Meteorología

El otoño será más cálido y normal en lluvias

Se despide el tercer verano más caluroso desde 1965, solo superado por 2003 y 2015

El otoño será más cálido de lo normal - EFE
A. Acosta - @Araceli_Acosta_ Madrid - Actualizado: Guardado en:

Mañana jueves a las 16.21 hora peninsular española comienza oficialmente el otoño, que será más cálido de lo normal, según avanzaron desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Los modelos climáticos que manejan desde Aemet no dan todavía una señal clara de cómo se comportarán las precipitaciones, un dato importante teniendo en cuenta que el año hidrológico que comienza el próximo 1 de octubre lo hará con un déficit de precipitación acumulada del 3%, según Roser Botey, jefa del área de Climatología de la agencia.

Lo que sí está claro es que el tiempo en los próximos meses estará marcado por temperaturas superiores a los valores normales de la estación, en línea con lo que está sucediendo a nivel global donde el comportamiento de los ocho primeros meses de año, que encadenan un récord tras otro según los datos de la NASA y la NOAA, apuntan a que 2016 podría ser el año más cálido desde que hay registros, superando a 2015 y 2014. No obstante, matiza Botey, en nuestro país las temperaturas registradas en primavera, que fueron más frías de lo normal por una menor insolación, podrían suavizar el carácter final del año en nuestro territorio.

Y esto tras un verano que ha sido el tercero más cálido desde 1965, solo superado por 2003 y 2015. Con una temperatura media para el conjunto de España de 24,2ºC, el trimestre junio, julio y agosto fue «muy cálido», con una anomalía térmica de 1,2ºC por encima de la media 1981-2010, según explicó Ana Casals, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología. Este carácter de muy cálido se lo dio sobre todo julio, con una anomalía térmica de 1,5ºC (el cuarto julio más cálido desde 1961), seguido de agosto, donde la anomalía fue de 1,3ºC (el quinto agosto más cálido desde 1961).

Más suave que el anterior

Y es que julio y agosto estuvieron marcados por varios episodios de temperaturas elevadas, tanto en la Península como en ambos archipiélagos, aunque aún falta el análisis de algunos observatorios para poder aseverar que fueron olas de calor. No obstante, nada tuvieron que ver con la ola de calor de julio de 2015, de gran intensidad y duración que afectó de forma continuada a gran parte de España, sobre todo al interior y sur de la Península. Fueron 26 días consecutivos de ola de calor -lo que hace de ella la más larga de todas, por encima de los 16 días de una registrada en agosto de 2003-, con una anomalía térmica de 3,4ºC y que afectó a un total de 30 provincias.

Las temperaturas más elevadas del trimestre en estaciones principales correspondieron a Sevilla Aeropuerto y Morón de la Frontera, con 42,3ºC medidos el día 19 de julio en ambas estaciones, seguidas de los 42,0ºC observados en Granada Aeropuerto el 3 de julio y en Zaragoza Aeropuerto el 30 de julio. En Canarias, las temperaturas más elevadas entre observatorios principales se registraron el 10 de agosto, fecha en la que se midieron 40,5ºC en Tenerife Sur Aeropuerto. En cuanto a las mínimas, Ceuta (con 27,3ºC el 13 de junio; Ciudad Real (26,9ºC el 20 de julio) y Teruel (20ºC el 21 de julio) batieron récord de temperatura.

Aunque sin duda las temperaturas más altas correspondieron al mes de septiembre, entre los días 5 y 7, cuando en 35 observatorios principales de la Península y Baleares se superó el máximo absoluto de los valores máximos para ese mes, siendo el registro más alto el de Córdoba, con 45,4ºC.

Un verano muy seco

En cuanto a las precipitaciones, el verano ha sido en su conjunto muy seco, con una precipitación media sobre España de 36 litros por metro cuadrado, valor que queda un 51% por debajo del valor medio del trimestre, según el periodo de referencia 1981-2010. Tanto en el mes de junio, como en los meses de julio y agosto las precipitaciones han estado muy por debajo de los valores normales. El mes de agosto fue el más seco de los tres. A pocos días de que termine el año hidrológico, el déficit pluviométrico se sitúa en torno al 3%, algo mejor que a final de septiembre de 2015, cuando ese déficit era del 7-8%.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios