Sociedad

Ocho frutas de otoño que no te puedes perder

Granada, membrillo, mandarina, caqui, chirimoya, uva, mango y castaña aportan todo el sabor y nutrientes con la caída de la hoja

Granada, una de las frutas de otoño
Granada, una de las frutas de otoño - ABC

Comienza el otoño y con él llegan deliciosas frutas que vienen a poner un punto muy dulce a una estación que para muchos resulta triste. Se acaba el verano, empieza el curso, se caen las hojas y los días, aunque este otoño promete ser cálido, son más fríos y cortos. Nada que no pueda solucionar una buena dosis de dulces antioxidantes.

«De la fruta de temporada hay que destacar la cercanía, que es más barata, con mejor sabor y con vitaminas más conservadas porque no necesitan tanto tiempo de transporte ni se estropean tanto», explica a ABC Ana Márquez Guerrero, dietista-nutricionista, vocal del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía (Codinan) y de la Unión Profesional Sanitaria de Málaga (Uprosama).

Aunque algunas de estas frutas pueden contener más azúcares rápidos que otras «no significa que sean malas o que haya que eliminarlas de nuestra dieta», matiza Márquez. «No vamos a tener ni sobrepeso ni obesidad por culpa de la ingesta de fruta», asegura.

Granada: Es una bomba de antioxidantes, sobre todo de antocianinas, un tipo de flavonoides que le aportan el peculiar color rojizo a su interior. También es rica en potasio. Un estudio reciente desveló su poderoso efecto antienvejecimiento, ya que la flora intestinal utiliza las granadas para producir urolitina A, un compuesto que promueve la regeneración mitocondria y frena el deterioro muscular asociado a la edad.

Mandarina: Es rico en antioxidantes como la vitamina C, la provitamina A y flavonoides, y supera al resto de cítricos en ácido fólico. La Universidad de Ontario Occidental descubrió hace unos años una sustancia en la mandarina, un flavonoide llamado nobiletina, que previene la obesidad y ofrece protección contra la diabetes tipo 2 y la aterosclerosis, ésta última la enfermedad responsable de la mayoría de los ataques al corazón e ictus.

Membrillo: Rico en potasio. Su contenido en taninos le confiere un efecto astringente. Aunque al natural es una fruta con poco azúcar y baja en calorías, suele consumirse en forma de dulce de membrillo, una versión mucho más calórica y de la que no se debe abusar.

Caqui: De sabor muy dulce. Contiene más azúcares rápidos que otras frutas. Destaca la provitamina A o beta-caroteno, que le confiere al fruto su color característico, la vitamina C y el potasio.

Chirimoya: Dulce y jugosa. La chirimoya es rica en potasio, vitamina C yfibra, que mejora el tránsito intestinal.

Mango: Dulce, carnoso y sabroso, si se come en su punto. Muy completo. Es rico en magnesio, potasio, provitamina A y C y aporta fibra.

Uva: Aporta hidratos de carbono, potasio, fitonutrientes del tipo del resveratrol y flavonoides. Es muy energética. Contiene cantidades apreciables de fibra, vitaminas B6 y ácido fólico y potasio.

Castaña: Contiene más hidratos de carbono complejos y menos grasas que otros frutos secos, por lo que la cantidad de calorías es menor, siempre que se consuman frescas. Son saciantes. Ricas en fibra. En cuanto a minerales, destacan en fósforo y, con menor cantidad, en potasio y magnesio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios