Sociedad

Estas son las propuestas (posibles) de los sindicatos al ministro de Educación para alcanzar un pacto educativo

Entre las medidas apuntadas figuran crear una comisión de Educación en el Congreso, suprimir los Reales Decretos de recorte del gasto educativo, mantener la reválida de Bachillerato lo más parecido a la Selectividad o mejorar la FP Básica

El ministro de Educación en una de las reuniones mantenidas con la comunidad educativa
El ministro de Educación en una de las reuniones mantenidas con la comunidad educativa - EFE

El ministro de Educación mantuvo ayer lunes una intensa jornada de reuniones con los principales sindicatos del sector. Íñigo Méndez de Vigo aguantó ayer una maratoniana ronda de encuentros durante toda la mañana y buena parte de la tarde con los responsables de Educación de UGT, CC.OO., ANPE y CSI-F para intentar sentar las bases de un Pacto Nacional que saque a la enseñanza del campo de batalla político.

Como es de imaginar, la lista de propuestas que recibió el ministro fue tan amplia como variada. Algunas de ellas, como la derogación de la Lomce o la paralización del calendario de implantación de la ley son en la práctica imposibles de llevar a término por un Gobierno en funciones o incluso por uno que no cuente con una mayoría absoluta en el Congreso. Pero otras de las propuestas sí podrían ponerse en marcha y, de hecho, el ministro ha mostrado su disposición a estudiarlas en profundidad. Entre ellas figuran la creación de una comisión de Educación en el Parlamento que inicie los trabajos para alcanzar el Pacto educativo, la retirada de los Reales Decretos de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, que regulan, entre otras, cuestiones como las tasas de reposición de los profesores, su horario lectivo, las sustituciones o la contratación de interinos.

Comisión de Educación en el Congreso

Esta propuesta ya figura incluso en el Pacto alcanzado por Ciudadanos y el PP. Hoy, sindicatos como UGT o CSI-F le han pedido que se dé ese paso. La responsable de enseñanza de la Federación de Empleados Públicos de UGT, Maribel Loranca, aseguró a su salida del encuentro que «el Gobierno está en funciones pero el parlamento no», con lo que si de verdad quieren llegar a un acuerdo, «bien pueden empezar por ahí». El presidente nacional de Educación de CSI-F, Mario Gutiérrez, por su parte, le ha trasladado al ministro la posibilidad de que al menos PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos formen ya esa comisión para ir avanzando. «Que los trabajos para conseguir el pacto por la Educación partan de la mesa sectorial o del Ministerio es lo de menos, lo importante es que se inicien. Pronto habremos consumido dos cursos sin que se haya avanzado nada. Y así no se puede seguir», asegura Mario Gutiérrez a ABC.

Supresión de los recortes en Educación

Este es uno de los puntos en el que más coinciden los sindicatos. La retirada de los Reales Decretos de racionalización del gasto público en el sistema educativo permitiría un desbloqueo de cuestiones importantes para docentes y centros educativos. «El ministro nos ha dicho que ya se han revertido algunos como la tasa de reposición de los profesores, pero quedan otros que son igual de importantes. Si se derogasen se podría volver a la jornada de 18 horas lectivas. La actual de 20 horas mínimas está causando muchos problemas de organización a los directores de los centros con los apoyos, los desdobles y las guardias de los profesores, que no olvidemos, están al cuidado de menores de edad», señala Mario Gutiérrez.

Otro de los aspectos que regulan los Reales Decretos es el de la sustitución de los docentes. «No se entiende que haya que esperar 10 días lectivos para sustituir a un profesor que se sabe positivamente que no se va a reincorporar antes», lamenta el presidente de Educación de CSI-F.

Acabar con los recortes también podría solucionar el problema de las altas tasas de interinidad que soporta el profesorado. «En torno al 20%», recuerda el presidente de ANPE, Nicolás Fernández Guisado.

Reválida de Bachillerato igual a la Selectividad

El Bachillerato no es una etapa que pertenezca a la Educación Obligatoria y, por tanto, el carácter académico de la reválida de Segundo (que debe aprobarse para obtener el título) no suscita tanto enfrentamiento con el Ministerio. Hay sindicatos como ANPE y CSI-F a los que les preocupa más la desaparición de la Prueba de Acceso a la Universidad. Y así se lo han manifestado hoy al ministro. «Nos gustaría que la reválida de segundo de Bachillerato fuese lo más parecida posible a la actual selectividad para evitar el peregrinaje de alumnos haciendo pruebas en las distintas universidades», advertía a este diario Fernández Guisado. «Si cada universidad comienza a realizar sus propias pruebas de acceso, como permite la Lomce, se puede producir un agravio comparativo entre alumnos de distintas comunidades», advierte Mario Gutiérrez.

Más impulso a la FP Básica

Otro punto en el que se puede llegar a un objetivo común es el de la FP Básica, una de las novedades de la Lomce, que permite a los alumnos pasar desde tercero de la ESO a los ciclos formativos. La preocupación de sindicatos como ANPE es que la FP Básica está teniendo escasa incidencia. «Este curso solo hay 50.000 alumnos, y son muy pocos», lamenta Fernández Guisado. Una de las explicaciones que da a esta situación el presidente de ANPE es que «es poco atractiva». Según Fernández Guisado, hay que darle «más opciones a los estudiantes de FP Básica para que acaben consiguiendo el título de graduado en ESO, no solo ofrecerles la adquisición de competencias profesionales». Además, desde ANPE reclaman que se amplíe la oferta de ciclos formativos. «Hay en algunos sectores, como el de hostelería, donde hay mucha más demanda que oferta. Si los chavales no pueden cursar esa rama, lo dejan. Y el objetivo de la FP Básica debe ser mantenerlos dentro del sistema educativo para que puedan reengancharse a las enseñanzas académicas», concluye Fernández Guisado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios