JANDA

El Polideportivo de Barbate se clausura tras el desalojo de los últimos inmigrantes acogidos

En las últimas 24 horas han pasado por el pabellón deportivo de la localidad un total de 378 personas

CádizActualizado:

El último grupo de inmigrantes que se encontraba en el pabellón del Polideportivo Municipal de Barbate ha abandonado el lugar en torno a las 15,00 horas, por lo que se ha procedido por parte del Ayuntamiento a la clausura de las instalaciones.

Según informa el Consistorio barbateño en un comunicado, en las últimas 24 horas han pasado por el pabellón deportivo de la localidad un total de 378 personas, que han estado permanentemente atendidas por los voluntarios que han colaborado en todo el protocolo de actuación.

Las labores de traslado comenzaron en la tarde de este pasado jueves, de forma que han sido 178 los inmigrantes que han pernoctado en las instalaciones del Polideportivo Municipal. El último medio centenar ha abandonado pasado el mediodía el lugar hacia Tarifa, custodiados por efectivos de la Guardia Civil.

Por tanto, a estas horas el pabellón ya se encuentra cerrado y en las próximas horas se procederá a las labores de limpieza para que vuelva a su uso habitual.

Al respecto, el alcalde de Barbate, Miguel Molina, ha expresado su agradecimiento a la labor realizada por los colectivos implicados Cruz Roja, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) y Cáritas, a todos los voluntarios que han acudido a las peticiones de ayuda sanitaria e interpretación, al Departamento Municipal de Limpieza y a toda la ciudadanía barbateña «que se ha mostrado dispuesta a colaborar en todo lo que se ha necesitado».

«Se ha demostrado nuevamente que Barbate es un pueblo solidario, que ha estado a la altura de las circunstancias, y eso nos orgullece especialmente», ha indicado el primer edil.

Igualmente, Molina también ha destacado el arduo trabajo de las fuerzas de seguridad como son Guardia Civil, Policía Local, Bomberos y Protección Civil, que han mostrado su lado más humano y han velado incansablemente para mantener el orden en estas últimas horas tan complicadas.