Imagen del vapor Gladiator en la playa de Zahara de los Atunes.
Imagen del vapor Gladiator en la playa de Zahara de los Atunes. - Jorge Peralta
PLAYAS DE CÁDIZ

El barco hundido que esconde Zahara de los Atunes

Esta preciosa imagen descubre a vista de pájaro el Gladiator, el vapor británico que naufragó en 1893

CádizActualizado:

Las aguas turquesas de la plaza de Zahara de los Atunes, en la provincia de Cádiz y no en el Caribe mexicano, guardan tesoros asombrosos. El dorado de su arena, la belleza de su fauna más los manjares gastronómicos de esta pequeña población barbateña.

Pero además, esconde los restos de un barco hundido. Para los oriundos y los frecuentes visitantes es bien conocido el vapor. Es el Gladiator, un barco británico, con matrícula de Glasgow, que naufragó a orillas de Zahara en 1893. Hace ya más de un siglo que partía desde Gibraltar cargado de azúcar con destino a Liverpool y se quedó muy pronto por el camino. Al menos, no tuvieron que lamentarse desgracias personales pues se salvaron todos los tripulantes de a bordo.

El reflotamiento de este vapor fue un fracaso y sus restos quedaron por siempre enterrados entre el agua y la arena. Pero nunca totalmente sepultados. Cuando baja la marea, se puede ver su caldera saliendo de las aguas y se atisba su silueta.

Los zahareños ya lo han adoptado como un vecino más y ni se plantearían perderlo de vista, más allá de que la erosión y las inclemencias del tiempo terminen por hacerlo desaparecer. De momento aguanta ahí, 125 años después.

Acercarse a él está prohibido por motivos de seguridad. También por eso cobra más valor esta preciosa instantánea de Jorge Peralta (@caluotesparadise) que descubre la silueta del vapor Gladiator a vista de pájaro. O mejor, a vista de dron. Una imagen de película, un fotograma que se reverenciaría en cualquier lugar del planeta y que está a orillas del pueblo gaditano de Zahara de los Atunes.