Sociedad

Rebelión en Miami Beach contra la fumigación del zika por temor a los efectos del insecticida

Aseguran que el pesticida empleado, naled, es más peligroso que el virus que se quiere combatir

Las autoridades del condado mantienen la medida, pero la retrasan un día por las protestas, aunque

Un inspector del condado de Miami-Dade observa una larva de mosquito en una muestra de agua
Un inspector del condado de Miami-Dade observa una larva de mosquito en una muestra de agua - Afp
MANUEL TRILLO - @manueltrillo Madrid - Actualizado: Guardado en:

Las autoridades del condado de Miami-Dade tenían previsto empezar este jueves a fumigar con insecticida la zona de Miami Beach donde se han detectado contagios de zika, para tratar de acabar con el mosquito transmisor del virus. Sin embargo, las protestas vecinales por el producto que se iba a emplear, naled, han frenado la medida al menos hasta este viernes.

El motivo del rechazo es el temor a que los efectos sobre la salud de este insecticida sean peores a los que causa el propio virus que se trata de combatir. «Tenemos más miedo a esto que al zika», decía una madre de tres niños residente en South Beach, según recogía el diario local Miami Herald. Según esta vecina, prefiere cubrir a sus hijos con prendas de manga larga y empaparlos en repelente antes que recibir sobre sus cabezas el polémico insecticida.

El alcalde del condado, Carlos Giménez, tomó la decisión de aplicar el insecticida por vía aérea tras las recomendaciones de las autoridades federales y del estado de Florida. De hecho, la misma medida se había aplicado en la otra zona del área metropolitana de Miami donde hasta ahora se han descubierto infecciones a través de picadura de mosquito, en el barrio de Wynwood, sin que se hubiese registrado tal nivel de rechazo.

Según Giménez, el Centro de Control de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) tiene previsto levantar este mismo mes la recomendación de que las embarazadas no viajen a Wynwood si no se produce ningún caso nuevo.

El CDC había descartado en un principio este tipo de difusión aérea de insecticida, dada la alta densidad urbana y la concentración de edificios altos en la zona, pero finalmente consideró que era la forma más eficaz de combatir al mosquito de la especie Aedes, al que se atribuye la transmisión del virus del zika.

El naled es un insecticida registrado para su uso en EE.UU. desde 1959 y se aplica con un dispensador de volumen ultrabajo, que emite diminutas gotas de aerosol con pequeñas cantidades del producto y que matan al mosquito con el contacto. La Agencia de Protección Ambiental estadounidense (EPA) asegura que, si se aplica de acuerdo con las instrucciones de su etiqueta, el naled se puede usar en programas de control de mosquitos para la salud pública sin que entrañe riesgos para las personas.

No obstante, advierte de que «aquellos que tienden a ser sensibles a los productos químicos en general, incluyendo los domésticos, podrían experimentar efectos de corta duración como irritación en la piel, los ojos o la nariz». Precisamente, en el caso de Miami Beach se advierte a las personas sensibles a los productos químicos que no salgan a la calle hasta una hora después del rociado del insecticida en la zona.

Algunos científicos y activistas contrarios a los pesticidas alertan, por su parte, de que la exposición a largo plazo al naled, incluso en niveles bajos, puede ocasionar efectos serios en niños y ancianos. Hay estudios que apuntan a efectos neurológicos y de desarrollo en el feto humano, incluso afectando a tamaño del cerebro, precisamente una de las malformaciones que se atribuye al virus del zika.

Este miércoles, personas opuestas a la difusión del insecticida se congregaron a las puertas de la sede del ayuntamiento de Miami Beach, donde se celebró una sesión informativa. Los concentrados portaban pancartas con mensajes como «¿Quién se está beneficiando de la histeria masiva del zika?» o «La "cura" es peor que el zika» y algunos de ellos vestían máscaras de gas y trajes para protegerse de las sustancias tóxicas.

Posteriormente, la irritación vecinal se trasladó al interior de la sede municipal, donde la sesión informativa se celebró en un ambiente de tensión.

Pese a las protestas, Carlos Giménez ha insistido en que el protocolo previsto seguirá adelante, aunque se dará un día más a las autoridades de la ciudad de Miami Beach para que puedan avisar adecuadamente a la población, de modo que se empezará a aplicar desde este viernes hasta el domingo.

Millones de abejas muertas en Carolina del Sur

Unos días antes de las quejas en Miami Beach se conoció que el pasado fin de semana murieron millones de abejas en el condado de Dorchester, en Carolina del Sur, después de que se fumigara la zona con un insecticida que contenía naled para acabar con el mosquito transmisor del zika, lo que desató quejas de los apicultores. La medida se había adoptado después de que se registraran cuatro personas que habían sido contagiadas de zika durante viajes al extranjero.

Los efectos del naled sobre las abejas son conocidos y se recomienda cubrir las colmenas cuando se realizan fumigaciones, al tiempo que se aconseja realizarlas al amanecer o al anochecer, cuando estos insectos salen menos al exterior. Según las autoridades responsables de la medida en Carolina del Sur, se avisó de la medida a casi todos los apicultores que tenía registrados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios