Educación Los precios públicos de la universidad española están entre los más caros de la UE

El informe de los rectores sobre nuestro sistema universitario también pone el acento en la desigualdad que genera la acusada diferencia de las tasas según la comunidad en la que se estudie

Alumnos de Magisterio del campus de Toledo en la ceremonia de su graduación
Alumnos de Magisterio del campus de Toledo en la ceremonia de su graduación - ABC

Los precios públicos universitarios en España están entre los cuatro más altos de la UE. Solo en Reino Unido, Irlanda y Holanda la Universidad es más cara. Este es uno de los datos que destaca el informe «La Universidad Española en Cifras 2014/2015» editado por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) y elaborado por Juan Hernández Armenteros (Universidad de Jaén) y José Antonio Pérez (Universitat Politècnica de València).

Diferencias autonómicas

En esta rigurosa fotografía de la situación de nuestro sistema universitario en el curso 2014-2015, con más de 300.000 datos analizados, también se aprecia que nuestra universidad tiene un grave problema de desigualdad regional debido a las acusadas diferencias en los precios públicos según las Comunidades Autónomas. En general, todas ellas han incrementado las tasas desde 2008, pero en proporciones muy diferentes. Mientras que Galicia solo lo ha hecho en un 5,1%, Cataluña los ha aumentado en un 158%.

Baja proporción de alumnos becados

Este aumento de las tasas no ha venido acompañado de un aumento equiparable de las becas y ayudas al estudio. Es cierto que hay más becarios pero con una dotación media inferior. En el curso 2014/2015, según los datos de la Comisión Europea, un 27% de los alumnos de grado recibió ayudas al estudio en las universidades públicas presenciales, dato que nos coloca por debajo de los países escandinavos (entre el 100% y el 58%, dependiendo del país), de Holanda (76%), Irlanda (47%) y Francia (35%). Pero por encima de Alemania (25%), Bélgica (20%) o Austria (15%).

En cuanto a la financiación media por becario por parte del Ministerio de Educación (2.637 euros en el curso 2014-2015), se vuelve a niveles del curso académico 2006/2007, muy lejos de los 3.256 euros del curso 2012/2013.

Caída de la financiación

La crisis no solo ha impactado en los alumnos, las universidades también han sufrido en estos últimos años. La subida de las tasas (419 millones de euros desde 2010 hasta 2014) no ha compensado ni de lejos la caída de los presupuestos autonómicos (1.213 millones de euros menos desde 2010 a 2014). Esta merma de la financiación estructural ha sido notable en algunas Comunidades. Castilla-La Mancha (-47,72%) y Cataluña (-32,66%) son las que más han recortado la financiación a sus universidades, mientras que Asturias (-0,62%) y País Vasco (-3,86%) son las que menos lo han hecho. La única que en ese periodo 2010-2014 la ha aumentado ha sido la de La Rioja (0,94%).

s
Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios