Sociedad

El Ayuntamiento de San Martín de la Vega ignoró la petición de la Policía para controlar los botellones

El edil de Seguridad creyó que «no era necesario» un operativo especial para cubrir los lugares de mayor consumo de alcohol

Uno de los descampados de San Martín de la Vega, donde los adolescentes suelen ir a beber
Uno de los descampados de San Martín de la Vega, donde los adolescentes suelen ir a beber - OSCAR DEL POZO
Érika Montañés / Madrid - Actualizado: Guardado en:

El Ayuntamiento madrileño de San Martín de la Vega ignoró la reclamación de la Policía Local para que se montase un operativo especial de seguridad en aras de controlar mejor los botellones que se organizaban en el municipio, de no más de 20.000 habitantes, así como las entradas y salidas de los locales de ocio de la juventud. Este servicio pretendía repartir agentes de seguridad «por horas», «los viernes, sábados y vísperas de festivo, al estilo del que opera en la capital», y cubrir así los incidentes relacionados con la ingesta de alcohol en el pueblo.

Murió una niña

El edil de Seguridad, el también secretario de Juventudes Socialistas, Sergio Neira, omitió esta petición. La respuesta que dio al sargento de la Policía que lo sugirió fue que «no era necesario». El municipio se halla sumido en el duelo tras la pérdida de una niña de 12 años, Laura F., que murió el 1 de noviembre tras beber una botella entera de ron en un descampado del municipio, acompañada por varios amigos cuando festejaban Halloween.

Según ha podido saber este periódico, el mismo exjefe de la Policía Local, al que el Ayuntamiento encargó hace un año la seguridad en el pueblo, dimitió ante la negativa del concejal Neira y otros desplantes. «No necesitaban un especialista. A este sargento lo trajeron como cargo de confianza, pero una vez cumplido el año del traslado, ha regresado a su puesto. El día de la muerte de la niña ya no estaba empleado en San Martín y el pasado día 4 solo volvió para entregar el arma y despedirse, con gran pena por lo ocurrido, porque es un gran profesional», dicen fuentes policiales a ABC.

A la desgracia por la muerte de la pequeña se une un tremendo remolino político. En la búsqueda de responsabilidades, la familia está decidida a denunciar al Ayuntamiento por incumplimiento de la ley 5/2012, conocida coloquialmente como ley antibotellón, tal y como adelantó ABC.

Dos veces en el centro de salud por beber

Mientras, la oposición en la corporación municipal, liderada por el PP, reclama un protocolo que vele por la detección de las drogodependencias en San Martín de la Vega y solicita que se celebre una junta de portavoces para la que el PSOE, que gobierna con mayoría absoluta, aún no ha dado respuesta.

Por su parte, el alcalde, Rafael Martínez, no quiso pronunciarse sobre la polémica, a la espera de lo que determine la investigación en curso de la Guardia Civil, que se encuentra interrogando a los participantes en el encuentro alcohólico, así como indagando qué falló en el caso de Laura, toda vez que ya constaban dos partes policiales por el traslado de la joven al centro de salud con síntomas de haber abusado de alcohol a sus 12 años. «No consta que se diese parte a la Fiscalía de Menores en ninguna de las dos ocasiones», contrastan las mismas fuentes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios