El alcalde de Cádiz, José María González «Kichi», en la noche electoral
El alcalde de Cádiz, José María González «Kichi», en la noche electoral - EFE

Open ArmsVox critica a Kichi por ofrecer Cádiz al barco Open Arms: «Preocúpate primero por los tuyos»

El partido de Abascal reprocha al alcalde gaditano que la ciudad tiene un 25 por ciento de paro y «no puede absorber más inmigración»

SevillaActualizado:

El alcalde de Cádiz, José María González «Kichi» (Podemos), ha difundido este martes a través de las redes sociales una carta que ha enviado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la que ofrece la ciudad gaditana para que el barco Open Arms pueda atracar y desembarcar así los inmigrantes que lleva a bordo.

El gesto del regidor gaditano fue recibido con duras críticas del partido Vox, a cuyo dirigente, Santiago Abascal, pone como ejemplo de «insolidaridad». «Preocúpate primero por los tuyos y deja de repartir solidaridad a los llegados de fuera con el dinero de los demás», le responden desde la cuenta oficial de la dirección nacional de Vox en Twitter.

Desde la formación de Abascal replican al alcalde podemita que «Cádiz, con un 25% de paro, donde españoles duermen cada día en calles y albergues, y colapsada por narcos y manteros, no puede absorber más inmigración».

En su escrito, Kichi afirma que «permanecer de brazos cruzados» ante esta situación «acusando a quienes luchan por un mundo mejor de no enfrentarse a decisiones importantes, como si enrolarse a salvar vidas en mitad de las olas fuese una decisión nimia, es situarse junto a los Salvinis, Le Pens y Abascales y a las voces que quieren llenar nuestra fronteras de insolidaridad y alambres que hieren la piel hasta dejarlas jirones».

«Nuestra labor en el municipalismo no acaba cuando termina la localidad, sino que tenemos un papel internacional y global en la búsqueda de una sociedad más justa», afirma González en la carta.

La misiva ha sido enviada también al ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, y a la Dirección General de la Marina Mercante, con el objetivo de que tanto la tripulación como los náufragos puedan desembarcar en Cádiz, ya que son «personas que atraviesan una situación vital límite y que no pueden esperar más».

Kichi acaba el escrito advirtiendo a las «voces racistas de la extrema derecha» que no se puede normalizar, «por culpa de quienes no tomaron partido, que un barco cargado de vidas permanezca olvidado a la deriva en mitad del mar».