PROVINCIA

Los narcos vuelven a las andadas en el Campo de Gibraltar

En sólo una semana han realizado dos temerarias embestidas contra embarcaciones de Vigilancia Aduanera y Guardia Civil en el Estrecho

CádizActualizado:

La escalada de violencia de los narcotraficantes en el Estrecho de Gibraltar no cesa pese a los intentos de hacer ver que la situación se va normalizando. En sólo una semana, los narcos han protagonizado dos embestidas en el mar contra embarcaciones de Vigilancia Aduanera y la Guardia Civil que se han saldado con cuatro heridos y de cuya violencia dejan buena muestra las patrulleras agredidas.

Así, el pasado día 16, cuatro agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) resultaron heridos cuando trataban de cercar a una narcolancha junto a Punta Europa. Sus tripulantes embistieron con gran violencia, aunque la habilidad del patrón del SVA evitó el impacto al apartar la patrullera. Sin embargo, la brusca maniobra para evitarlo provocó que los agentes sufrieran contusiones y heridas, y causaran baja.

Sólo una semana después, la historia se ha repetido. En la madrugada del pasado viernes, una semirrígida de la Guardia Civil, una narcolancha intervenida que es utilizada para combatir a los narcos en el Estrecho, fue embestida también con una violencia extrema, por los tripulantes de otra cuando eran perseguidos junto al puerto de Algeciras.

La Guardia Civil destaca que los cuatro narcos realizaron una maniobra «temeraria, intencionada y con ánimo homicida» contra los agentes, que afortunadamente no resultaron heridos aunque la patrullera quedó completamente destrozada. La narcolancha pasó literalmente por encima de la patrullera, causándole graves daños en los motores, flotadores y el casco. Los tres agentes resultaron ilesos de milagro.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha destacado también la virulencia del ataque: «Podíamos estar hablando de una desgracia mayor, ya que la semirrígida sufrió la colisión por la popa, perdiendo dos de los tres motores y dejando inutilizado el cuarto, y así como doblando el último asiento de los marineros. De ir un cuarto tripulante podíamos estar lamentando daños personales mayores».

Mucho por hacer

Para este sindicato, esta nueva agresión viene a demostrar que aún queda mucho camino por recorrer para recuperar el principio de autoridad que se ha perdido en el Campo de Gibraltar.

En dicho análisis coinciden el Sindicato Unificado de la Policía (SUP), la coordinadora contra la droga Alternativas y el Sindicato de la Policía Local de La Línea (SPLL). Y es que las triunfalistas palabras del coordinador de la Administración General del Estado (AGE) en el Campo de Gibraltar, José Medina, tras la Mesa Técnica de Seguridad que se reunió en La Línea hace unos días han causado una gran sorpresa entre quienes a diario combaten a los narcos.

El coordinador de la AGE aseguró que la sensación subjetiva de seguridad había regresado a La Línea, la ciudad más azotada por el narcotráfico: «Los linenses han recuperado uno de los derechos más importantes que tiene una persona como ciudadano. Los narcotraficantes han sentido y seguirán sintiendo los refuerzos, la presencia del uniforme. Hemos recuperado la autoridad de nuestros agentes. Y eso es muy importante, no sólo para los propios efectivos sino también para la población, que se siente protegida. Antes un policía o un Guardia Civil no daba sensación de seguridad, ahora sí».

Zona de especial singularidad

AUGC alerta de que no se debe bajar la guardia: «Debemos de seguir reclamando al Ministerio del Interior que se reconozca al Campo de Gibraltar como zona de especial singularidad como protección e incentivos ante el desarraigo que padecemos los integrantes de los Cuerpos de Seguridad del Estado y que esto se haga extensivo al resto de la provincia».

Además, la AUGC reclama que se dote a los guardias civiles de los materiales adecuados para combatir a los narcos, como vehículos con barras antiembestidas, embarcaciones, visores nocturnos, chalecos antibalas y armas no lesivas como las Táser. También insiste en la necesidad de continuar incrementando la plantilla con la actualización «de un catálogo de puestos de trabajo obsoleto».

«No han entendido el concepto»

Desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP), las palabras del coordinador de la AGE en el Campo de Gibraltar han causado cierto estupor: «Los responsables políticos que hacen esas declaraciones no saben ni han entendido el concepto de principio de autoridad. Es amplio y va más allá de mesas, estadísticas, números de toneladas hachís y cocaína intervenidas o detenidos, que dejan titulares en prensa espectaculares pero poco más», señala Carmen Velayos, secretaria provincial del SUP.

Según Velayos, para poder recuperar y «ejercer» el principio de autoridad, los Cuerpos de Seguridad del Estado tienen que tener «recursos humanos suficientes y medios especiales y de autoprotección básicos. Mientras no se tenga lo básico, no avanzaremos en esa recuperación del principio de autoridad».

El SUP recordó que también son necesarios vehículos y medidas judiciales y sociales: «Aún queda mucho por hacer aunque los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad hacen una labor excepcional», añadió Velayos.

Enfrentamientos casi diarios

En lo que a La Línea se refiere, el responsable local del SUP, Javi López, aseguró que el principio de autoridad no está completamente restablecido. «La Policía Nacional trabaja para lograrlo pero aún nos topamos con enfrentamientos e intentos de agresión cada vez que vamos a intervenir un alijo de hachís o tabaco. Sin ir más lejos, el pasado día 15 sufrimos un apedreamiento en Los Junquillos cuando íbamos a detener a unos contrabandistas de tabaco. Lo mismo ocurre con frecuencia en la barriada de San Bernardo, donde tenemos que efectuar disparos disuasorios».

Por ello, el responsable del SUP indicó que las manifestaciones del coordinador de la AGE «no son más que un desesperado intento de ganar rédito político para las elecciones del 2 de diciembre».

«Vamos por el camino adecuado»

El presidente de Alternativas, Francisco Mena, reconoce que la situación de seguridad en el Campo de Gibraltar ha mejorado pero aún queda mucho trabajo por hacer «para acabar con la impunidad. Las últimas embestidas son claros ejemplos. Además, el fenómeno del narcotráfico no se puede delimitar a La Línea, sino a todo el Campo de Gibraltar. Hay que ser prudentes. Vamos por el camino adecuado pero queda mucho por hacer, aunque estamos medianamente satisfechos con los pasos que se han dado».

Alternativas reclama más agentes y vehículos y ve con optimismo el Plan Integral para el Campo de Gibraltar aprobado por el Consejo de Ministros, «que recoge muchas de las medidas que nosotros venimos reivindicando».

Policía Local

Raúl Urbano, del Sindicato de Policía Local de La Línea, no comparte las declaraciones de Medina «por la simple razón de que cuando se mandan al Campo de Gibraltar los refuerzos que ha mandado y los mantienen en el tiempo, es precisamente porque se ha perdido dicho principio de autoridad y aún no ha sido restablecido».

Desde este sindicato se asegura que la gravedad de la situación también se demuestra cuando se analiza que en La Línea, una ciudad de casi 70.000 habitantes, es necesario que patrullen la Policía Local, la Policía Nacional, la Guardia Civil y unidades especiales. «Eso es porque hay impunidad y agentes heridos. Nosotros tenemos a cuatro agentes heridos por esta situación y un fallecido. Será cuestión de mucho tiempo y trabajo, no sólo policial, sino también social y educativo, recuperar dicho principio de autoridad», manifestó.