Sociedad

Fotocatálisis, la tecnología para descontaminar ciudades, en plena Gran Vía

Se trata de un proceso químico que neutraliza componentes contaminantes, como los óxidos de nitrógeno

Vídeo: Fotocatálisis, la tecnología de la descontaminación - Redacción y edición: ELENA VILLEGAS

Edificios y ciudades que se descontaminan y se limpian solos. Esa es la magia de un proceso químico, la fotocatálisis, que neutraliza compuestos tóxicos como los óxidos de nitrógeno. También elimina malos olores y bacterias.

Conseguirlo es tan sencillo como pintar una fachada, un pavimento o incluso, el interior de los edificios. En la Gran Vía madrileña ya hay dos inmuebles revestidos con pintura fotocatalítica, gracias a lo cual su exterior permanece limpio más años.

La AIF (Asociación Ibérica de Fotocatálisis) califica este proceso como «la fotosíntesis de las superficies urbanas». La reacción química se consigue a través de un catalizador, el dióxido de titanio, que transforma el óxido de nitrógeno en nitritos y nitratos sólidos (no contaminantes). Es necesaria también la interacción del agua –para que elimine las partículas que quedan tras la fotocatálisis- y de la luz ultravioleta -para activar el catalizador-.

«La fotocatálisis es la fotosíntesis de las superficies urbanas»

La fotocatálisis existe desde los años 70 y está muy desarrollada en otros países, como en Japón, donde hay una universidad fotocatalítica encargada de estudiar este proceso. Si ya está al alcance de la sociedad una tecnología capaz de descontaminar, ¿cómo es que no está más extendida? David Almazán, presidente de la AIF, explica a ABC que su asociación lleva años colaborando con muchos ayuntamientos y que, en concreto, el de Barcelona ha puesto como condición que se tenga en consideración el uso de productos fotocatalíticos para «reducir contaminación y para generar el proceso autolimpiante».

No solo las administraciones o las grandes empresas pueden adquirir productos fotocatalíticos; también comunidades de vecinos e incluso, particulares pueden hacerlo. La pintura fotocatalítica, por ejemplo, se vende en grandes almacenes y puede ser muy útil para que el interior de las casas permanezca limpio más tiempo y elimine partículas contaminantes que están más presentes de lo que cabría imaginar (en el aire acondicionado, en la cocina, etc.). Sin embargo, David Almazán recomienda que el consumidor se ponga en contacto con la AIF antes de adquirir alguno de estos productos, puesto que no son eficaces en cualquier superficie –ésta debe estar expuesta a la luz ultravioleta-.

En cualquier caso, ante el problema de la contaminación, la fotocatálisis es una gran ayuda que ya está al alcance de ciudadanos, empresas y administraciones públicas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios