Sociedad

Polémica en Inglaterra por un plan para demorar operaciones de obesos y fumadores

Las autoridades sanitarias frenan a un hospital que quería discriminarlos para mejorar sus cuentas

Un hombre obeso a la espera de una operación de estómago
Un hombre obeso a la espera de una operación de estómago - Madero Cubero
Luis Ventoso Madrid - Actualizado: Guardado en:

Como sucede en toda la Europa del Estado del bienestar, en Inglaterra se ha iniciado un gran debate sobre si el sistema público de salud es sostenible tal y como está concebido, debido al envejecimiento de la población y al catálogo de servicios cada vez más amplio que asume.

El NHS británico, el servicio de sanidad estatal, incurrió el año pasado en un sobregasto equivalente a 2.800 millones de euros. En los tres primeros meses del presente ejercicio ya ha perdido 549 millones más. En este contexto, el hospital público Vale, en North Yorkshire (Noreste de Inglaterra) anunció la semana pasada su intención de demorar las operaciones quirúrgicas no vitales para fumadores y obesos (por ejemplo de cadera o rodilla). Tras una sonada polémica, las autoridades del NHS en Inglaterra han frenado el plan. Sin embargo, se cree que de facto otros hospitales lo están aplicando ya en el Norte de Londres.

Los gestores del Hospital Vale invocaron problemas de financiación, «una severa presión sobre el sistema», y aprobaron unas guías que demoraban un año la operación de personas obesas y seis meses las de los fumadores. Quedaban excluidos de la restricción los pacientes con cáncer y las intervenciones relativas a problemas vitales. A las personas con sobrepeso se les ofrecía la posibilidad de adelantar su paso por el quirófano si acreditaban haber perdido un 10%. Los fumadores también accederían más rápido si dejaban el tabaco durante ocho semanas. Las críticas suscitadas obligaron a intervenir a las autoridades sanitarias, que han parado la iniciativa.

Sin embargo, se da por hecho que hospitales del Norte de Londres y de la comarca de Hertfordshire llevan casi dos años demorando las operaciones a obesos. Por su parte el hospital St. Helens, en el área metropolitana de Liverpool, ha reconocido que estudia suspender todos sus servicios «no esenciales» para ahorrar costes. Una investigación periodística también reveló que la mayoría de los hospitales ingleses niegan en la práctica algunos tratamientos a los fumadores.

Una propuesta «severa»

La llegada a la ancianidad de la amplísima generación de los nacidos en el «baby boom» ha metido una enorme presión económica al sistema. Chris Hopson, que dirige el consorcio de empresas proveedoras del NHS, aplaude la propuesta del Hospital Vale: «Es la única manera de conseguir cuadrar la cuentas y debemos aplaudir su honestidad. El servicio [nacional de salud] está a punto de reventar. Veremos más decisiones de este tipo en el futuro». En el primer trimestre de este año los casos en los servicios de urgencias han crecido un 6%.

El Real Colegio de Cirujanos ha condenado la propuesta del hospital, que califica «la más severa jamás vista en la historia del NHS». Pero su presidenta, Clare Marx, añade también que algo habrá que hacer con la financiación del sistema, cuya sostenibilidad está en duda: «Este verano se ha visto un nivel de presión financiera enorme sobre el NSH y hay que abrir un debate nacional honesto sobre qué es exactamente lo que [la sanidad pública] se puede permitir y cuánto estamos dispuestos a pagar. Es urgente».

El hospital de North Yorkshire consideraba obesos a quienes alcanzasen el nivel 30 de índice de masa corporal, cifra que se obtiene dividiendo el peso por la superficie del cuerpo. Más de 40 se considera obesidad severa. Las personas con sobrepeso sufren más complicaciones en las operaciones, lo que encarece el servicio. Un estudio del Imperial College asegura que en el Reino Unido, con una población de 64,1 millones de habitantes, hay 6,8 millones de hombres y 7,7 de mujeres que son obesos. El problema impera sobre todo entre las personas más pobres, más tendentes a alimentarse con la llamada «comida basura», debido a problemas económicos y también educativos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios