CÁDIZ

Aguas de Cádiz finaliza las obras de mejora de las canalizaciones de la calle Veedor

Los trabajos han concluido con tiempo suficiente para no coincidir con las fiestas navideñas

Actualizado:

El Ayuntamiento de Cádiz ha informado de la finalización, por parte de Aguas de Cádiz, de las obras de mejora de las canalizaciones de la calle Veedor.

Los trabajos han concluido con tiempo suficiente para no coincidir con las fiestas navideñas, cumpliendo así con el compromiso alcanzado en su día con los comerciantes, hosteleros y vecinos de la zona, ha destacado en un comunicado el Consistorio.

En este sentido, Aguas de Cádiz ha recordado que el inicio de las obras estaba previsto para mediados de julio y se aplazó hasta finales de agosto «para no perjudicar a los negocios de la citada calle en la época estival».

A petición del Ayuntamiento, y para responder a la demanda de los vecinos, la empresa municipal Aguas de Cádiz replanteó las fases previstas en el proyecto y ha cumplido con los plazos, ya que ha ejecutado en tres meses una obra que ha consistido en la sustitución de las antiguas conducciones de fibrocemento de la red de abastecimiento por otras de conducción dúctil entre la plaza del Mentidero y la plaza de San Antonio, según ha destacado.

La obra, con un importe de 238.000 euros, ha contemplado también la reposición de todas las acometidas, así como las conexiones con las calles adyacentes, incluida la valvulería necesaria y las conducciones de saneamiento que, por su antigüedad, se encontraban en mal estado de conservación.

Asimismo, el Ayuntamiento ha indicado que la calle ya está pavimentada y que estos días se procederá a ejecutar remates de obra finales y a la limpieza de la misma, así como a instalar la señalización de tráfico definitiva "aprovechando la decisión del Ayuntamiento de hacer esta vía semipeatonal".

De hecho, para adaptar la calle a la normativa sobre supresión de barreras arquitectónicas, se han suprimido los bordillos de las aceras dejando a un mismo nivel todo el ancho de la calle para facilitar el tránsito de peatones. Para ello, se ha seguido el modelo de pavimentación del casco antiguo, es decir, con adoquines de granito y solería.