PLAYAS

Aqualia defiende la calidad «excelente» del agua de las playas de Zahara y Barbate

La compañía asegura que la depuración de las aguas residuales de Barbate se realiza «adecuadamente»

CádizActualizado:

Aqualia, empresa concesionaria de la gestión del Servicio Municipal de Aguas de Barbate, ha asegurado este jueves que las aguas residuales de la localidad barbateña se depuran «adecuadamente» y que «no afectan» a sus playas.

Así lo ha indicado Aqualia en un comunicado en el que han lamentado «la incongruente posición» de Ecologistas en Acción «que defiende la calidad de la playa de Zahara pero afirma que la depuración de sus aguas no se realiza, por lo tanto, la calidad de sus aguas de baño debería ser deficiente».

Al respecto, la empresa de gestión de aguas ha lamentado «esta desinformación de Ecologistas pues según las analíticas realizadas por la Autoridad Sanitaria de la Junta de Andalucía, la calidad del agua de baño, tanto de Zahara como de laPlaya del Carmen de Barbate, es calificada como excelente».

«Esto lo refrenda el hecho de que ni Aqualia ni el Ayuntamiento de Barbate han recibido ninguna sanción por incumplimiento de los niveles de las analíticas de la calidad del agua», han añadido.

Continuando esa línea, desde Aqualia han apuntado que «Ecologistas en Acción miente cuando dice que las aguas residuales de Zahara de los Atunes y Barbate no se depuran, pues la estación de depuración de aguas residuales (EDAR) funciona adecuadamente y cumple escrupulosamente los niveles de depuración que marcaba la ley existente en España en la época en la que se construyó».

Por último, han aseverado que «a pesar de que el grupo ecologista indica que realiza un riguroso estudio del litoral andaluz, con inspecciones 'in situ' y evaluación del funcionamiento de las EDAR, en Aqualia no hemos recibido ninguna visita en la EDAR para una de estas inspecciones ni solicitud siquiera para ello, y dudamos de que la asociación disponga de los conocimientos y competencia técnica requerida para realizar este tipo de exámenes».