Sociedad

El Congreso aprueba por unanimidad castigar con cárcel el abandono de un ciclista fallecido

La Cámara da luz verde a una Proposición de Ley del PP para modificar el Código Penal

Los conductores serán sancionados con penas de cárcel si omiten el deber de socorro
Los conductores serán sancionados con penas de cárcel si omiten el deber de socorro - ABC

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado por 337 votos a favor y 3 abstenciones la tramitación de la Proposición de Ley del Grupo Popular para endurecer las sanciones a los conductores que atropellen a ciclistas, introduciendo una pena de hasta cuatro años de prisión por abandono de un fallecido. Este endurecimiento se realizará a través de la reforma de tres artículos del Código Penal.

En el debate que ha tenido lugar esta tarde en la Cámara Baja, el portavoz del PP, Pablo Matos, ha mostrado su disposición «al diálogo y al consenso» para aceptar «aportaciones» de otros grupos que «complementen» el texto que los populares han presentado al Congreso.

El PSOE, que votó a favor de la toma en consideración de esta PL, aseguró que va a trabajar para «buscar un consenso social» y criticó la «equivocada anterior reforma» del Código Penal.

Ciudadanos agradeció al PP que haya enviado esta Proposición de Ley con «rapidez», según señaló Irene Rivas. Sin embargo, criticó que se haya realizado solo para «calmar la alarma social» y adelantó que habrá que «trabajar duramente» para «mejorarla».

«Insuficiente»

Tanto ERC como En Comun-En Marea han criticado que el proyecto popular haga hincapié en las «sanciones» y han calificado de «insuficiente» la reforma. En este sentido, han apostado por la prevención.

Uno de los aspectos más novedosos de esta iniciativa de los populares se refiere a la omisión del deber de socorro a una persona implicada en un accidente. Así, si se abandona a una persona que hubiera sufrido lesiones constitutivas de delito, la pena será de tres a seis meses de prisión o una multa de seis meses a cuatro años. «Si esta actitud de abandono afecta a una persona que falleciere a consecuencia del accidente, la pena será de seis meses a cuatro años de prisión», subraya la proposición.

Los populares quieren ampliar de los actuales cuatro años hasta los nueve, las penas de cárcel en caso de improcedencia grave frente a los atropellos de ciclistas.

Imprudencia grave

La intención de la PL es unificar la valoración de imprudencia grave en un accidente de tráfico, porque, ahora, es el juez de forma individual quien decide si la imprudencia es grave, menos grave o leve, de acuerdo con las circunstancias concurrentes en el hecho.

Con el nuevo texto registrado, cualquier conducción que atente contra la integridad de las personas, cometiendo un delito contra la seguridad vial por exceso de velocidad o cuando se hace bajo la influencia dedrogas o del alcohol, «siempre» será imprudencia grave y «no cabrá margen de interpretación«.

Por otra parte, abre la posibilidad de permitir al juez que pueda elevar la pena por encima del máximo actual en los casos de imprudencias graves con resultado de varias víctimas, de forma que en el supuesto de un conductor que como resultado de un atropello a un grupo de peatones o ciclistas cause varios muertos, pueda imponérsele una pena de hasta nueve años de prisión, frente a la legislación actual que establece una condena máxima de cuatro años de cárcel.

Maldad intrínseca

La iniciativa del Grupo Popular elimina la regla por la que con el Código Penal actual, cuando un conductor comete un delito contra la seguridad vial que además produce resultados lesivos o muerte, sólo es castigado por la infracción más grave. Con la reforma, se posibilitaría que todas las infracciones del conductor previas al accidente se puedan sancionar de forma independiente, permitiendo una mayor pena si concurren las circunstancias para hacerlo.

Toda la actualidad en portada

comentarios