado que «uno de mis sueños era crear escuela y mantener un legado que creo que es importante». Además, el espacio creativo está pensado para «intentar captar al que no le guste el flamenco, enamorar más al que ya lo está y perfeccionar al profesional para que evolucione». De esta forma, el espacio flamenco de Palomar se convierte en un punto de encuentro para que «todos puedan exponer idas, compartir y crear millones de cosas que quedan por hacer», ha resaltado el cantaor.

El centro abrirá sus puertas al público a partir del 10 de septiembre y será un espacio dedicado al flamenco que contará con clases magistrales de baile, cante, toque y percusión. El cantaor ha asegurado que está abierto a todo tipo de colaboraciones y nuevas ideas. De hecho, Riki Rivera le ha propuesto, desde Japón, hacer una 'Master Class' a través de las tablets para que los niños creen sus primeras composiciones.

Otro punto a resaltar del nuevo espacio flamenco, es la decoración de las paredes que ha elegido David Palomar. «Hemos seleccionado una colección de fotografías de Paco Lobato, un amigo de Málaga». El cantaor gaditano, que colabora con Infancia Solidaria, ha puesto a la venta las fotografías por un precio de 120 euros cada cuadro para recaudar fondos para los niños de la ONG. La finalidad de esta iniciativa solidaria es «traer a niños de países en desarrollo para operarlos de cardiopatías, pagándoles el billete para traerlos hasta aquí y que esté con una familia el tiempo que haga falta y regresarlos a su país», ha resaltado el cantaor.