Climatología

2017 se confirma como el año más cálido registrado nunca en España

A nivel global, los datos apuntan a que será el segundo más caliente

MadridActualizado:

España acaba de cerrar el año más cálido desde que hay registros. Con una temperatura media de 16,2 grados centígrados, supera a los que hasta ahora eran los años más calientes en nuestro país, 2011 y 2015, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Este valor está 1.1ºC por encima de la media para el periodo de referencia 1981-2010, siendo por tanto el año más cálido desde el comienzo de la serie en 1965, y 0,2ºC por encima del valor de 2011 y 2015. Lo cierto es que de los diez años más cálidos en España siete han ocurrido en el siglo XXI y cinco de ellos pertenecen a la actual decena que comenzó en 2011.

El frío de la primera semana de diciembre, cuando la temperatura media estuvo para el conjunto del territorio más de tres grados por debajo del valor normal, hizo que hasta los últimos días del mes no se pudiera saber con seguridad si 2017 podría convertirse en el año más cálido, aunque el comportamiento de los once primeros meses del año ya aseguraba que iba a situarse entre los tres más cálidos.

Y es que en 2017 todos los meses del año han estado por encima de la media, a excepción de enero, cuya anomalía térmica fue negativa (medio grado menos que la media); de septiembre y noviembre, donde la temperatura se situó justo en la media, y finalmente de diciembre, con una temperatura media 0,4ºC por debajo de la media de este mes. El mes con una anomalía térmica positiva más acusada fue junio, con una temperatura de 3ºC por encima de los valores normales; seguido de octubre, que registró una anomalía de 2,6ºC y mayo, con 2,4ºC.

En cuanto a las estaciones, la primavera tuvo un carácter extremadamente cálido, con una temperatura media 1,7 ºC por encima de la media de esta estación. Se trató de la primavera más cálida desde 1965, superando en 0,1 ºC el anterior valor más alto de la serie, que correspondía a la primavera de 2011. El verano, por su parte, fue muy cálido, con una temperatura media 1,6ºC por encima de la media de esta estación. Se trató del segundo verano más cálido desde 1965, por detrás tan solo del verano de 2003. Y el otoño también fue muy cálido, con una temperatura media 0,8 ºC por encima de la media de esta estación.

Sequía

Las anomalías térmicas de la temperatura media anual fueron superiores a 0,5ºC en gran parte de España y en ningún punto se registraron anomalías negativas. En zonas del Pirineo central, extremo oeste de Castilla y León, y en diversas áreas de la comunidad de Madrid, Extremadura, centro de Andalucía y sur de Galicia, las anomalías han estado cercanas a 2ºC. En más de treinta estaciones principales la temperatura media anual de 2017 superó al anterior valor más alto de sus series. Así mismo, en más de cuarenta estaciones principales la media anual de las temperaturas máximas ha resultado la más alta de la serie, mientras que en cuatro de ellas la media anual de las temperaturas mínimas fue la más alta de su serie.

En cuanto a las precipitaciones, aunque las precipitaciones de las últimas semanas han aliviado en algo la situación de sequía y el estado de los sistemas de embalse, el año 2017 ha sido muy seco en el conjunto de España. La precipitación media en España se sitúa en torno a 474 litros por metro cuadrado, valor que queda un 27% por debajo del valor medio anual según el periodo de referencia 1981-2010.

Este déficit se debe principalmente a la escasez de precipitaciones en el trimestre de otoño y de primavera. Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología, el año 2017 ha resultado el segundo año más seco desde 1965, por detrás del año 2005 en que la precipitación fue de 468 litros por metro cuadrado.

El segundo a nivel global, sin El Niño

Se cierra así un año en el que todo indica que la temperatura media a nivel global estará al menos entre las tres más altas registradas, y eso en un año en el que el clima no ha estado influenciado por el fenómeno de El Niño.

La NASA aún no se ha pronunciado al respecto, pero los científicos del programa Copernicus, dependiente del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a medio plazo (ECMWF, en inglés), ya han apuntado que la temperatura media del aire de la superficie terrestre el año pasado fue de 14,7 grados centígrados, 0,1 grados menos que en 2016 -el año más cálido registrado a nivel global- pero por encima de la media registrada en 2015, hasta ahora el segundo año más cálido.