Pfizer abandona la investigación de los medicamentos contra el alzhéimer y el párkinson

Tras el fracaso de los fármacos contra la demencia ha decidido destinar sus esfuerzos a otras enfermedades

MADRIDActualizado:

Uno tras otro, los medicamentos en investigación que buscaban combatir el alzhéimer y el párkinson han ido fracasando. Las esperanzas para hallar una cura se desvanecen y algunas compañías farmacéuticas han decidido tirar la toalla. Una de ellas es el laboratorio estadounidense Pfizer. Tras invertir miles de millones en tratamientos fallidos acaba de anunciar que pone fin a esta línea de investigación y dedicará sus esfuerzos a otras áreas. Su último intento fue un fármaco llamado bapineuzumab.

Con el abandono de la farmacéutica estadounidense no solo se reducen las esperanzas de muchos enfermos, también se eliminan al menos 300 empleos de los programas de desarrollo temprano y neurociencias en Andover y Cambridge, Massachusetts, y Groton, Connecticut, en Estados Unidos.

En los últimos seis años, varios fármacos prometedores han caído en las últimas etapas de los ensayos clínicos, cuando se ponían a prueba con los enfermos. Roche, con gantenerumab, y Eli Lilly, con solanezumab, tampoco han tenido éxito.

Estos medicamentos fueron diseñados para combatir la acumulación de placas de beta amiloide en el cerebro, que hasta la fecha se ha pensado que es la clave de la demencia por alzhéimer.

Tratamientos similares están en el «pipeline» de otros laboratorios y aún no se descarta su éxito. Aunque la falta de resultados de otras medicinas similares hace tener malos augurios.