Sociedad

«Se les da agua y azúcar a los enfermos y se les cobra por ello»

La Organización Médico Colegial debatirá cómo limitar la homeopatía en España

N. R. C - Actualizado: Guardado en:

La medida que hatomado Estados Unidos para disuadir a su población del consumo de productos homeopáticos se ve con envidia desde la Organización Médico Colegial, la institución que agrupa a todos los colegios médicos de España. «Se debería hacer aquí y , quizá ir más lejos. Yo, si pudiera, lo prohibiría aunque es mejor convencer», dice su presidente Juan José Rodríguez Sendín. Al presidente de los médicos le duele que haya facultativos prescribiendo estas terapias –«que en más de doscientos años de vida no han conseguido probar su eficacia»– y farmacéuticos lucrándose con su venta. En su opinión, la libertad de prescripción médica «no justifica a los profesionales que deciden recetarla».

El próximo fin de semana la OMC organizará unas jornadas con sus colegiados para ver qué medidas se pueden adoptar para limitarla. Desde esta institución siempre se han tachado de poco éticas las prácticas homeopáticas por prometer a los enfermos la curación con procedimientos engañosos. «Se abusa de los enfermos. Se les da agua y azúcar y se les cobra por ello. Si a alguien le funciona, sin duda, es por el efecto placebo, que es muy poderoso», insiste el presidente de la OMC.

En España muchos de los productos homeopáticos viven en un limbo legal. Hace dos décadas se puso un parche para que más de 19.000 productos pudieran venderse en farmacias. La ex ministra de Sanidad Ana Mato intentó regularizar la homeopatía con una orden ministerial por la que se quería obligar a estos productos que demostraran su calidad, seguridad y eficacia, como hacen los medicamentos.

Lo harían teniendo en cuenta su naturaleza homeopática, es decir, que se someterían a ensayos clínicos menos exigentes que los que están obligados a pasar los fármacos convencionales. Los que demostraran después de este examen su eficacia y seguridad para el tratamiento de determinados trastornos podrían registrarse como un medicamento homeopático con indicación terapéutica. Es decir podrían venderse indicando que son útiles en el tratamiento de la gripe, el dolor de espalda o las náuseas. Los que solo pudieran demostrar su seguridad y calidad no podrían venderse para el tratamiento de un problema de salud específico. La iniciativa no prosperó.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios