Top

Sociedad

Madres después de los 60

La edad no ha supuesto un obstáculo para algunas mujeres que han decidido tener a sus hijos después de la menopausia

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
Navegue usando los números

Carmen Bousada, la madre más longeva de España

Carmen junto a sus gemelos- ABC
L. DANIELE Madrid - Actualizado: Guardado en:

Las técnicas de reproducción asistida han permitido que las mujeres puedan ser madres incluso después de los 60 años. Es el caso de la médica gallega Lina Álvarez, que a sus 62 años dará a luz a su tercer hijo.

Pese a su avanzada edad Lina no ostenta el récord de longevidad en una gestación. En España, la mujer que dio a luz con más edad fue María del Carmen Bousada de Lara.

Esta gaditana fue madre de gemelos con 67 años el 29 de diciembre de 2006 en el Hospital de Sant Pau de Barcelona. Entonces se convirtió en la madre más longeva del mundo después de someterse a un tratamiento de fertilidad en Estados Unidos.

Fruto de ese tratamiento nacieron los gemelos Pau y Christian, que pesaron 2,100 y 2,300 kilos respectivamente. La mujer murió tres años después, en julio de 2009, como consecuencia de un cáncer que le fue diagnosticado cuando sus hijos apenas tenían tres meses.

Bousada superó en edad a la rumana Adriana Iliescu, que tuvo a su hija Eliza en 2005, 130 días más joven.

Adriana Iliescu, la primera en dar a luz después de los 65

Adriana Iliescu dio a luz una niña con 67 años- ABC
L. DANIELE Madrid - Actualizado: Guardado en:

Adriana Iliescu, una mujer rumana de 67 años dio a luz en enero de 2005 a una niña en la Maternidad Giulesti de Bucarest, convirtiéndose en la primera mujer que consiguió alumbrar a un niño sano después de los 65 años.

La mujer que esperaba mellizas tuvo que ser sometida a una cesárea, después de que una de las niñas muriera, seis semanas antes de la fecha prevista para el parto. La niña alumbrada pesó 1,4 kilos de peso (su hermana pesaba 700 gramos) y fue bautizada por su madre como Eliza María.

Adriana se había sometido a una inseminación artificial, después de haber seguido durante nueve años un tratamiento de fertilización. Dicho tratamiento consiguió incluso revertir los efectos de la menopausia antes de ser inseminada. Los óvulos y el esperma utilizados pertenecían a una pareja joven y sana.

Esta profesora de universidad jubilada había querido ser madre desde siempre, pero nunca lo había conseguido de forma natural.

Krasmina Dimitrova, madre de mellizas a los 62 años

Krasmina Dimitrova tuvo mellizas a los 62 años- ABC
L. DANIELE Madrid - Actualizado: Guardado en:

Krasmina Dimitrova, una psiquiatra búlgara de 62 años tuvo mellizas después de someterse a un tratamiento de fecundación in vitro. Las mellizas Merry y Jacqueline nacieron de forma prematura el 5 de mayo de 2013 pero en perfecto estado.

Aunque la mujer sabía que su vida podía correr peligro, explicó que sus ganas de ser madre eran más fuerte que su instinto de supervivencia.

«La edad no fue un obstáculo para mí. No me gusta pensar demasiado en el futuro sólo quiero que los bebés estén bien», aseguró entonces la madre, según «El Digital».

Patricia Rashbrook, madre de su cuarto hijo a los 62 años

Patricia Rashbrook dio a luz a su cuarto hijo a los 62 años- ABC
L. DANIELE Madrid - Actualizado: Guardado en:

Patricia Rashbrook se convirtió en 2006 en la mujer del Reino Unido que consiguió ser madre con mayor edad. A sus 62 años, esta psiquiatra infantil y madre ya de tres hijos -de 26, 22 y 18 años-, dio a luz a un bebé, conocido sólo como «JJ».

Con un aspecto mucho más joven de los 62 años, Rashbrook dio a luz por cesárea, calificada como todo un éxito por los médicos, después de que los especialistas optasen por esta operación dada su edad.

«JJ» pesó dos kilos y novecientos gramos y su nacimiento fue posible tras el tratamiento al que se sometió Rashbrook con ayuda del experto en fertilidad italiano Severino Antinori.

El embarazo de Rashbrook fue motivo de un gran debate en el Reino Unido sobre si es justo para el recién nacido tener una madre tan mayor. Pero la mujer entonces aseguró que «fue correcto» lo que hizo y admitió no sentirse mayor para tener un bebé.

Según la prensa británica, Rashbrook viajó con su marido a algún lugar de la extinta Unión Soviética para someterse al tratamiento de fecundación, que costó unas 10.000 libras (unos 14.500 euros), informó Efe. «JJ» fue fruto del quinto y último intento de la pareja por concebir.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios