Huracán Irma Diario de un español ante el huracán Irma: «Nos quedaremos en casa a resistir su llegada»

Tasio Suárez relata cómo afrontará con su familia la llegada al sur de Florida del mayor ciclón registrado en el Atlántico

Tasio Suárez, ayudado por dos de sus hijos, retira el mobiliario de la terraza ante la llegada del huracán Irma
Tasio Suárez, ayudado por dos de sus hijos, retira el mobiliario de la terraza ante la llegada del huracán Irma - T. S.

Pese a la inminente llegada del huracán Irma, el mayor registrado en el Atlántico y a evacuación de cientos de miles de personas en el sur de Florida, el español Tasio Suárez y su familia han decidido resistir los embates del ciclón. Suárez, barcelonés de 38 años que trabaja en banca privada en Wells Fargo asesorando a inversores con grandes patrimonios, vive en el sur de Florida desde hace seis años. En la actualidad, habita con su mujer y cuatro hijos en una casa unifamiliar de una planta en Hollywood, localidad del condado de Broward situada unos 30 kilómetros al norte de Miami. Mientras reunía víveres y preparaba su vivienda, cuenta a ABC su experiencia

Pese a la llegada de este potente huracán, y aunque hay amigos que nos animan a evacuar, nosotros hemos decidido quedarnos en nuestra casa de Hollywood (condado de Broward). Incluso bromeo con que resistiremos en «Fort Suárez». No nos marcharemos por tres razones.

«Nuestra casa está a prueba de huracanes de categoría 5 y estamos en una zona lejos de la costa»
En primer lugar, porque nuestra casa está hacia el interior, a unos siete kilómetros de la playa, lo que hace que el huracán se debilite significativamente y que aquí únicamente llegue lluvia, a la que ya estamos acostumbrados, y que haya el riesgo de inundaciones repentinas que existe en la costa.

De hecho, en esta zona no se ha ordenado la evacuación, como en otras. Segundo, vivimos en una casa nueva, construida para resistir huracanes de categoría 5, con cemento duro tanto en las paredes como en el techo. Y tercero, con el bebé de un mes y los otros tres niños que tenemos, no nos resultaría fácil empezar a dar vueltas por Florida y Georgia…

La familia ha hecho acopio de agua para los próximos días
La familia ha hecho acopio de agua para los próximos días

En el peor de los casos, si tuviésemos que evacuar, aquí en la ciudad de Hollywood hay varios refugios a los que podríamos ir. Pero, como digo, estar varios kilómetros al interior y con la casa a prueba de huracanes nos da tranquilidad.

De todas formas, por supuesto he tenido que tomar medidas para afrontar estos días, y llevo unos días que no he parado, yendo a comprar decenas de garrafas de agua, generadores por si nos quedamos sin luz y otros productos de primera necesidad.

«No hay pánico»

Tampoco en nuestro entorno vemos que haya pánico. La gente está actuando con responsabilidad y respeto hacia el huracán, pero no se ve un pánico degenerado, que lleve a saquear tiendas ni nada parecido, como sucedió hace poco en Houston con el huracán Harvey.

No obstante, cuando fui al hipermercado a comprar lo necesario para afrontar los próximos días, la Policía estaba literalmente vigilando las reservas de agua embotellada para que nadie se llevara más de la cuenta o la robara.

Ahora acabo de volver de un supermercado y estaba también llenísimo de gente. Había poca agua, aunque había, y de nuevo estaba controlada por la Policía.

Gasolineras vacías

En cuanto a las gasolineras, aquí se encuentran casi todas vacías, no sé si más al norte habrá más combustible.

Los vecinos aquí también se están quedando, como nosotros. Yo diría que el 80 o el 90% de las familias en mi zona han decidido quedarse, porque tienen igualmente casas reforzadas a prueba de huracanes y, como digo, estamos siete kilómetros al interior, no en la costa, donde sería mucho más peligroso permanecer ante la llegada del huracán.

Toda la actualidad en portada

comentarios