Pilar Ariza durante el foro de los Consejos Sociales de las Universidades de Andalucía
Pilar Ariza durante el foro de los Consejos Sociales de las Universidades de Andalucía - ABC

Dimite la secretaria general de Universidades de Andalucía «por motivos personales y profesionales»

Es el segundo cargo de la Junta de Andalucía que sale de esta misma Consejería en menos de un mes

SevillaActualizado:

La secretaria general de Universidades, Investigación y Tecnología de la Junta de Andalucía, Pilar Ariza, ha solicitado formalmente este jueves su cese al consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, «por motivos personales y profesionales».

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería, que han concretado que la secretaria general ha solicitado que su cese se acuerde en la próxima reunión del Consejo de Gobierno, que se celebra semanalmente los martes, y que el consejero se pondrá «de inmediato» a buscar a una persona que sustituya a Ariza en su responsabilidad.

Licenciada en Ingeniería Técnica Industrial por la Universidad de Cádiz (1993) y en Ingeniería Industrial por la Universidad de Sevilla (1997), Ariza se acreditó en junio de 2012 al cuerpo de Catedráticos de Universidad, incorporándose al mismo en marzo de 2016, según recoge su currículum publicado en el portal de la Consejería, donde se detalla además que, desde 2005, mantiene una plaza de Visiting Associate in Aerospace en la Division of Engineering and Applied Science en el California Institute of Technology, donde realiza estancias de investigación periódicas.

Las mismas fuentes han desvinculado esta renuncia de la reunión que este pasado miércoles se produjo entre la directora general de Universidades, Inmaculada Ramos, con el Consejo de Estudiantes andaluces, y tras la que este jueves el consejero Velasco ha querido dejar claro que la bonificación de matrículas universitarias para alumnos que aprueben «se va a mantener» no sólo para el próximo curso académico, sino «hasta el final de esta legislatura».

Velasco ha salido así al paso, en una atención a medios en el Parlamento andaluz, a unas declaraciones de la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, quien previamente había alertado de que, en dicha reunión, «la directora general les trasladó a los representantes de los estudiantes de las universidades públicas de Andalucía que, aunque en el Presupuesto aparezca la partida de las bonificaciones en las matrículas universitarias para los chavales que aprueban, este Gobierno (de PP-A y Ciudadanos), no comparte la gratuidad de la universidad pública y, después, habrá una modificación presupuestaria para eliminar esa bonificación gratuita que tienen los estudiantes cuando aprueban».

El consejero de Economía ha indicado que aquella fue una reunión «muy abierta, transparente, participativa por parte de los estudiantes, según me ha transmitido la directora general», de forma que «no hubo nada oscuro ni oculto, nada en que los estudiantes estuvieran en desacuerdo», según ha abundado.

Velasco también ha indicado que la referida bonificación de matrículas «se va a extender a los alumnos de la UNED que residan en Andalucía», así como que «el coste de los créditos va a permanecer constante para el próximo curso 2019-2020».

Segunda salida en la Consejería

Se da la circunstancia de que el cese de Pilar Ariza será el segundo que se produce en el seno de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad en apenas unas semanas, ya que el pasado martes se publicaba en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el decreto 462/2019, de 7 de mayo, por el que se disponía el cese, «a petición propia», de Isabel Álvarez Carmona como directora general de Fondos Europeos.

Al respecto de esta salida, el consejero ha explicado también este jueves en dicha atención a medios en el Parlamento que la citada alto cargo «no estaba ejerciendo sus tareas de manera adecuada», de forma que trabajaba «en temas que no eran prioritarios» ni «urgentes», que no figuraban entre «los que estaban establecidos inmediatamente como tareas a acometer».

El consejero ha indicado que se dio cuenta de que Isabel Álvarez «no podía cambiar su esquema de trabajar, su enfoque», por lo que «lo mejor ha sido que no continuara», según ha apostillado.

Además, ha argumentado que «no conocía a ninguno de los altos cargos» que ha nombrado para su departamento salvo al secretario general de Economía, Manuel Alejandro Hidalgo, porque «me he llevado 30 años viviendo fuera de Sevilla» y ha perdido «muchísimas conexiones profesionales y universitarias».

Al respecto, Velasco ha explicado que estuvo entrevistando a «más de 80 personas en las primeras cinco semanas» como consejero para incorporarlas a su equipo «con el mejor criterio», pero ha apostillado que eso también está «sometido a un margen de error».