TURISMO

Una cadena hotelera quiere resucitar el hotel de El Palmar

El Ayuntamiento de Vejer ha iniciado contactos con este promotor para que gestione el primer hotel que se construirá en la zona de Malcucaña

MADRIDActualizado:

Tras casi una década de silencio y trámites, el hotel de El Palmar vuelve a estar sobre la mesa. Una cadena hotelera se ha interesado por explotarlo y está en trámites con la promotora propietaria de los terrenos, situados en la zona de Malcucaña, que aún conserva kilómetros de playa virgen. La Feria Internacional de Turismo (Fitur) ha sido escenario de uno de estos encuentros en los que ha participado el alcalde de la localidad, José Ortiz (PP). Según explica el regidor a LA VOZ, «cada año aprovechamos esta muestra para ponernos al día y ver los avances que se han hecho».

Y esta edición traía consigo una magnífica noticia, la existencia de un promotor turístico dispuesto a implicarse para levantarlo, según avanza José Ortiz, que se muestra ilusionado con esa posibilidad. El proyecto se construiría sobre la parcela del grupo inmobiliario GMT, en manos del empresario sevillano Juan Muñoz Tamara, y sería gestionado por esta compañía que el regidor no ha querido desvelar para no interferir con las negociaciones que ya están en marcha. La próxima semana continuarán los contactos para ahondar en el asunto.

No es la primera vez que una cadena muestra interés por este hotel, uno de los varios que hay contemplados en el plan urbanístico de la zona, pero esta propuesta sí parece más sólida que las anteriores. Destaca el alcalde que «el principal problema de este proyecto ha sido siempre la falta de un socio con capacidad financiera para desarrollarlo», pues la empresa de Juan Muñoz ha ido avanzando en el trámite y acelerando los procesos para empezar a construir pero no cuenta con el músculo financiero para llevarlo a cabo en solitario.

Y en este último año se ha dado el empujón definitivo con al redacción de los proyectos urbanísticos necesarios que llegarán en poco más de un mes a la Junta de Andalucía. Entre ellos las conexiones exteriores para las que ya se contemplan varias soluciones. Una de ellas es el acceso al servicio de electricidad que podría llevarse hasta la zona desde la central de transformación de La Muela. Esta subestación cuenta con potencia suficiente para abastecer el entorno de Malcucaña. También está avanzado el abastecimiento de agua y se está en trámites con el Consorcio de la Zona Gaditana para la depuración que podría conllevar la construcción de una estación propia para el lugar. «Con todo lo que hemos avanzado ya, los plazos irían rápido, más aún si se formaliza ese interés de una cadena hotelera», destaca el alcalde.

Próximo al mar

Esta parcela se encuentra a unos 350 metros de la playa y es la de mayor tamaño. El hotel que se ha planteado para este enclave tendría una superficie de unos 40.000 metros cuadrados y sería el primer desarrollo urbanístico de la zona. Justo detrás se encuentra otro terreno que está recalificado para uso hotelero. Lo comercializa Solvia, aunque forma parte de la cartera de activos de la Sociedad de Reestructuración Bancaria (Sareb). Este segundo suelo, que es de menor tamaño y está más próximo a la carretera, aún no ha encontrado un inversor que quiera desarrollarlo, pero «ha despertado un enorme interés», destacan fuentes del grupo inmobiliario.

Además de la crisis, este desarrollo hotelero se ha topado con el rechazo de los grupos verdes que se oponen a que el ladrillo entre en esta zona virgen de la costa gaditana, quizá una de las pocas que quedan. Organizaciones como Ecologistas en Acción se ha movilizado para impedir la construcción con una lluvia de alegaciones a los sucesivos trámites que se han presentado y campañas como ‘Salvar El Palmar’ para evitar su edificación.