Goiko Grill, en la cale San Miguel.
Goiko Grill, en la cale San Miguel. - Francis Jiménez
Cádiz

La complicada llegada de Goiko Grill a Cádiz

La hamburguesería, que pospuso su fecha de apertura por no contar con la licencia, se entera del expediente sancionador impuesto por el Ayuntamiento por la prensa

Goiko Grill niega que haya sido sancionada por el Ayuntamiento

Fran M. Galbarro
CádizActualizado:

La llegada de la cadena líder de hamburgueserías gourmet en España está resultando realmente complicada. Goiko Grill, que había anunciado su estreno en Cádiz el pasado viernes, tuvo que posponer su apertura hasta el lunes.

La compañía entregó el mismo viernes la última documentación necesaria para la solicitud del permiso de apertura. El Ayuntamiento asegura que los trámites necesarios se realizaron a última hora del viernes, motivo por el que Goiko Grill no pudo abrir a tiempo. Como consecuencia, la hamburguesería canceló las reservas realizadas a lo largo del fin de semana para comer en el local.

Ya en la mañana del lunes, técnicos de la Delegación municipal de Urbanismo realizaron la inspección de las obras. La versión del Ayuntamiento y la de la empresa confrontan al narrar lo ocurrido en esta jornada. Goiko Grill asegura que el funcionario «informó a la promotora de que todo estaría en regla» una vez que «bajáramos la altura del conducto de extracción de humos». Según su versión, el técnico le advirtió de que «las administraciones tienen sus tiempos», por lo que «si en cualquier momento venía la Policía», podían indicarle «que él ya había venido y nos había informado», pero «no se iba a abrir ningún expediente sancionador».

Finalmente Goiko Grill decidió abrir este lunes en Cádiz y, como consecuencia, el Ayuntamiento ha iniciado un expediente sancionador. El Consistorio recuerda que hasta la mañana del miércoles el establecimiento «carecía de la licencia de primera utilización», «un permiso necesario después de que la propiedad del establecimiento realizase obras de remodelación en el local previo a su apertura».

La empresa, «sorprendida», ha tenido constancia de la multa a través de los medios de comunicación. De hecho, representantes de la hamburguesería han intentado contactar con el Consistorio a lo largo de la tarde para aclarar lo ocurrido.

En el comunicado, el Ayuntamiento de Cádiz explica -sin citar a Goiko Grill, aunque narrando hechos coincidentes en trámites y fechas- que el establecimiento hostelero decidió iniciar su actividad «tal y como corroboraron agentes de la Policía Local que procedieron a levantar acta de la infracción que ha derivado en el inicio de un expediente sancionador, tal y como recoge la normativa municipal». Goiko Grill asegura que ningún representante de la empresa estaba presente cuando se levantó ese acta.

El Consistorio aseguró que esta «apertura sin los permisos pertinentes» derivará a su vez en una sanción al técnico privado correspondiente, ya que «tanto el promotor como el técnico serían los responsables de iniciar una actividad sin haber concluido todos los trámites que la administración exige».

Desde Goiko Grill insisten en que no quieren «generar malas sensaciones ni con instituciones públicas ni con los vecinos», aunque aseguran que en anteriores aperturas «no había sucedido nada de esto» y que lo ideal, en vez de enterarse por un comunicado de prensa, «es que todo vaya por los cauces correspondientes».