Imagen satélite del huracán Patricia sobre la costa del Pacífico de México
Imagen satélite del huracán Patricia sobre la costa del Pacífico de México - efe
meteorología

El mayor ciclón de la historia de México se desintegra al chocar contra la Sierra Madre

Actualizado:

El pasado miércoles, nacía frente a las costas mexicanas, Patricia. Comenzó siendo una pequeña depresión tropical, pero debido a unas propicias condiciones atmosféricas para su desarrollo, y sobre todo, a los 31ºC a los que se encuentra el agua del mar en esta zona del Océano Pacífico, Patricia ganó fuerza rápidamente y el jueves ya adquiría la categoría de Huracán. Tan rápida fue su intensificación, que apenas 24 horas después alcanzaba la categoría 5 en la escala de huracanes Saffir-Simpson, teniendo en su centro una presión mínima de 879 hpa, siendo esta una de las más bajas de toda la historia y tan solo superada por el Huracán Tip que llegó a alcanzar una presión mínima de 870mb en 1979. Además, los vientos estimados de Patricia también son dignos de récord, y el avión de reconocimiento estimó rachas de viento cercanas a los 400km/h en la tarde del viernes.

Con todos estos condicionantes parecía claro que México se enfrentaba a uno de los huracanes más mortíferos de toda la historia. Sin embargo, Patricia ha sido finalmente un huracán de dimensiones bastante reducidas y según el National Hurricane Center, los vientos huracanados de Patricia tan solo se extendían a 55km de su centro. En la tarde del viernes hora local Mexicana, Patricia tocaba tierra cerca de la localidad de Manzanillo, con unos vientos de 265km/h, propios de un huracán de categoría 4, ya que Patricia se debilitó ligeramente antes de tocar tierra.

El combustible de los huracanes

Los huracanes se alimentan de la evaporación que produce el océano, pero al tocar tierra pierden su «combustible» (agua oceánica a alta temperatura) y se debilitan rápidamente. Además, en el caso de Patricia, este debilitamiento está siendo mucho más rápido de lo habitual, ya que a escasos kilómetros de las costas del Pacífico se encuentra la Sierra Madre del Sur, que es un sistema montañoso con una altitud media de 2.000 m. y con picos que llegan hasta los 3.710 metros.

Este tipo de accidentes geográficos aceleran la desorganización de los sistemas tropicales, y a estas horas Patricia ya es solo una tormenta tropical con vientos sostenidos de 80km/h. No obstante, aunque el peligro más fuerte ya haya pasado, Patricia aún puede dejar importantes lluvias e inundaciones en las próximas horas.